Preparación del debut en Copa del Rey

Ya estamos en Madrid (llegamos ayer), aunque a veces cuesta ubicarse después de todos los viajes que hemos tenido en las últimas semanas. Hemos enlazado muchos viajes Murcia-Brindisi-Manresa-Buenos Aires-Madrid y eso se nota un poco.

Ayer salimos de Burgos por la mañana en una expedición bastante amplia con toda la gente que trabaja con el cuerpo técnico, gente de prensa, marketing etc. etc. Fuimos el primer equipo en llegar y nos hemos encontrado con un hotel acogedor y decorado con muchos motivos de la Copa del Rey. En este caso, la Copa es en formato burbuja y tenemos cada uno nuestra habitación individual y los equipos están en plantas diferentes por lo que no sabemos si llegó algún equipo más después de la cena, ya que tras cenar trabajé con los jugadores, pero ya sin salir de nuestra planta. Durante el día habían llegado Real Madrid y Lenovo Tenerife.

Como digo, en el hotel esta cuidado hasta el último detalle y la organización tenía muy bien organizados los menús deportivos, todo ello adaptado a las normas COVID-19. Los jugadores realizaron una breve siesta tras la comida y después sesión de video y merienda antes de partir hacia el Wizink Center.

Al pabellón llegamos en un bus de la organización y nos encontramos con un Wizink Center también engalanado con cosas de la Copa de Rey aunque en principio no pude fijarme mucho ya que siempre llego muy cargado, con una gran maleta llena de mis cosas de preparación física.

Allí en la pista pudimos hacer los calentamientos específicos y las rutinas previstas de cada jugador antes de un calentamiento general más corto, al igual que el entrenamiento para afinar y poder trabajar sobre el rival de esta noche, Lenovo Tenerife. A pesar del cansancio y cierta desorientación de tanto viaje, el entreno fue bueno lo que nos sirve para ganar confianza. En general veo al equipo motivado e ilusionado ante este nuevo reto.

También hemos disfrutado de un ratito de relax al coincidir con Lenovo Tenerife. Pudimos charlar con ex jugadores nuestros como Alex López y Bruno Fitipaldo y en mi caso particular con Chisco, el “prepa” de Tenerife con quien he hecho “buenas migas” los últimos años.

Ya después regresamos al hotel para las duchas y cenar temprano para poder descansar antes, ya que hoy entrenamos pronto. Tras la cena llego el trabajo de descarga de los físios y por mi parte trabajos optimizadores (activación, movilidad y afinamiento). Al finalizar con los chicos me toco evaluar el trabajo del día, las cargas de los viajes y entrenamientos y preparar el trabajo para hoy: calentamiento y la estructura del día en base a nuestra programación.

Finalizado todo, tocaba descansar porque hoy es un día ilusionante con nuestro debut en la Copa del Rey. ¡Confío en que todo salga bien!