Un derby siempre es especial y este no podía ser menos. Obviamente las gradas no presentaban el ambiente habitual de este tipo de partidos, pero al menos hubo representación de la afición morada en el pabellón para ver si el equipo de Arturo Álvarez certificaba la mejoría de partidos previos. Al contrario, los pucelanos habían generado dudas en su regularidad y hoy era el partido indicado para mostrar su potencial.

Comenzó el partido con un intercambio de golpes, en el que Van Zegeren se convertía en el actor principal del partido, siendo muy difícil de frenar para la defensa morada. Fueron Richotti y Smith, con cuatro puntos cada uno, quienes dieron la réplica y pusieron en ventaja a Destino Palencia (8-7). Pero el intercambio de canastas llevaba al equipo de Hugo López a llevarse el primer cuarto (18-19) con un inspirado Timmer (7 puntos).

La primera canasta del segundo parcial era para Lucho Massarelli (20-19), quien anotaría 8 primeros puntos palentinos en el cuarto (26-24). Pero enfrente tenia a Nacho Martín, por quien pasaban todos los balones pucelanos y con 9 puntos mantenía a su equipo en el partido. Se llegaría al descanso con un resultado ajustado en el marcador (37-34), aunque en la estadística, la valoración del equipo de Arturo Álvarez había sido bastante mejor que la visitante (44-30).

 

En la reanudación se volvió a ver al Destino Palencia de los terceros cuartos y un 9-2 inicial ponía la ventaja local en los 10 puntos. Los visitantes respondían con un triple del ex morado Greg Gantt (46-39) y el partido entraba en una batalla de Destino Palencia por abrir una brecha cómoda y Real Valladolid Baloncesto por mantenerse en el partido. En esta situación, a solo 90 segundos del final de cuarto, una canasta de Douvier devolvía los 10 puntos de ventaja al equipo de Arturo Álvarez (56-46), pero dos malos ataques locales fueron duramente castigados por un triple de Nacho Martin y una canasta de Gantt (56-51) para afrontar los últimos diez minutos con un marcador igualado. Una vez más, la superioridad local en el juego no se veía plasmada con claridad en el marcador.

Afrontó Clínica Sur Aspasia con más frescura mental el último cuarto y fueron limando la diferencia poco a poco, puntito a puntito, todo muy acorde con la dureza del partido, hasta lograr ponerse por delante (62-64) con un triple de Puidet y con más de 5 minutos por jugarse. Era un golpe psicológico fuerte para Destino Palencia, pero la rápida replica de Purifoy desde 6´75 fue sin duda una de las claves del partido. Posteriormente una gran asistencia de Richotti a Zubizarreta (67-64) era la constatación de la solidez palentina en los minutos calientes del partio. A una canasta de Mason (67-66), contestaba Dani Rodríguez con un sensacional triple (70-66). La sentencia la puso Massarelli (72-67) a 21 segundos del final, y una pérdida de Martín a 6 segundos del final permitió que los morados peleasen el basket average, pero la acción final no entró y Destino Palencia se lleva el premio de la victoria (72-67) y para Clínica Sur Aspasia Valladolid quedó la consolación del salvar el average.

En resumen, un partido que confirmo las previsiones en cuanto a intensidad y emoción y que sirvió para certificar la mejoría de Destino Palencia, que en defensa empiezan a conformar un bloque muy sólido capaz de frenar a cualquier equipo por muy talentoso que sea (la muestra fue que a Valladolid llegaba el equipo más anotador de la liga y le dejaron en solo 67 puntos) y donde no es fácil adivinar quienes serán las referencias ofensivas, ayer Sean Smith (13 puntos) y Masarelli (15 puntos). Otro detalle, es que los dos partidos disputados con público, han sido saldados con victoria y buen juego por parte de Destino Palencia, así que ojalá la situación sanitaria mejore y pronto pueda volver la afición a las gradas.

Resumen Destino Palencia 72- 67 Clínica Sur-Aspasia RVB

Galería de fotos Destino Palencia vs Clínica sur-Aspasia RVB