Destino Palencia jugaba su primera final ante CB Almansa en tierras manchegas y acabó derrotado (82-78) en un partido muy disputado, que se le escapó en un mal inicio de cuarto. El máximo anotador del partido fue un viejo conocido de la afición palentina: Nikola Cvetinovic (15 puntos).

Comenzó igualado el CB Almansa- Destino Palencia con un interesante duelo inicial entre Cvetinovic (6 puntos) y Richotti (5 puntos) en un primer cuarto en el que los locales llevaron la iniciativa administrando cortas ventajas (25-22)

Un triple de Sean Smith (25-25) parecía iniciar de forma positiva el segundo parcial, pero la respuesta local fue fulminante con dos triples de Biviá y otro de Chuso González en un minuto (34-25), rematado con una canasta de Mendiola (36-25) que generaba las primeras dudas en Destino Palencia. Las ventajas locales comenzaban a moverse por encima de los 10 puntos, algo que inquietaba a los palentinos. Borovnjak y Douvier (el mejor partido del austriaco) evitaban que el partido se rompiese demasiado pronto. La entrada de Zubizarreta dio otro aire al juego morado, que impuso mayor físico e intensidad atrás y un ritmo más alto ofensivamente, culminado con unos buenos minutos de entendimiento entre Aitor y Massarelli que metía en el partido a los palentinos al descanso. Fueron casi 4 minutos de dominio visitante pasando del 46-35 al 46-45 gracias a 2 puntos de Douvier, 2 de Lucho y los 6 últimos de Aitor.

Las buenas sensaciones se mantenían en el segundo tiempo en el que el equipo de Arturo Álvarez gestionaba cortas ventajas. Con cuatro de ventaja (56-60) y posesión se llegaba a los últimos 30 segundos, cuando se produjo una acción clave en el partido. Una penetración de Dani Rodríguez era frenada con agarrón por Mendiola, acción señalada con antideportiva, mientras simultáneamente se producía una acción polémica entre Xavi Rey y Carlos Noguerol. El jugador de Almansa desde el suelo, enganchaba con sus piernas la pierna de Rey y este respondía con una patada. Acción sancionada con descalificante para el jugador de Destino Palencia, y extrañamente sin consecuencias para el de Almansa. El tercer cuarto acabaría con el mismo resultado (56-60) pero con malas sensaciones para lo palentinos.

Sin Xavi Rey, que había tenido buenos minutos en ambas zonas, Arturo Álvarez tuvo que tirar de un Borovnjak desaparecido en ataque en el segundo tiempo (2 puntos) y que no destaca en labores defensivas. Algo que agradeció Sergio Mendiola quien anotó 10 puntos en los 8 últimos minutos de partido, siendo determinante con su juego cerca del aro. Mediado el cuarto, Destino Palencia estaba en el partido a pesar de no lograr desarbolar la defensa rival. Dos triples, Sean Smith y Preston Purifoy ponían ventaja morada (67-69) no lograban dar un golpe anímico a los locales e inesperadamente dieron paso a un parcial de 10-0 que complicaba seriamente el partido (77-69). En los dos últimos minutos Dani Rodríguez dio un ejemplo de orgullo echándose el equipo a la espalda, y provoco nervios en el equipo de Rubén Perelló. Las opciones pasaron por un robo de Purifoy con (79-76) a 30 segundos del final, pero una mala decisión ofensiva de Richotti que se empachó de balón, dio al traste con las escasas esperanzas de Destino Palencia.

Esta derrota complica las opciones de entrar en Play Off para el equipo de Arturo Álvarez, convirtiendo en prácticamente vital el partido ante Palmer Alma Mediterránea del próximo domingo a las 12 horas.