Si las imprecisiones son habituales de la pretemporada y a esto le sumamos que el partido inaugural de la Copa Castilla y León 2020 era un derbi entre Valladolid y Palencia, con la intensidad que caracteriza estos duelos, podemos entender que nos encontramos con un partido con bastantes errores y trabado, en el cual se han lanzado 59 tiros libres. El equipo de Arturo Álvarez baso su victoria en momentos de gran defensa y en la buena gestión de las faltas personales, gracias a rotaciones continuas.

El partido comenzaba con un muy buen Real Valladolid, donde destacaba Martin Paasoja (9 pts en primer cuarto) mientras que a Destino Palencia le costaba coger el ritmo al juego. A falta de poco más de un minuto, los pucelanos vencían por 7 puntos (11-18) y fuel el momento en que el equipo palentino comenzaba a ajustar su defensa hasta acabar los primeros 10 minutos con una desventaja de tan solo 2 puntos (17-19).

El nivel defensivo palentino vivió sus mejores momentos en el segundo cuarto, en el cual impidió que el equipo de Hugo López anotase canastas en juego (los únicos siete puntos de Valladolid vinieron desde la línea de 4,60). Destino Palencia logró un parcial de 20-7 para dar la vuelta al marcador, aunque en el desarrollo de su juego defensivo acabó cargado de faltas. Con 37-26 se llegó al descanso, con un destacado Sasa Borovnjak.

 

Los primeros minutos del tercer parcial parecían discurrir por el mismo camino que el cuarto anterior, ya que al Real Valladolid se le seguía atascando anotar en juego y los palentinos alcanzaban los 17 puntos de ventaja (43-26). Cuando los de Hugo López parecían perdidos, fue cuando comenzaron a entrar sus lanzamientos desde 6,75 y mereced a una mayor intensidad defensiva lograba dar la vuelta al marcador. El 52-51 prometía un final de partido apasionante.

El inicio igualado lo rompió Purifoy con un triple (60-55) que abría una pequeña ventaja que Destino Palencia supo gestionar muy bien y que tras un triple de Massarelli (69-57) a 5:30 del final, parecía romper el partido. La respuesta vallisoletana no se hizo esperar y en especial desde 6,75 intentaron volver a comprimir el marcador, pero Destino Palencia tenia a Richotti que supo cómo liderar al equipo para gestionar la ventaja, anotando, defendiendo y forzando faltas, como ejemplo valga la excelente salida de balón rompiendo la presión ordenada por Hugo López y que sirvió a Richotti para sentenciar desde 4,60 (84-78). Los seis puntos de ventaja final serán importantes ya que el basket average podria decidir este triangular en que que se disputa la Copa Castilla y León.

Destino Palencia 84 – 78 Clínica Sur Valladolid 

Rueda de prensa de Arturo Álvarez

Rueda de prensa de Hugo López