Desde hace tiempo pienso que competir en el deporte de base es esencial para la formación deportiva y sobre todo personal de los jugadores. El problema está en cómo enfocamos y transmitimos esa competitividad en el trabajo diario del jugador que queremos mejorar.

Para mí competir es, primero, superarse a uno mismo en cada tarea del entrenamiento y acción del partido, esforzándose al máximo física y mentalmente, siendo valiente a la hora de tomar decisiones, asumiendo el error sin frustrarse y no rendirse en ningún momento afrontando los retos sin miedo y sin complejos. En definitiva, esforzase por mejorar para competir lo mejor posible.

Pero también estoy seguro de que transmitir el aspecto competitivo, de superación, hacia los jugadores, puede suponer también una mejora en su manera de afrontar su propia existencia fuera del deporte. No esperar el fallo del rival, sino superarlo a través del trabajo de nuestras virtudes y la mejora de nuestros defectos, servirá como aprendizaje de vida para conseguir ser y parecer una persona honesta con principios, que podrá conseguir por sí misma lo que se proponga en esta sociedad.

La siguiente cita de Patricia Ramírez, psicóloga de la Salud y el Deporte, sirve para dar luz al significado de la competición para un deportista: “Cuando compites, el único que puede dejarte en el camino eres tú mismo. A igualdad de talento, no permitas que nadie supere tu actitud. Da lo mejor de ti sin miedo al fracaso. Fracasar es aprender, es hacer las cosas de forma distinta. Cuando te entregas por completo, no hay reproches. El fracaso no es perder, el fracaso es no entregarte. El fracaso es mirar atrás y pensar que podías haber dado más de ti.”

articulo-competir-es-parte-de-la-formacion-de-un-deportista-BcP-2020.21

El club, en su organización y decisiones, tendrá mucho que ver en la conquista de todo lo anterior. Es decir, en mi opinión, los responsables de confeccionar las plantillas de estos equipos de formación deberían tener como máxima que el nivel de los jugadores de un mismo equipo sea lo más homogéneo posible, con los siguientes objetivos:
-Para que el proceso enseñanza-aprendizaje tenga más éxito, adaptando las tareas al nivel del conjunto y conseguir así más eficaz a la hora de mejorar las capacidades de todos y cada uno de los jugadores.
-Para establecer objetivos colectivos competitivos más realistas y certeros.

No tengo conocimientos suficientes para afirmar que “un jugador con carácter competitivo nace, no se hace”. Lo que si tengo claro es que los entrenadores de equipos de base, debemos empezar por diseñar nuestras sesiones de entrenamiento estableciendo tareas que lleven una cierta carga competitiva donde aparezcan retos individuales y colectivos que tengan que superar, con el fin de llevarlos a un bien común que desembocará en la competitividad de todo el equipo durante el partido, pero teniendo claro que cada individuo lo afrontará de diferente manera.

“El talento sin esfuerzo solo sirve para divertirse”, otra cita, esta vez, del entrenador Javier Imbroda donde expresa en una frase su idea del talento frente a la competición. Para mi competir es “la capacidad de ‘disfrutar sufriendo’ ante la posible adversidad que nos genera la tarea encomendada o el rival que tengamos enfrente”.

Como ultima reflexión, tengo una pregunta: “Para aquellos que tienen prisa por competir a cualquier precio y piensan que hay que centralizarlo todo en ganar partidos de ligas escolares o autonómicas, sin analizar el contexto en el que se desenvuelven, el proceso, la etapa formativa que les toca entrenar, las necesidades y mejora del jugador (al que luego quieren que llegue a jugar en el equipo autonómico o senior del club), donde la protesta y desahogo hacia los árbitros es constante, con el fin de conseguir ese artículo de lujo que es el acta rosa… cuando no ganan ¿se han parado a pensar que les queda?”. Algunos seguiremos aprendiendo para intentar llegar a la meta (ganar) disfrutando del camino (proceso), aunque sea andando.

Ejercicio: Tocar u defender conos desde 3c3

Trabajo de pases y ajustes ajustes defensivos desde situación reducida 3c3.

ejercicio-2-tocar-cono-desde-3c3-BcP