Palma Air Europa 77 – Quesos Cerrato Palencia 79

Estadísticas

De nuevo Quesos Cerrato Palencia pone en un puño el corazón de sus aficionados, un nuevo final igualado y emocionante que vuelve a caer de lado palentino porque ya se sabe lo que dicen, la suerte es de los campeones.

Fue un partido incómodo desde el inicio para los colegiales, con los locales controlando el ritmo del partido en función de su acierto desde la línea de tres (acabaron el partido con más canastas de tres que de dos) y los palentinos con problemas en la cesión del rebote y en el tiro libre, aun así Palma nunca pudo romper el partido y en los momentos importantes y decisivos, los de Sergio García demostraron su calidad y su experiencia.

mg_2318Palma y Palencia comenzaban el encuentro tanteándose, un inicio con mucha intensidad defensiva por ambas partes que generaba varios lanzamientos de tiro libre donde los palentinos no se mostraban acertados.

Según pasaban los minutos el acierto desde la línea de tres de los locales comenzaba a marcar las primeras diferencias, 14 a 8 a falta de tres minutos, con un conjunto palentino que no dominaba el rebote y eso le impedía hacer su juego llegando al final de primer cuarto con 19 a 15, con un 2 de 8 en tiros libres y habiendo cedido 7 rebotes ofensivos al conjunto balear.

Pero los palentinos salían con brío e ideas renovadas en el segundo, más agresividad defensiva, y un parcial de 0 a 10 fruto de un mayor control del rebote y buenas defensas que permitían contrataques cómodos. Sastre se veía obligado a pedir tiempo muerto aunque aun le daría tiempo a los palentinos a ponerse con 5 de ventaja tras canasta de Urko y a falta de 6 minutos, un triple de Dani Rodríguez pondría la máxima de los colegiales, 6 puntos.

La acumulación de faltas de los interiores palentinos, dos de Urko, Maldunas y Samb, propiciaba que los mallorquines se acercaran a los palentinos y a falta de dos segundos, tras tiempo muerto local, Fornas anotaba un triple que llevaba a Palma al descanso dos arriba, 40 a 38.

Tras el descanso Palma salía dispuesto a romper el partido a base de triples, algo que les funcionaba durante los primeros instantes y con dos triples ponían 8 de renta a su favor pero entre Urko, Dani y los tiros libres de Zamora daban de nuevo la vuelta, 50 a 51.

Como equipo de rachas anotadoras, Palma volvía a la senda del triple gracias a Zengotitabengoa y Uriz pero respondiendo bien el conjunto de Sergio García que no dejaba que se escaparan en el marcador y a los últimos diez minutos se llegaba con empate a 50 e incluso podría haber llegado con ventaja si Blanch aprovecha una pérdida de balón en el saque de los locales aunque no quedaba casi tiempo para pensar.

El último cuarto se iniciaba con los palentinos algo despistados y los locales anotaban un parcial de 7 a 2 en los dos primeros minutos que daban el mando a los de Sastre.

Blanch era el más listo de los palentinos en esos instantes, anotando los primeros 4 puntos del cuarto para Palencia que no dejaba escaparse en el marcador a los baleares en unos minutos un tanto alocados que no beneficiaban el ritmo palentino aunque a 6:22 el marcador era 65 a 63.

Entre el minuto 6 y el 7 Palencia pasaba de la oportunidad de empatar el partido con un tiro libre de Urko e incluso ponerse por delante en una jugada posterior de Dani, a ver como los locales con un triple y dos tiros libres se ponían con 6 de renta a 3 del final.

Y lo que son las cosas cuando parecía que peor lo tenían los palentinos, una canasta de Blanch, dos tiros libres de Dani y otra canasta de Urko, pero sobretodo los 6 tiros libres fallados por Fonseca, hacían que Palencia llegara al último minuto empatado a 75 obligando a Sastre a pedir tiempo.

La polémica llegaba dentro ya del último minuto cuando Uriz penetraba a canasta y recibía falta, lanzando posteriormente pero recibiendo tapón de Samb que los árbitros daban como canasta válida al considerar que el balón estaba cayendo; menos mal que Uriz fallaba el tiro libre.

Zamora anotaba en la contra y en la jugada posterior Zengotitabengoa pisaba línea y daba la pelota a los palentinos. Sergio pedía tiempo muerto y sacaba en cancha contraria con los locales dando manotazos a diestro y siniestro a Urko y Dani con la intención de hacer falta y que no corriera el reloj, algo que los colegiados tardaban mucho en señalar; al final tras tanto golpe el que recibía la falta era Dani Rodríguez que no fallaba y ponía a Palencia por delante.

Nuevo tiempo muerto, en este caso de Sastre, y en la jugada Uriz lanzaba un triple y fallaba y en los palmeos Palma no anotaba y la que sí entraba, era fuera de tiempo.

Victoria sufrida, pero victoria al fin y al cabo ante un equipo que demostró sus cualidades, un gran nivel defensivo y una alta anotación desde la línea de tres en un partido en el que Palencia no tuvo el control del mismo y los pequeños detalles marcaron la diferencia.

La racha de los palentinos llega a las 4 victorias y por delante este viernes viene un rival que lo está haciendo muy bien como Araberri pero que caía con Cáceres. Esta liga permite estas “sorpresas” así que los palentinos no deberán confiarse.

Lo mejor: Con tanta igualdad los pequeños detalles como los tiros libres marcan diferencias y si durante el partido el conjunto palentino no estuvo al nivel del mejor equipo en esta faceta, en los últimos diez minutos sí lo estuvo sumando a ello los errores en el lanzamiento del pivot de Palma Air Europa, Claudio do Santos Fonseca, que permitieron a Palencia meterse en el partido.

Entre esos pequeños detalles está también un jugador con una inteligencia descomunal como Marc Blanch, que en el inicio del último cuarto, cuando parecía que el conjunto palentino perdía la compostura, tiró sabiduría y calidad para anotar, y de paso dar la tranquilidad necesaria a sus compañeros que a partir de ahí enderezaron el rumbo.

Lo peor: Palencia no tuvo el control del rebote, sobretodo en la primera parte, cediendo muchas segundas opciones que en algunos casos finalizaron en triples.


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Lamont Barnes vuelve a Palencia Baloncesto

Lamont Barnes jugará su tercera temporada en Palencia. El pívot norteamericano con pasaporte español volver a defender la camiseta del Palencia Baloncesto toda su frustrado fichaje por CEP Lorient.