Destino Palencia afrontaba el partido tras una semana sin jugar por el positivo detectado en la plantilla de Liberbank Oviedo y lo hacía con las bajas de Aitor Zubizarreta y Sean Smith. Los burgaleses llegaban cargados de partidos (tres en una semana y sin Tyler Rawson). A una buena salida local (9-0) llegó la reacción visitante encarnada en la soberbia dirección de Ricardo Úriz que dio la vuelta al marcador y a partir de ahí, solo destellos individuales de Richotti (5 triples) en especial en el segundo cuarto pudieron mantener a Destino Palencia en el partido. Tras el descanso, Tizona Universidad de Burgos sentenció con un 9-25 de parcial.

Saltaba Destino Palencia a pista con Richotti y Camara compartiendo el puesto de base y con Gatell y Borovnjak compartiendo pista. El inicio de partido fue muy positivo porque tras una canasta de Borovnjak ponían el 9-0 en el marcador, ante un Tizona Universidad de Burgos que trasmitía malas sensaciones. Fue un espejismo, puesto que, a pesar de tardar más de 5 minutos en lograr la primera canasta, los burgaleses comenzaron a dominar el ritmo de juego con la presencia de Ricardo Úriz en pista, y en menos de 3 minutos ya habían dado la vuelta al marcador tras un triple de Kris Joseph (14-17) que acabó siendo uno de los protagonistas del partido al anotar 6 lanzamientos desde más allá de 6,75 en su mejor partido en España. Con una pequeña ventaja visitante acabaron los 10 primeros minutos (16-19).

El segundo cuarto pudo parecer un duelo entre Kris Joseph (12 puntos con 4 triples) y Nico Richotti (14 puntos y 4 triples), pero reamente el equipo burgalés dominaba claramente el ritmo de partido y mostraba un juego más fluido, mientras que Destino Palencia sobrevivía en el marcador gracias al jugador argentino. El 44-48 era la mejor noticia del segundo cuarto para los locales.

 

Una buena acción de pick and roll entre Dani Rodríguez (46-48) parecía el despertar del equipo de Arturo Álvarez, pero nada más lejos de la realidad ya que dio paso a un parcial de 0-14 y con ello la ruptura del partido para el equipo de Elorduy. Destino Palencia comenzó a hacer agua (más aún) en su entramado defensivo, donde ni se cerró con solidez el rebote defensivo, ni el balance defensivo fue eficiente, ni la defensa general mostro la solidez y dureza que requería el partido. Todo esto llevó a un equipo morado en el que los jugadores hacían la guerra por su cuenta en algunos momentos, presos de una cierta ansiedad, mientras que los burgaleses jugaban a placer con sus bases (especialmente Úriz) marcando el ritmo de juego, un inspirado Joseph convertido en el “killer” que todos esperaban en Burgos y un ex morado como Iván Martínez aportando en diversas facetas del juego, haciendo mejores a sus compañeros. El cuarto se cerró con un contundente parcial (9-25) que resultó definitivo.

El último cuarto fue un querer y no poder palentino que a pesar de lograr recortar en algunos momentos la diferencia gracias a la inspiración de Narcis pero que no logró que los visitantes vieran peligrar su victoria (71-85).

La llegada del parón por las famosas ventanas FIBA, permitirá al equipo recuperar lesionados y analizar las razones de una derrota en la que muy pocos jugadores han dado la versión que se espera de ellos, ya que excepto los minutos de Richotti en segundo cuarto, en los casos de Narcis y Borovnjak sus buenos números llegaron con el partido decidido. Otra obviedad es que el equipo no ha sabido frenar los puntos fuertes de Tizona, ya que el planteamiento original era cerrar el rebote defensivo y bajar la eficiencia desde 6,75 de CB Tizona y anoche estas situaciones fueron dos de las claves de la victoria visitante.

Video Resumen Destino Palencia 71-85 Tizona Universidad de Burgos

Galería de imágenes del partido Destino Palencia vs Tizona Universidad de Burgos