Los aficionados de la Peña Basket Morao reconociendo el trabajo del Quesos Cerrato Palencia

Quedan todavía cinco jornadas para el final de la liga y posteriormente un largo playoffs en el que cualquier cosa puede pasar, pero más de uno y de dos seguro que ha soñado con la posibilidad de lograr el ascenso, aunque la realidad nos pueda indicar que sea solo de momento eso, un sueño.

Y es un sueño porque ni las condiciones de acceso a la ACB ni las propias condiciones de la economía palentina, falta de un pabellón adecuado y otras circunstancias, lo permitirían.

Solobasket publicaba ayer un interesante artículo sobretodo esto, sobre como ha evolucionado el baloncesto, sobre la desaparición de numerosos equipos, principalmente de poblaciones pequeñas, y como se ha redistribuido el mapa concentrándose la mayor parte de los equipos en la zona norte de la Península.

También habla, como no, de las condiciones de acceso a la ACB, de la imposibilidad de subir en las últimas temporadas de equipos como Menorca, Burgos o Alicante, … y es aquí donde llegamos nosotros, porque el artículo plantea una pregunta adecuada que contestan en el propio artículo: “¿Qué pasaría si en ACB hubiera una cancha con 3000 butacas de capacidad? A lo mejor es preferible una cancha a rebosar con 3000 aficionados que un gran pabellón semivacío.”

Es una pregunta que nos afecta directamente a los aficionados palentinos, aunque el Marta Dominguez no tiene esas 3000 butacas, ¿qué pasaría si se lograra el ascenso?.

La posibilidad de lograr el ascenso es real, estamos ahí, pero también las estadísticas o la historia dicen que quien acaba segundo en la liga regular suele lograr ese ascenso, y a estas alturas de temporada, jornada 21 (mañana se disputa la 22), Quesos Cerrato Palencia es el 6º mejor segundo de las 18 temporadas que lleva disputándose esta LEB Oro, y equipos como Obradoiro no hace mucho, Guipuzcoa Basket hace algo más, Menorca, etc… que a estas alturas de temporada era segundos acabaron subiendo.

¿Qué pasaría si se lograba un hipotético ascenso?. En este caso no existen muchas dudas entre los aficionados palentinos, si se lograra y salvo milagro de los mayúsculos (y debería ser más que mayúsculo), no lo podríamos confirmar.

¿Y como se lo tomaría la afición?. Esta es la gran pregunta porque tras tantos años dando pasos cortos pero firmes, más de uno o más de dos se sentirían decepcionados porque realmente resulta injusto para cualquiera no confirmar ese ascenso, no como pasa en el fútbol, que nadie duda que un equipo que logra el ascenso lo confirme, sea de tercera a segunda B, de esta a segunda A o de esta a la Primera División, porque se lo han ganado donde se debe ganar, en el campo.

Personalmente sentiría una punzada de decepción, pero creo que los palentinos en general solemos tener los pies en la tierra, y simplemente lo celebraría, como no, y pensaría en la siguiente temporada en la Adecco Oro. Ojalá todos pensemos lo mismo.

Pero como todavía queda un mundo, seguiremos como siempre, paso a paso.