Necesitaba Destino Palencia una victoria que elevase su nivel de confianza y Melilla era un sitio ideal para ello, después de 7 años sin haber vencido en ese desplazamiento. Tras un primer cuarto plomizo, llegaron 10 minutos que podrían calificarse como de lo mejor de la temporada para abrir una distancia (29-43) que fue muy bien gestionada por Dani Rodríguez en el segundo tiempo marcando el ritmo más conveniente para los intereses morados. Buen partido del base catalán que además de la victoria, se trajo de Melilla el record histórico de asistencias en LEB Oro con 1386 asistencias. Tras 15 temporadas, con 472 partidos ha logrado superar el record de Juanjo Bernabé (1.379) establecido en 2012.

¡Enhorabuena Dani!

Empezaba el partido con Dani Rodríguez protagonizando la primera canasta (0-2) a modo de aviso de lo que iba a ser su gran partido. Con un triple de Richotti y una canasta de Borovnjak los morados abrían sus primeras ventajas (2-7). Un resultado que dio paso a 8 minutos de juego plomizo que no ofrecía buenos presagios, teniendo en cuenta que los palentinos fallaron 7 de los 8 tiros libres lanzados en esos 10 primeros minutos, lo que supuso acabar el cuarto con ventaja local (12-10).

El segundo cuarto comenzó con un Massarelli eléctrico anotando seis puntos en los primeros dos minutos (14-18) y metiendo al equipo en una dinámica muy positiva, convirtiendo esos 10 minutos en los mejores momentos de la temporada, anotando 33 puntos y disfrutando de varias segundas opciones gracias al rebote ofensivo. Los 17 puntos de ventaja que llegó a disfrutar en algunos momentos, se quedaron en unos asumibles 14 (29-43) al descanso.

La reanudación comenzó con mayor intensidad por ambos equipo y protagonismo especial para Borovnjak por los morados, que eran quienes administraban una ventaja que se movió en un margen de entre 10-15 puntos. Dos tiros libres de Misters (43-52) situaban la desventaja local por debajo de los 10 puntos a 2:23 del final de cuarto, una situación rápidamente cortada por Arturo Álvarez con un tiempo muerto. Tras refrescar conceptos, y de la mano de Dani Rodríguez, la situación en el marcador volvió a situarse por encima de la decena de puntos (44-56).

Los últimos 10 minutos fueron un ejercicio de basket control y gestión de la ventaja por parte palentina, con algún acercamiento local (52-61) pero rápida y acertadamente respondida por Destino Palencia. Finalmente, victoria (58-71), fin a la mala racha en el Imbroda, inyección de confianza y vacaciones felices para la plantilla y cuerpo técnico morado.

Un triunfo que también sirve para desear un Feliz Navidad a todos los lectores de www.baloncestoconp.es deseando que el 2021 nos traiga un cambio positivo en nuestras vidas y en nuestra “relación” con el baloncesto, volviendo a disfrutarlo en las gradas.