_MG_3924.JPGSe esperaba un partido emotivo por el retorno de dos jugadores de los más queridos en la historia del club (Bravo y Garrido) y también del palentino Adrián Laso en las filas de Melilla.
El club Palencia Baloncesto y la Peña Basket Morao realizaron el merecido homenaje de su ex y después esta ultima pasó a animar a su equipo. En eso consistía el acto, reconocimiento y a animar que el partido era importantísimo. Aunque cierto sector del público no lo entendió así y prefirió seguir animando al rival.

Era de suponer que en un partido de duras defensas, se llegase a un final ajustado, y ahí Melilla fue mejor que Quesos Cerrato. El equipo visitante supo manejar la ansiedad de Quesos Cerrato y jugó mejor sus bazas (gracias a su capacidad reboteadora) para llevarse un gran botín en su visita a Palencia y dejar muchas dudas en el equipo de Natxo Lezkano.

Sin duda un partido que deja muy a las claras el bajo nivel de confianza que tiene el equipo palentino y lo que le cuesta mentalmente verse por debajo del rival en el marcador. Si bien es cierto que en defensa (con más o menos fortuna) mantiene un buen nivel, arriba el equipo llega cansado física y mentalmente lo que provoca una gran cantidad de decisiones erróneas. El precio de esas impresiones ya sabemos cual es: una nueva derrota.

_MG_3909.JPG

Derrota agravada por un sector del público que despidió a los jugadores con silbidos.
Es comprensible que alguien que siente los colores de un equipo silbe a un jugador o jugadores cuando no se muestra una actitud adecuada. Pero ¿despedir con desprecio a unos profesionales que se han dejado el alma en la pista? ¡Inaceptable!.

Los aficionados de cualquier club valoran el esfuerzo en la victoria y en la derrota, en los momentos malos y buenos… los demás son solo publico (no aficionados, ni seguidores), público que al igual que en un evento deportivo podían estar en el cine, teatro…..

Análisis Individual: Urko Otegi y poco mas…

Urko Otegi: Es el claro ejemplo de que aun cuando las cosas no salen del todo bien, la intensidad y la garra cobran una vital importancia (11 rebotes gracias a su garra e inteligencia para colocarse en la zona). Su actitud intentó contagiar al equipo y al público en los peores momentos. Recurrió a su lanzamiento de 5 metros ante la superioridad de los interiores rivales.

Roger Fornas: Se echó de menos verle más en pista ya que fue el jugador que menos minutos disputó (13 minutos). Su efectividad desde el 6,75 (3/4) estuvo a punto de romper el partido a falta de cuatro minutos.

Quinn McDowell: Fue el jugador más utilizado (32 min 54 seg.) llegando agotado a los instantes finales. Sigue siendo una baza segura gracias a su regularidad.

Oliver Artega: Se le fichó para marcar diferencias y a día de hoy por uno u otro motivo no lo hace.

Xavi Forcada: De más a menos. Empezó a buen nivel el primer cuarto y a partir de ahí se diluyo. En la línea general del equipo.

Dani Rodríguez: Mal partido. Desacertado en el lanzamiento y con demasiadas decisiones erróneas.

Tomas Hampl: Flojo partido del pívot checo. Siempre superado por los pívot rivales y blando en muchas acciones cuando el partido era una batalla campal en la pintura.

Greg Gantt: Difícil aportar menos en tanto tiempo (30 minutos). Sigue perdido en determinadas ocasiones y no brilla en ninguna zona del campo.

Rueda de prensa de Alejandro Alcoba

Rueda de prensa de Natxo Lezkano

Vídeo resumen del partido