Sufrida victoria de EasyCharger Palencia (76-74) ante un Palma Palmer Alma Mediterránea Palma que realizo un buen partido pero como siempre (excepto un partido) salió derrotado. Realmente resulta difícil de entender que un equipo que despliega el juego de los muchachos de Pau Tomás y Alex Pérez se encuentre en una situación tan crítica en la tabla. Los mallorquines salieron mas enchufados y dominando el marcador desde el primer instante. Los de Rivero tuvieron que remar casi todo el partido agarrados especialmente a su defensa y parecieron romper el partido con un +6 en el último cuarto, pero los visitantes no perdieron la cara al partido y lograron llegar empatados (74-74) al último segundo. Banda para EasyCharger Palencia y explosión de euforia en la grada tras la canasta de Bamba Fall que certificaba una muy peleada victoria (76-74).
 

Primer cuarto: El frio, principal protagonista.

Se notaba en los prolegómenos que estábamos en un fin de semana previo a un puente y se veía algo menos de gente de lo habitual y también un ambiente algo más frio. Pero para frio, el que hacía en el pabellón en el que se recordó viejos tiempo cuando quitarse el abrigo era una cuestión de fe. Esperemos que e próximo viernes ante Básquet Girona volvamos a la normalidad… a no ser que el frio forma parte de una táctica especial para frenar a Marc Gasol.
El partido comenzó con a buena noticia de ver a Olle Ludqvist de nuevo en una pista y no pudo empezar mejor ya que el jugador sueco anotó la primera canasta en un avance de lo que iba a suceder en el partido. La juventud e intensidad visitante se imponía a un conjunto local que no tenía la intensidad necesaria para un partido así y ofensivamente solo encontraba en Bamba Fall una amenaza fiable (7 pts / 12 val). Wes Van Beck era la mayor amenaza visitante (7 pts) algo que se mantuvo todo el partido. Fin de cuarto 12-16.

Segundo cuarto: De menos a más.

El inicio del nuevo parcial no auguraba nada bueno, ya que un triple de Wes Van Beck (12-19) iniciaba unos minutos de superioridad visitante que llegaba a los 15 puntos de ventaja (12-27) que provocaron un tiempo muerto de Rivero. Tras las instrucciones del entrenador segoviano y guiados por un excelente Speight (13 puntos), quien se desenvuelve mejor con ritmo alto y los intangibles de Chuso González, llegó la reacción local y hasta parecía que hacia menos frio (40-45).

0R7A9956
Noah Allen (Foto @Ferropenico)

Tercer cuarto: Un EasyCharger Palencia reconocible

Les sentó bien a los morados el paso por vestuarios ya que 4 puntos consecutivos de Noah Allen recortaban la desventaja a solo 3 puntos (44-47), pero hubo que esperar hasta menos de 4 minutos para el final del cuarto para ver al EasyCharger Palencia por encima en el marcador. El equipo defensivamente comenzaba a ser reconocible, pero en ataque seguían las imprecisiones y fueron dos triples de Juan Rubio (55-54) los encargados de dar la vuelta al marcador, pero el partido llegaba a los últimos diez minutos con máxima igualdad (57-57).

Cuarto cuarto: No apto para cardiacos.

Las imprecisiones de los 30 minutos anteriores desaparecieron en el inicio de cuarto y con 7 puntos en menos de dos minutos (64-59) parecía que los palentinos iban camino de romper el partido, pero no es Palma un equipo que baje los brazos. El internacional argentino Max Fjellerup se echó el equipo a la espalda y demostró toda la calidad que atesora para responder a las canastas locales. De esta forma el partido transcurría con igualdad hacia su final. Restaban 35 segundos cuando un triple de Chumi Ortega resolvía un ataque espeso y parecía decidir el partido (74-72). No entraba en el guion un final placido y un triple de Lundqvist se salía tras dar un par de vueltas al aro, pero Kostadinov cogía el rebote y anotaba (74-74) a 1.2 segundos del final para mandar el partido a la prórroga. Eso es lo que todos suponíamos ya que nadie esperaba que un nuevo giro de guión permitiese resolver el partido en tan escaso margen. Balón en banda para Speight que bombeo un balón sobre la zona rival, donde Bamba Fall impuso su estatura para coger el balón y anotar con comodidad la canasta de la victoria (76-74).
Victoria agónica, con la sensación de que al equipo le ha costado mentalizarse ante un rival de la parte baja o al que el parón de las ventanas FIBA ha cortado el ritmo. Sea como sea, es muy importante ganar cuando no se juega bien, pero habrá que mejorar para el enfrentamiento ante Básquet Girona, con Marc Gasol al frente, el próximo viernes 10 de diciembre.

ESTADISTICAS DEL EASYCHARGER PALENCIA 76-74 PALMER ALMA MEDITERRANEA

Ruedas de Prensa de Palenciabasket.com 

Galería Fotográfica de Víctor Quintana (@Ferropenico)