DSC_0692El anuncio del fichaje de Nikola Cvetinovic por CB Almansa ha caído como una bomba en el aficionado de Chocolates Trapa Palencia puesto que, algunos no habían perdido la esperanza de ver al jugador serbio un año más con la camiseta morada. El fichaje de Cvetinovic por el conjunto manchego ha dejado a la afición palentina sin referentes de cara a la temporada 2019/20.

Recordemos que Carles Marco llego a Palencia para levantar a un equipo que sufría un profundo bache de juego y resultados. Su situación no fue fácil, ya que desde el primer día se le recordó que algunas de sus declaraciones como rival no habían gustado en los medios ni afición palentinos. Tras un final de temporada irregular, tirando a malo unos dignos play offs demostraron que la masa social estaba con el equipo en las buenas y en las malas, llegando a desplazarse 5 autobuses a Bilbao en un día laborable para el partido de play off. A pesar de la derrota los aficionados demostraron una clara identificación con un equipo que lo había dado todo, y en especial con algunos jugadores.

Urko Otegi, el adiós del gran capitán

MG_8998

La marcha de Cvetinovic deja huérfana a una afición palentina que ya desde el inicio sufrió el duro golpe de la marcha de Urko Otegi, el auténtico referente del equipo en su trayecto por la LEB Oro. Tras unas semanas de reflexión, el jugador pasaitarra decidía poner punto final a su trayectoria en Palencia, para jugar en Menorca. Era una triste noticia porque todos los indicios señalaban que sería un verano cargado de novedades.

Tino Ugidos, el segundo golpe a la afición

_MG_1128

La primera novedad fue de gran impacto, ya que suponía la no continuidad de Tino Ugidos en el staff técnico palentino. Ugidos, que había estado presente en los mejores momentos del Palencia Baloncesto en LEB Oro, se había ganado el cariño y respeto de la afición por su cercanía y amabilidad. El conjunto palentino prescindía de un profesional que había destacado por su buen hacer y su integridad en todo lo relacionado con su club. La noticia, no solo cogió desprevenidos a los aficionados, ya que el propio Tino Ugidos mostró su sorpresa ante el final de su trayectoria en Palencia, afortunadamente continuara en LEB Oro, formando parte del cuerpo técnico de CB Almansa.

 

Los ovacionados

_mg_9546

Ya durante la temporada, realmente casi desde el inicio, se intuía que el lujo de ver a Steve Vaturia en Palencia tenía fecha de caducidad. No fue a la ACB (quizá una liga que aún le viene grande) pero el talentoso jugador americano se ha marchado al SC Rasta Vechta de la BBL de Alemania (primera división alemana), donde disputará competición europea (FIBA Basketball Champions League). El escolta americano coincidirá en el club con Sergi García cedido por Valencia Basket. La marcha de Steve “The Wizard” Vasturia, supone para Palencia Baloncesto, la pérdida de un auténtico líder en la pista que ha promediado 30 minutos pp, con unas medias de 16 puntos pp, 5,4 rebotes pp, 3,5 asistencias pp y 17 de valoración.

Es obvio que la transcendencia en el juego de Vasturia resultaría insustituible, existían otros nombres que hacían levantarse al aficionado de sus asientos: Calvin Hermanson y Moussa Koné quienes a pesar de vivir una temporada irregular agitaban a la grada con sus exhibiciones desde el triple en el caso de Calvin o en el de Moussa, con su capacidad para jugar por encima del aro. Ambos emprenderán la aventura sueca en las filas del Wetterbyden Stars.

_mg_9519

Un caso similar es el de Aitor Zubizarreta, un jugador que ha trabajado muy duro, sin desfallecer en los malos momentos y que con esfuerzo y humildad se ganó el respeto y cariño de la afición. Gracias a su capacidad de sacrificio, logró revertir una mala situación deportiva (llegó a no disputar ni un solo segundo en algún partido) pasando a ser uno de los pilares del equipo en el play off. Además de su juego, también ejerció de nexo de unión con los americanos del equipo, siendo un jugador muy importante en el vestuario palentino. Ante el nulo interés por renovarle su contrato, la próxima temporada continuara su progresión en Cáceres Patrimonio de la Humanidad.

 

Cvetinovic el indomable

MG_4183

Sin duda era un caso, que todos los que conocíamos el desarrollo de la temporada sospechábamos que acabaría con Nikola lejos de Palencia. El bravo jugador serbio fue unas de las claves en el resurgir del equipo, con la llegada de Alejandro Martínez en la 2017-18. En todo momento se ha podido ver a Cvetinovic como el perfecto termómetro para calibrar el nivel de Chocolates Trapa Palencia. Tras un gran inicio de temporada, su nivel bajó con el cambio de entrenador, disfrutando de menos peso específico en el juego del equipo. Aun así, por su carácter y calidad, era uno de los jugadores que más conectaba con la grada. Su fichaje por Almansa, deja a la acción morada sin el jugador que mejor podría representar la conexión entre grada y equipo.

 

Sin red

_mg_9497

No cabe duda de que Carles Marco ha tomado estas decisiones pensando en lo mejor para el equipo y la calidad de algunas de las nuevas adquisiciones esta fuera de toda duda. Los fichajes de Dani Rodríguez (Quizá el próximo referente de la afición morada) y Kevin Larsen, son de los que ilusiona a cualquier aficionado y la llegada de Alberto Blanco, sin duda aportara mucho conocimiento del mercado europeo y americano a la hora de configurar la plantilla. Pero es públicamente reconocida la importante de mantener una base a la hora de afrontar una temporada y también el hecho de tener jugadores muy comprometidos, que conecten con la grada (para lo cual hace falta credibilidad en la actitud del jugador) para encender a la afición en los momentos complicados de los partidos.

Sin olvidar que el único jugador que se mantendrá en la estructura morada, será Jordi Grimau. En su tercera temporada al frente del equipo… ¿Podría ejercer ese rol tan importante en un equipo?

Con todos estos ingredientes podemos considerar como arriesgada la decisión de Carles Marco,  ¿valentía o inconsciencia?, el debate está abierto.