La plantilla celebrando el triunfo el pasado viernesLa jornada 23 dejó algunas sorpresas, y la más llamativa de todas ellas fue la derrota de River Andorra Morabanc ante el FC Barcelona, colista de la categoría junto a Planasa Navarra y que fue capaz de convertir su necesidad de victoria en una virtud para derrotar al líder que llevaba 11 jornadas consecutivas ganando y que en Barcelona estuvo acompañado por su afición aunque el alirón no lo podían celebrar anticipadamente porque Quesos Cerrato Palencia había ganado la jornada anterior.

El FC Barcelona, a pesar de ser el colista, ha sido un rival muy incómodo en muchos partidos; en lo que más cerca nos atañe, en el caso de Quesos Cerrato Palencia, puso las cosas complicadas a los colegiales y al líder, del que se esperaba que ganara con solvencia, le venció demostrando la tan manida frase de “no hay enemigo pequeño” y confirmando lo que pasa en los finales de liga, la necesidad aprieta tanto que se dan estas sorpresas.

La derrota de Andorra ha abierto la puerta a un objetivo del que seguramente los aficionados de Quesos Cerrato Palencia nos habíamos olvidado hace tiempo, concretamente tras la derrota ante los de Peñarroya en el Marta Dominguez, y es que el equipo palentino mantiene aun opciones de proclamarse campeón de la Adecco Oro y todo pasa porque en las tres próximas jornadas Palencia logre la victoria y Andorra pierda dos encuentros. Complicado cuando Andorra solo ha perdido 4 partidos en la temporada.

A Palencia le queda visitar Lugo este sábado, recibir a Melilla y viajar a Pamplona donde el equipo navarro casi seguro esté jugándose la permanencia. Andorra tiene por delante dos partidos consecutivos en su cancha ante Coruña este viernes, Navarra después y en la última jornada visitarán Burgos que se estará jugando la tercera plaza.

Pero más allá de las posibilidades reales de proclamarse campeón, a nivel de aficionado es un reto inesperado a estas alturas de temporada, y a pesar de sonar muy bien eso de ser Campeón, en este caso ser campeón significa que la temporada acaba a comienzos de Abril, ya sabiendo que no va a ser posible el ascenso de categoría y que por delante quedarían más de 4 meses sin poder disfrutar de un partido en directo.

Puede sonar a prepotencia, pero conociendo esta competición, las posibilidades nulas de ascenso, de hacer ilusión eso de poder ser campeón, ¿qué preferimos? ¿ser campeones? ¿intentar disfrutar de los playoffs?. Todo contando que las posibilidades de superar a Andorra son escasas y que si esta temporada fuéramos por una gran casualidad campeones, ¿qué nos quedaría para próximas temporadas?.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Opinión

  • Qué triste es tener que leer los dos últimos párrafos. Mucha suerte y disfrutad! Algún día cambiarán las cosas y los ascensos serán para los que se lo ganen en la cancha. Vamos Palencia!

    • Baloncesto con P

      Es así Ramón, una lástima, pero sabiendo que no se puede subir (nosotros no al menos de momento), solo como opinión personal, prefiero “disfrutar” de los playoffs, aunque solo sea una eliminatoria. En el futuro espero que cambien las cosas en la ACB para al menos tener la oportunidad de pensar que sí es posible que una ciudad pequeña como Palencia pueda tener un equipo en la ACB.

Mira además

Con perdón…. voy a hablar del árbitro

Con perdón hoy voy a hablar del árbitro. Si tal y como hacen directivos, jugadores, entren…