Las dinámicas en el deporte y en especial en el baloncesto son situaciones muy difíciles de cambiar y condicionan totalmente la fuerza mental de los equipos. Algo así sucede con un Destino Palencia, que exceptuando la derrota contra CB Almansa, ha sido capaz de dar la cara en todos los partidos durante 30 minutos, pero en los 10 últimos tira por la borda todo lo logrado anteriormente. Ayer en Palma sucedió lo mismo, aunque dispuso de balón para empatar-ganar pero no lograron anotar y la victoria se la quedó Palmer Alma Mediterránea quienes además certifican su pase a los play off por el ascenso.

Con esta derrota, Destino Palencia cae derrotado por octavo partido consecutivo, (la victoria ante TAU de la segunda jornada fue el primer partido disputado en esta segunda fase), lo que supone un nuevo record negativo del club.

Empezó bien Destino Palencia, a pesar de las imprecisiones, dando replica el conjunto local. El jugador más destacado era Jabari Narcis quien ofensivamente realizaba unos de sus mejores partidos anotando 8 puntos en diversas situaciones. Con 20-22 acabaron los 10 primeros minutos.

En el segundo cuarto, los visitantes ajustaron un poco más su juego y a Narcis se unió una gran versión de Borovnjak para retirarse con un 39-43 al descanso.

La reanudación siguió por buen camino para los chicos de Arturo Álvarez, que aumentaban sus ventajas ante los nervios locales que veían la victoria y el play off en peligro. Las ventajas palentinas superaban los 10 puntos en varios momentos del tercer cuarto, y a menos de dos minutos, una canasta de Xavi Rey (44-56) parecía suponer un punto de inflexión en el partido. Esos doce puntos de ventaja se redujeron a la mitad (51-57) tras un parcial de 7-1 en el último minuto.

Esa rápida reducción de la ventaja morada, avivó los fantasmas de jornadas previas introduciendo las dudas en los jugadores palentinos. En solo 3 minutos el marcador ya estaba igualado (57-57) y el equipo mallorquín se dominaba completamente el juego. A falta de 2 minutos el parcial era un contundente 18-4 (69-61) para los locales, que auguraba una nueva derrota palentina. El “miedo a ganar” del conjunto local, o la buena defensa palentina, o una combinación de ambas, permitió la reacción visitante, llegando incluso a tener balón de partido, pero el lanzamiento de Dani Rodríguez no entro y  permitió la celebración local por su clasificación a los play offs.

A Destino Palencia, le queda solo el partido ante HLA Alicante para acabar la liga con un buen sabor de boca y será en un partido en el que la directiva morada ha preparado diversas iniciativas para que se vea una buena entrada en las gradas.