Dani Hernández Roda, es al actual preparador físico de San Pablo Burgos. Tras varios años en Palencia Baloncesto donde logró la Copa Príncipe 2015, Copa Princesa y ascenso a ACB en 2016, firmó por el club burgalés en 2017 y con ellos ha logrado el título de Champions League FIBA 2020 y Copa Intercontinental FIBA 2021. En www.baloncestoconp.es siempre hemos sido admiradores de su trabajo y en esta ocasión ha aceptado colaborar con nosotros mostrándonos su labor y sensaciones en estos nuevos retos que ha sido la disputa de la Copa Intercontinental en Buenos Aires y de la Copa del Rey 2021 en Madrid. Así mismo, agradecemos tanto a Dani, como al Departamento de Comunicación de San Pablo Burgos, las facilidades ofrecidas a nuestra web.

 

 Dani Hernández Roda: La Copa Intercontinental desde dentro

Estoy viendo unas semanas apasionantes con la Copa Intercontinental y la participación en la Copa del Rey.

La semana previa al viaje a Argentina fue dura, ya que jugamos el domingo en Manresa y tras el partido regresamos a Burgos en autobús. Tras las 8 horas de viaje, el lunes, el equipo tenia descanso, pero había algunos trabajos específicos y voluntarios para algunos jugadores, pero al final trabajó más de medio equipo. El miércoles por la tarde salimos desde el Coliseum, hacia Madrid con mucha ilusión tras haber preparado el partido en una doble sesión el martes y el mismo miércoles por la mañana. En el viaje se notaba que el grupo estaba muy motivado por el reto que suponía poder ganar esa Copa Intercontinental y también viajar a Argentina cambiando de aires y tambien de clima, apetecía sentir el calor del veranito.

Volamos de noche de Madrid a Buenos Aires, sabíamos que nos afectaría algo el jet-lag, pero aunque no fue excesivo, si notábamos esas 4 horas de diferencia horaria, además del calor y humedad de Buenos Aires. Nos instalamos en el hotel antes de la hora de comer, en mi caso  mi compañero siempre es Alberto Codeso, ya que en “nuestra burbuja” en los viajes habitualmente vamos en parejas. Antes de comer aun tuve tiempo de hacer trabajo de regeneración, de estiramientos etc etc con algunos jugadores.

Dani trabajando con los jugadores en el hotel de Buenos Aires

Por la tarde, tras descansar fuimos a conocer “El templo del rock”, que es una curiosa instalación del club Obras Sanitarias, en la que tienen muchas salas polivalentes donde realizan conciertos, tienen gimnasios, una ciudad deportiva muy completa. Allí conocimos la pista de juego e hicimos una buena sesión regenerativa para recuperarnos del viaje.

Instalaciones del Club Obras Sanitarias

El viernes ya fue un día más normal con mayor adaptación al horario y clima de Argentina. Por la mañana preparé una sesión de fuerza en el pequeño gimnasio del hotel, donde los jugadores trabajaron de forma individual o por parejas. Ya por la tarde el equipo hizo entrenamiento normal vendado.

El día de partido desayunamos prontito, puesto que teníamos la sesión de tiro bastante temprano y fue un momento que aproveché para compartir charla con “el prepa” de Obas Sanitarias sobra preparación física y mas tarde también pude hablar con el de Quimsa. Ya por la tarde comenzamos sentir los nervios y la adrenalina propia de un partido tan importante en el que te juegas un título.

Cuerpo técnico de San Pablo Burgos

El viaje al pabellón para jugar el partido, fue en la tarde más calurosa que habíamos vivido allí, pero en el calentamiento el equipo mostraba muy buenas sensaciones a pesar de que el protocolo COVID de las autoridades sanitarias de Buenos Aires nos obligó a cambiar algunas de nuestras rutinas. Todas esas buenas sensaciones se cumplieron en una muy buena primera parte donde disfrutamos todos, los chicos en la pista y los que lo vivíamos en el banquillo. En la segunda, el partido se complicó y nos tocó sufrir, pero con el pitido final se desató la alegría ya que no olvidamos que somos un club que hace nada asecendimos a ACB y pasito a pasito hemos ido progresando hasta lograr estos éxitos. Tras la celebración con jugadores y cuerpo técnico aproveche el buen wifi del pabellón para poder llamar a amigos y familiares, igual que hice en la final de la “Champions”. Al no haber publico, el ambiente en los partidos es algo frio y siempre se agradece poder sentir cerca a los tuyos. El protocolo COVID también nos afectó en la celebración del hotel ya que a la 1 de la mañana todo se acabó, pero disfrutamos de un buen asado de carne y otros productos típicos de Buenos Aires.

San Pablo Burgos en el Obelisco de Buenos Aires

El domingo, aunque nos levantamos con la alegría propia de haber ganado un título, tras el desayuno, los técnicos tuvimos tiempo de ir preparando como afrontar esta semana de Copa del Rey y después fuimos a hacernos una sesión de fotos en el Obelisco que es un icono en la ciudad de Buenos Aires. Fue una pequeña sensación de libertad, ya que con las burbujas no podemos movernos de los hoteles ni recibir visitas de los conocidos que tenemos en las ciudades a las que viajamos. Un breve momento de esparcimiento, ya que rápidamente fuimos al aeropuerto donde llegamos con mucha antelación. Como esto no para y tras la Copa Intercontinental, ya tenemos el siguiente objetivo en la Copa de Rey, aprovechamos el tiempo de espera para seguir trabajando con los ordenadores en la preparación de esta apasionante semana.