img_8703Se esperaba un partido duro, ante un Levitec Huesca que daba cierto miedo tras haber vencido a Retabet Bilbao Basket y Real Betis Energía Plus. Desde luego que de inicio los oscenses se empeñaron en “meter el miedo en el cuerpo del aficionado” palentino, cuando con un inicio de ensueño se situaban 17 arriba (4-21) tras un triple de Diego de Blas (a 4 minutos del final del primer parcial).
Como en las calificaciones de las películas de terror, este partido tampoco era apto para “menores” y Alejandro Martínez decidía que era el momento para vivir el regreso de Jordi Grimau, que junto con Cvetinovic y Urko Otegi, daría seguridad al equipo morado. En ese final de cuarto, llego el momento del gran capitán morado, que con 8 puntos consecutivos metía al equipo en el partido para acabar esos diez minutos solo 5 puntos por debajo (20-25).

img_8729

El segundo cuarto se iniciaba con un triple de Grimau (23-25), que parecía cambiar la cara al partido, pero no fue así, porque Hartwich comenzó a hacer mucho daño en la pintura morada y la distancia pronto volvió a los 10 puntos. En un cuarto que las distancia se movía entre los 7-11 puntos, una acción de 2+1 de Grimau nos llevaba al descanso con un esperanzador (40-46).

img_8788

Las sensaciones no eran las mejores, al finalizar la primera mitad, pero la salida del tercer cuarto daba esperanzas con un Vasturia acertado desde 6,75 para empatar (46-46). Fue el cuarto de la esperanza, con unos buenos minutos de Otegi, que sirvieron para ponerse por delante en el marcador y dos canastas finales de Cvetinovic para marcar una diferencia de 6 puntos (65-59) al final de este periodo. Un periodo (25-13) en que los palentinos habían mostrado una gran mejoría defensiva y en el que Gjuroski permitía sobrevivir a los de Guillermo Arenas.

img_8767

No se iba a arrugar el equipo oscense que de la mano de Nurger, comenzaban un parcial demoledor (0-13) que complicaba el partido a un Chocolates Trapa Palencia nervioso que se encomendó a Sanz (2 puntos) y Cvetinovic (triple y 2+1) para situarse a 1 solo puntos (73-74).
Fue el momento de Jorge Sanz, que en dos fantásticas penetraciones tras pick and roll, dio la puntilla a su ex equipo (jugó en Huesca en la 2014/15) e impidió que los oscenses rompieran su racha negativa en Palencia, donde ya suman 8 visitas cayendo derrotados (marzo 2011).

Para los palentinos esta es su tercera remontada tras levantar 13 puntos tanto a Liberbank Oviedo como a FC Barcelona Lassa en jornadas precedentes.

Con esta quinta victoria, llega el momento de pensar en la visita a un Leyma Básquet Coruña que está en una situación delicada y que sumó su quinta derrota consecutiva.

VIDEORESUMEN

Rueda de prensa de Alejandro Martínez

Rueda de prensa de Guillermo Arenas

LEB ORO PALENCIA - HUESCA 2018/2019