Noche aciaga en el Pabellón Municipal, con un Destino Palencia que desaprovechó la oportunidad de pelear el play-off hasta que fuese matemáticamente imposible o al menos finalizar la temporada con cierto orgullo. Anoche fue uno de esos partidos en los que crees que el equipo ha tocado fondo, y ojalá sea así, se convierta en un punto de inflexión para finalizar la temporada de la forma más digna posible, aunque estemos hablado de la peor temporada a nivel clasificatorio desde hace casi una década (2011-2012).

El partido comenzó con un triple de Chuso González (0-3), una de las pocas acciones en que CB Almansa anotaría desde fue en el primer tiempo. El equipo de Rubén Perelló aprovechó un perfecto “scouting” de Tino Ugidos para atacar y provocar debilidades en la defensa local. Uno de los grandes damnificados fue Dani Rodríguez, quien fue severamente castigado en cada cambio defensivo en los que quedaba en desventaja cerca del aro. Otro jugador que sufrió el scouting rival fue Sean Smith, quien inicialmente debió enfrentarse a Cvetinovic cerca del aro, situaciones en la que el serbi salió ganador, ofensivamente el jugador morado fue “flotado” descaradamente por su defensor cuando estaba en línea de tres y cada error fue pesándole psicológicamente. Los primeros diez minutos se jugaron al ritmo que marcaban los almanseños, y exceptuando una mínima ventaja de local tras triple de Aitor Zubizarreta (10-9), el resto del tiempo fueron los visitantes quienes mandaban en el marcador y en el juego.

Todo siguió por los mismos derroteros en los siguientes diez minutos, siendo llamativos los datos que sumaban los interiores visitantes, que habían anotado 31 puntos de los 39 que CB Almansa tenía en el descanso (28-39).

En el segundo tiempo todo fue a peor, llegando Destino Palencia a verse 16 puntos abajo mediado el tercer periodo (32-48), una situación que comenzó a hacer mella en la confianza de los jugadores locales. Destino Palencia funcionaba por pequeños “arreones”, y uno de ellos en el último cuarto, con 51-59, Bryce Douvier dispuso de un triple liberado que habría medio de llego a los locales en el partido. No fue así, tras el fallo del austriaco fue Noguerol quien saliendo de un bloqueo directo anoto en 51-62 que mataba el partido. Después Biviá y un maté de Nogués (51-66) dieron la puntilla a un equipo que deambuló sin alma gran parte del partido.

Con ser malo el resultado (62-72), lo peor fueron las sensaciones que ayer transmitió el equipo, quienes deben intentar cerrar la temporada con orgullo y dignificando la camiseta que visten hasta la última jornada, aunque no haya nada en juego.

Video resumen Destino Palencia 62 – 72 CB Almansa

Galería de imágenes del Destino Palencia 62 – 72 CB Almansa