MG_1709No se ha conocido en la historia de Palencia Baloncesto, un entrenador ayudante con tanta presencia mediática tanto en Redes Sociales como diversos medios de comunicación. Desde su llegada a Palencia, Alberto Blanco despertó gran interés por su trayectoria y su peso a la hora de influir en la confección del equipo, gracias a su conocimiento del mercado báltico. Su curriculum y su cercanía con la afición, lograron atenuar la decepción de la marcha de Tino Ugidos. Siete meses después, el anuncio de su marcha, ha sido un duro golpe para la ilusión de los aficionados que le veían como una pieza clave en la construcción de una nueva plantilla de Palencia Baloncesto en el proyecto 2020/21 afectado claramente por la crisis económica post pandemia.

Hoy en pleno regreso a su tierra, tras pasar por Palencia para recoger sus pertenencias y reunirse con la directiva morada, ha atendido a www.baloncestoconp.es con su habitual amabilidad y total predisposición.

InterB
Foto Inter Bratislava

No podíamos empezar la entrevista de otro modo que no fuese, preguntando por la que sin duda es la notica del día, en Palencia y en toda la LEB Oro. El fichaje por el Inter de Bratislavaveo que es lo mejor para mí, como siguiente paso en mi carrera de entrenador y es una decisión que no podía demorar puesto que me habían dado 48 horas para pensármelo. Es un puesto como entrenador principal y en un proyecto claro a pesar del máximo riesgo que tomaré debido a las nuevas condiciones que asume el club esta temporada, tras la situación que ha provocado la crisis sanitaria del COVID-19. El momento que se está viviendo en España, en el baloncesto y en especial en la LEB de cierta incertidumbre (o gran incertidumbre) sobre el futuro, también ha influido en que tomase esta decisión. Es cierto que es pronto, estamos a 2 de junio y ya he tomado una decisión sobre mi futuro, es algo que me hace feliz porque a pesar de que el trabajo de entrenador ayudante es muy oscuro, hay gente que se fija y que cree que puedo hacer más cosas”.

 

Como bien nos explica, en Eslovaquia afrontará un reto muy interesante, pero también arriesgado, una situación ante la cual “estoy muy ilusionado, pero soy realista, el club va a perder cerca de un 50% de su presupuesto y con ello su posición de privilegio a la hora de fichar jugadores. El Inter de Bratislava tenía 5 jugadores de la selección eslovaca y americanos de un nivel y un precio que ahora no nos podemos plantear, nos convertiremos en un equipo más de la liga, de mitad de tabla a nivel económico”.  En esta tesitura, ya tiene claro el proyecto con el que para afrontar la temporada 2020/21, en la cual, la “apuesta que vanos a hacer es, tener tres o cuatro jugadores eslovacos con cierta experiencia en la liga, un grupo de jugadores jóvenes del club que tienen margen de mejora y ficharemos otros cuatro jugadores que deben cumplir claramente estas tres características:  ser jóvenes, tener mucha ambición y que su motivación para fichar en el Inter no será económica, sino que deberán anteponer otro tipo de decisiones y circunstancias para fichar por nosotros.

Por poner un ejemplo, no podré fichar jugadores que hayamos tenido este año en Palencia, porque no podría llegar a ellos bajo ningún concepto. Esa es la realidad actual del Inter, teniendo en cuanta que este club el año pasado jugó la previa de la FIBA Champions League y acabó jugando la FIBA Europe Cup, pero este año no jugaremos competición europea aun teniendo derecho a ello. Posiblemente juguemos la Alpe Adria CUP (Austria, Hungria, Eslovaquia, Eslovenia, Chequia, Polonia, Croacia) que al desarrollarse en territorios más cercanos puede ser mucho más factible, algo que será una motivación más”.

En estas últimas semanas, en que la incertidumbre era la nota dominante en el baloncesto de todo el continente, somos conscientes de que varios clubes te pusieron sus propuestas sobre la mesa. Esta circunstancia ha provocado “un confinamiento movido en este último mes por las ofertas presentadas, incluso de entrenador jefe que fui rechazando porque no eran de mi agrado. En un caso, la falta de conocimientos de un idioma me impidió fichar por un equipo francés y los otros con oferta con entrenador jefe, no tuve claro que ese fuera el proyecto en el que podía encajar, ni me daba seguridad sobre mi futuro, aun siendo consciente de que los entrenadores vamos partido a partido sin poder pensar más allá del día a día. El Inter es el club con más tradición de Eslovaquia, pero la nueva realidad generada por el COVID-19 nos convierte en un equipo normal, de jugadores jóvenes y jugadores eslovacos, pero a la vez me motiva y de forma muy especial que la dirección del club haya venido a por mí pensando que soy la persona indicada para dirigir este nuevo reto que tiene el club, eso fue lo que me hizo decidirme”.

