IMG_1250

Defendía Chocolates Trapa Palencia su liderato en la siempre difícil pista de Barris Nord y ante una de las revelaciones de la liga. El partido comenzó con un ritmo muy dinámico, un partido atractivo para el espectador en el que las defensas no destacaban por su eficacia. A falta de 3 minutos para finalizar el primer cuarto, el equipo de Jorge Serna comenzaba a ajustar su defensa e impedia la fluidez en el juego palentino. A falta de 2 minutos para fnalizar el parcial los locales se ponían 6 puntos arriba (22-16), pequeña brecha que intentaba cortar Alejandro Martínez con un tiempo muerto. Nada salió como preveía el entrenador palentino puesto que los siguientes minutos fueron aprovechados por los locales para abrir una brecha en el marcador (30-18), maquillada por un triple de Hermanson (30-21).

IMG_1216

 

Los siguientes 10 minutos transcurrieron con el mismo guion que los anteriores. Los jugadores de Força Lleida mantenían un alto grado de acierto en ataque, mientras que exhibían una enorme fortaleza física en sus acciones defensivas. Los palentinos intentaban acercarse en el marcador, pero cualquier mínima reacción era respondida por Força Lleida que se iba al descanso con 11 puntos de ventaja (54-43).
El paso por vestuarios no ayudo a Chocolates Trapa Palencia, puesto que, durante los primeros minutos, no lograba recortar diferencias con un Força Lleida en estado de gracia anotadora, que respondía a todas las canastas palentinas y que además no notaba ninguna diferencia en sus rotaciones, puesto que todos sus jugadores tenían clara su aportación ofensiva y sus labores defensivas donde el esfuerzo no se negociaba.

Cinco puntos consecutivos de Feliu abrían una brecha (66-49), que culminaría Obi Kyei (70-51) a falta de 3:39, dando la sensación de finiquitar el partido. No bajó los brazos Chocolates Trapa Palencia, y con la entrada de Zubizarreta subió la intensidad defensiva palentina para recortar 9 puntos al finalizar el cuarto (74-64).

IMG_1349

La primera canasta de los últimos diez minutos fue un triple de Djuran (77-64) pero la defensa palentina comenzaba a funcionar, pero una vez que habían logrado cortocircuitar el ataque local, lo que le fallaba al equipo de Alejandro Martínez era el aspecto ofensivo y fallaba varias ocasiones para ponerse a una distancia inferior a los 10 puntos. Estas malas decisiones ofensivas permitieron a Força Lleida sobreponerse a su mala racha ofensiva (6 puntos en 6 minutos) para llegar a un plácido final de partido rondando siempre la decena de puntos de ventaja, hasta el resultado final (90-80).