Grupo Inmapa Filipenses no podrá seguir disfrutando del gran juego mostrado por el portugués con doble nacionalidad portuguesa – brasileña Joao Pedro Gallina, que ha aceptado la oferta recibida por un equipo de LEB Plata con el que disputará el resto de la temporada.

Sin duda el gran rendimiento mostrado por Gallina ha sido clave para el gran inicio de temporada del conjunto palentino, un rendimiento que ha llamado la atención de equipos de superior categoría por su calidad en la cancha y su gran adaptación a nuestro país en su primera experiencia en tierras españolas.

Foto Isma Suárez en colaboración con la asociación fotográfica Hiperfocal.
Foto Isma Suárez en colaboración con la asociación fotográfica Hiperfocal.

Por lógica Gallina ha aceptado la oferta de LEB Plata, un salto en su carrera profesional que sin duda le ayudará a seguir progresando y mejorando en una categoría semi profesional como la Plata.

Filipenses ha emitido una nota de agradecimiento al jugador y desde el club le agradecen el esfuerzo, la dedicación y profesionalidad mostrada todo este tiempo deseándole grandes éxitos personales y deportivos en esta nueva etapa. 

Gallina ha querido despedirse de su club, compañeros, técnicos y directiva y afición con unas palabras:

Todos hemos tenido experiencias en las que tuvimos que dejar nuestra zona de confort, dejar atrás a quienes más nos importan y sacrificar otras cosas que son muy importantes para nosotros en la vida. 

Esto es lo que me pasó cuando llegué a Palencia, una ciudad desconocida para mí, en un país del que también sabía poco. 

Sin embargo, el riesgo valió la pena. Desde el primer día que llegué, toda la familia Filipenses me trató como a un hijo o como a un hermano, y por eso estaré eternamente agradecido. Nunca me ha faltado nada, gracias a vosotros. En muchos lugares no se encuentra gente con esta dedicación y cariño. 

A mis increíbles compañeros, al brillante cuerpo técnico y a la incansable gestión, mi más sincero GRACIAS. 

De ahora en adelante, donde quiera que vaya, os llevo en mi corazón. 

Hasta siempre. 

João Pedro Gallina