Obviamente, aunque el tema principal hoy sea el fichaje por el Inter de Bratislava, no podemos evitar preguntar por el confinamiento que todos los ciudadanos hemos debido padecer en estos meses. “El primer mes fue el mejor y pudimos llevarlo lo mejor posible, el segundo se hizo muy largo, aun siendo unos privilegiados al vivir en una casa con ciertas comodidades, pero mentalmente se hizo difícil porque no se veía el final del túnel. En cuanto hemos podido entrar en la fase uno, sigue siendo duro por la cantidad de muertes, la cantidad de problemas que vemos en la sociedad, ver que un virus ha paralizado un país como lo ha hecho en España, pero hemos tirado para hacia adelante y más teniendo una persona (mi mujer) que trabaja en la Sanidad de este país y tiene que dar el callo todos los días para que esto vaya adelante. Lo hemos llevado lo mejor posible”.

MG_1310

También en estos meses de confinamiento, se vivió con interés la resolución de la FEB sobre la competición, una espera que se zanjó con la decisión de dar la liga por finalizada y no disputar la fase de ascenso planificada (bajo unas adecuadas condiciones de salud). Sobre este tema “mi opinión era clara, se estaban dando las condiciones para tratar de acabar la temporada en las pistas. Pero si la Federación Española de Baloncesto, con todos los informes, análisis y respuestas de clubes que habrá tenido sobre la mesa, ha tomado esa decisión, habrá tenido razones de peso para tomar ello. Desde mi punto de vista de entrenador ayudante en Palencia, me habría gustado finalizar la temporada, creo que es lo que nos hubiese gustado a todos”.

 

Sobre la temporada 2019/20, en la cual todos teníamos las mayores esperanzas, no quiere entra en valoraciones, puesto que “no he podido cumplir objetivos, al no terminar la temporada. Han faltado 10 partidos más el play off y en una liga de 34 partidos, eso es mucho. Así que no puedo hacer una valoración de la temporada global a nivel deportivo. A nivel personal si puedo hacerla, ha sido una temporada extraordinaria, ya que he sido superbién acogido. El club, Carles, mis compañeros, etc, etc…  han hecho que fuese facilísimo adaptarnos a la ciudad, por lo que a nivel personal ha sido genial y estoy seguro que voy a echar mucho en falta esta sensación. No me cabe la duda de que la afición de Palencia es de las mejores o la mejor de la LEB Oro, los llenazos del pabellón son increíbles y cuando el presidente Gonzalo Ibáñez dice que el proyecto de Palencia Baloncesto no tiene sentido sin el público estoy completamente de acuerdo porque la afición es la razón de ser fundamental de este club. No me cabe la menor duda de que, con la seriedad y la firmeza con que pasito a pasito la directiva va sacando adelante este proyecto, Palencia Baloncesto será ACB porque lo merecen. Ya fue ACB en su día y no pudo certificarlo por otras circunstancias, pero cuando se vuelva a dar la situación, lo lograrán y una parte muy importante de ello será por la afición”.

Y no podemos finalizar, sin hablar de la respuesta de la afición de Palencia Baloncesto, dejando claro en RRSS su tristeza por la marcha de Alberto Blanco a un nuevo proyecto. Es una reacción “que me ha emocionado porque he estado muy poco tiempo, solo 7 meses. He procurado ser lo más cercano y más accesible a todos desde el primer momento, incluso he hecho deporte con algunos de vosotros, lo que también es una forma de mostrar cercanía con quien te apoya para que seas entrenador, pero también reconozco que me asombró el buen recibimiento que todos me dieron desde el primer día, teniendo en cuenta que mi antecesor en el puesto era Tino Ugidos, una persona extraordinaria, muy trabajadora y muy querida por la afición. Yo solo puedo dar unas gracias enormes, porque habéis logrado que ese cariño venga con nosotros a donde vayamos.

Espero que esto sea un punto y aparte, y algún día poder volver al club, encontrarme con mucha gente que me reconocía por la calle, me paraba, animada o mandaba un mensaje de apoyo. Esto es lo que he transmitido al club, que me ha quedado esa espinita de no poder continuar, pero lo que tenía sobre la mesa, me obligaba a dar un paso adelante en mi camino”.

Con esta entrevista, conocemos las razones que han llevado a Alberto Blanco, a iniciar una nueva aventura lejos de Palencia y por nuestra parte debemos  agradecer su habitual predisposición a atendernos y colaborar con nosotros, dedicando una parte de su tiempo a los “scoutings” de los rivales de Palencia Baloncesto, que hemos publicado todas las jornadas. Le deseamos mucha suerte, tanto a nivel deportivo como profesional en este proyecto, esperando que esto sea un “Hasta pronto”.