La derrota ante Covirán Granada, tuvo como aspecto positivo la capacidad de competir de Destino Palencia ante uno de los favoritos al ascenso, en un partido que se decidió en los minutos finales y especialmente con un error palentino (perdida) a falta de 19 segundos.

El partido carecía por parte local de la “emoción” de luchar por el objetivo del play off y eso se notó tanto en el quinteto inicial, como en la soltura del equipo en el primer cuarto donde mostraron una notable eficacia en el lanzamiento, para finalizar en ventaja esos primeros minutos (19-11). Destacaron o Douvier y Massarelli en la faceta anotadora, mientras que Sean Smith nos dejó para el recuerdo un excelente mate de concurso, con un giro de 360 grados.

En el segundo cuarto, Destino Palencia sufrió un apagón anotador, logrando solo 6 puntos en esos 10 minutos. Lo nazarís salieron mejor en ese parcial, con una gran labor del ex morado Edu Gatell, quien se hizo fuerte en la pintura y el buen hacer de un Lluis Costa que llegó “tocado”, pero finalmente fue el hombre del partido.

Tras el descanso se vio la mejor versión de Destino Palencia, llegando a anotar 25 puntos gracias a un muy buen ataque, liderados especialmente por Borovnjak y un notable esfuerzo defensivo. El 50-46 con el que se llegaba al final de este tercer cuarto, dejaba todo abierto para el cuarto final, ese que tan mal se había dado al equipo de Arturo Álvarez en esta segunda fase.

Los últimos 10 minutos tuvieron un nombre propio, Lluis Costa. El base catalán dominó el ritmo de juego y castigo con 14 puntos (4 triples) al equipo morado. Sin restar un ápice al mérito del jugador de Covirán Granada, es necesario resaltar que la defensa palentina tampoco supo defender la jugada que con brillantez ejecutaba Costa. Un simple bloqueo directo, le permitía un lanzamiento liberado desde 6,75 debido a la defensa conservadora del “cinco” morado, de hecho, fue (curiosamente) Narcis quien en una ocasión desactivó la jugada, simplemente saliendo a ocupar espacio en 6,75.

A pesar de todo, a falta de 19 segundos, Destino Palencia estaba a solo 3 puntos (66-69) y con posesión de balón. Tiempo muerto para la pizarra de Arturo Álvarez, quien decidía sacar en campo de ataque (14 segundos), pero una perdida en el saque entre Dani Rodríguez y Massarelli daba al traste con las opciones palentinas. Iriarte solo anotó un punto para Granada, pero ese 66-70 dejaban sin valor el triplazo final de Massarelli (69-70).

Tras esta séptima derrota, solo le quedan dos duelos a Destino Palencia (viajar a Palma y recibir a HLA Alicante) como opciones para mejorar el sabor de boca que está dejando la temporada.

VIDEO DESTINO PALENCIA 69-70 COVIRAN GRANADA

GALERIA DE IMAGENES DESTINO PALENCIA 69-70 COVIRAN GRANADA