Otegui celebra y anima, tras una canasta de Palencia Baloncesto ante MelillaFinalizada la primera vuelta la competición, es un buen momento para hacer balance a lo que ha sido esta primera parte de la temporada por parte de Palencia Baloncesto, un balance que como no podía ser de otra forma hay que calificar de muy positivo, y que nos permite seguir soñando con lo que sería un echo histórico dentro del baloncesto palentino, acceder a los playoffs de la Liga Endesa.

Si la pretemporada fue simplemente perfecta, con el título de Copa Castilla y León logrado brillantemente en Valladolid, en  liga, con algún altibajo, los de Natxo Lezkano han tenido una gran trayectoria que les ha situado al final de esta primera vuelta en una cómoda cuarta plaza, empatado con un histórico como Lucentum Alicante y a tres victorias de dos equipos que se están mostrando casi inalcanzables como Ford Burgos, líder, y River Andorra.

Precisamente una de las grandes luces de Palencia Baloncesto, además de las 8 victorias que lleva ya acumuladas, fue la victoria en la cancha de River Andorra, la primera derrota del equipo andorrano de la temporada, y que tiene un gran mérito ya que salvo Palencia y Burgos, nadie más ha logrado vencer al equipo dirigido por Joan Peñarroya, que además curiosamente ha perdido esos dos encuentros como local.

Luces ha habido unas cuantas, como las victorias en Ourense o en Andorra, o la gran victoria en Pamplona, las tres victorias como visitantes que tiene Palencia, aunque en casa también ha disputado buenos partidos como el último ante Melilla o la trabajada victoria ante Breogán. Precisamente en los encuentros como local ha sido donde Palencia ha tenido que trabajar mucho más victorias que le han costado mucho sentenciar aunque en la mayoría de ellos ha sido claro dominador de los marcadores.

La derrota ante Burgos ha sido de las pocas notas negativasLas sombras siempre son las derrotas, tal vez la derrota ante Burgos, por como se produjo, es la que más dolorosa resultó o la derrota ante Huesca, cuando todo parecía sentenciado, sin duda son dos derrotas que se han quedado marcadas, pero en absoluto deslucen el gran nivel mostrado por Palencia durante esta primera vuelta.

Y para esta segunda vuelta el reto va a seguir siendo la mejora en el rebote, y en el mantenimiento de la intensidad defensiva, el verdadero problema que ha tenido Lezkano durante estos 13 primeros partidos.

La última victoria ante Melilla, por momentos con un juego muy brillante que recordó a aquellos partidos de pretemporada en los que se jugó a un gran nivel defensivo, hace creer más si cabe en lograr el objetivo de los playoffs, y eso a pesar de haber tenido que reinventarse de nuevo este Palencia en Navidades, con las marchas de Zamora y Tveidt, y la lesión de Quique Garrido, y la llegada de tres nuevos jugadores como Iván Martínez, Janis Porzingis y Chema González, que han debutado ya con Palencia Baloncesto, ofreciendo muy buenas sensaciones que esperemos tengan su continuidad durante el resto de la temporada.

Y aunque los números, son eso, solo números, estos también son optimistas y es que Palencia Baloncesto ha logrado hasta ahora el 61% de victorias, frente al 47% de la pasada temporada al final de la primera vuelta, algo que se puede tomar como relativo dado que esta campaña son menos equipos.

Lo más positivo es que se han logrado el 50% de las victorias en los partidos fuera de casa, y eso es muy importante ya que para estar arriba, como ya se demostró la pasada temporada, las victorias fuera del Marta Dominguez van a ser fundamentales.


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Con perdón…. voy a hablar del árbitro

Con perdón hoy voy a hablar del árbitro. Si tal y como hacen directivos, jugadores, entrenadores y prensa deportiva cuando lo creen conveniente.

Desde que hace días, dejamos caer que la próxima designación arbitral sería “polémica” (siendo suaves), este ha sido uno de los temas a tocar por todos, dejémoslo claro TODOS los medios de comunicación.