Segundo partido de Destino Palencia en el que Arturo Álvarez recuperó a Dani Rodríguez, aunque perdía por lesión a Bakary Camara, mientras que sigue a la espera de Jabari Narcis.

En frente el Cáceres Patrimonio de la Humanidad de Roberto Blanco que dejaba en la ciudad extremeña al neerlandés Roeland Schaftenaar y llegaba con los ex morados Jeff Xavier y Jorge Sanz. Los cacereños volvieron a mostrar que serán un equipo aguerrido, que nunca se darán por vencidos sea cual sea el resultado, mientras que Destino Palencia demostró el carácter necesario para afrontar este tipo de partidos.

Empezó fuerte Cáceres con buenos minutos de Ferrán Ventura y Jeff Xavier, mientras que los pupilos de Arturo Álvarez se mostraban fallones desde 6,75. Primeros instantes con Cáceres dominando el marcador hasta el baile de cambios cuando Dani Rodríguez, Massarelli y Gatell entraron en pista y cambio la cara de los locales. Con Borovnjak comenzando a carburar y a pesar del pésimo porcentaje en el triple (0/8) Destino Palencia lograba irse en ventaja al primer parcial (20/15).

La primera canasta del segundo parcial fue un triple (por fin) de Sasa Borovnjak (23-15), pero mientras Cáceres lograba engancharse en el marcador (24-20), a pesar de una muy buena defensa de Purifoy sobre Xavier. Tras una canasta de Borovnjak (28-22) llegaron varios minutos de juego espeso local, lo que permitía a los cacereños dar la vuelta al marcador tras una canasta de Berg (28-29). Destino Palencia volvió a activarse, incluyendo el segundo triple del equipo en el partido por parte de Dani Rodríguez, y lograba irse al descanso en ventaja (37-33).

A pesar de la ventaja, los palentinos no estaban cómodos, ni lograban imponer su ritmo de juego, lastrados por su mal tiro exterior (2/15 en triples).

DSC0257

Tras el descanso se vivieron los mejores minutos de Destino Palencia, iniciados con un triple de Dani Rodríguez (40-33) y culminados con dos contras, una de Purifoy tras una buena acción defensiva propia y la otra tras un rebote, en el que el balón llegó a Borovnjak tras cuatro pases sin que el balón tocase la pista palentina (48-35). El tiempo muerto de Roberto Blanco no cambio muchos las cosas, ya que una nueva canasta de Borovnjak (50-35) seguía abriendo brecha para los locales, hasta cerrar un parcial de (20-3) tras una acción de 2+1 de Sean Smith. Fue en este parcial, donde Destino Palencia marcó diferencias desde una buena defensa, donde se decidió el partido (60-43).

El último cuarto fue intrascendente, aunque demostró el carácter del conjunto extremeño donde Sylvester Berg y Ferrán Ventura (7 puntos en el cuarto) evidenciaron que van a ser los encargados de ser los lideres espirituales del equipo, junto al veterano Jeff Xavier. Para el equipo de Arturo Álvarez fueron minutos para continuar las rotaciones, sin bajar el esfuerzo defensivo hasta el pitido final (80-60).

En resumen, un partido típico de pretemporada con sus errores, con menos brillantez que el del sábado pasado debido al escaso acierto exterior, pero de nuevo con un Borovnjak estelar (20 puntos, 7 rebotes y 22 de valoración).