Destino Palencia ha puesto punto final a su pretemporada con la disputa del Torneo “Lugo é Basket”, donde Leche Río Breogán se ha mostrado claramente superior. El equipo de Arturo Alvarez no perdió la cara al partido, pero notó la escasa rotación interior donde Edu Gatell fue baja por precaución y en la posición de “cuatro” se sigue a la espera de la llegada de Jabari Narcís. Con estos inconvenientes, el juego interior se reducía a la presencia de Sasa Borovnjak y Sean Smith, algo claramente insuficiente para enfrentarse a jugadores de la talla de Kevin Larsen, Iván Cruz o Seydou Aboubacar. El partido comenzó con un Destino Palencia muy metido en el partido, mientras que los locales se mostraban imprecisos. El equipo de Epi fue ganando en consistencia desde la defensa a partir del segundo cuarto y así fue hasta el final, aunque el resultado definitivo (73-68) se maquilló en los últimos minutos.

El partido se inició con un mate de Sean Smith (uno de los destacados por parte morada) que fue el inicio de un parcial de 0-7. A pesar de dos tiros libres anotados por Kevin Larsen, la ventaja visitante aumentó hasta el 2-11, cuando Epi decidió parar el juego con un tiempo muerto. No sirvió para cambiar la dinámica puesto que se llegó al final de los primeros diez minutos con un 9-16 gracias a un triple final de Iván Cruz que maquillaba algo la desventaja.

En el segundo cuarto Breogán dio un paso al frente en defensa, recortando rápidamente diferencias (17-18), pero ni el tiempo muerto de Arturo Álvarez impidió que, a los tres minutos, el conjunto local se pusiese por delante tras anotar Seydou Aboubacar (19-18). Fueron minutos muy buenos de Iván Cruz que ya evidenciaban las dificultades palentinas en los puestos interiores, aunque el equipo mantenía el tipo gracias a una buena actuación de Richotti. Los hermanos Quintela con dos buenas acciones intentaban abrir brecha (27-22) rápidamente respondidos por Massarelli con 5 puntos consecutivos para volver a igualar el marcador (27-27) a menos de dos minutos del descanso. Llegaron los mejores minutos de Larsen, culminados con un triple de Quintela para abrir brecha antes del descanso (34-29).

El inicio del segundo tiempo fue la constatación de que el juego interior lucense, era muy superior al de Destino Palencia y primero Larsen y después Seydou fueron una pesadilla para Arturo Álvarez lo que servía al conjunto local para ir abrir brecha en el marcador. Pese a todos los palentinos no se rendían y acababan el tercer parcial con opciones (56-48).

Sobre el último cuarto, donde la ventaja de Leche Río Breogán alcanzó los 17 puntos (71-54) a cuatro minutos del final, una diferencia que se maquilló en unos últimos minutos para quedarse en un “corto” 73-68 tras un triple a tablero de Purifoy.

Con esta derrota se cierra la pretemporada de un Destino Palencia, que abrirá la liga en el Pabellón Municipal de Palencia el próximo viernes (21:15 horas) ante Melilla. Tras ganar todos los partidos anteriores, perder en Lugo entraba dentro de lo previsible debido a la situación del juego interior morado (ayer de negro) y no debe suponer ningún pero a la pretemporada del equipo de Arturo Álvarez.