Tras la derrota de ayer domingo ante Oviedo, no costaba mucho imaginar el posible desenlace que esta mañana se ha solventado con el adiós, de mutuo acuerdo según ambas partes, de Alejandro Martínez que esta tarde de lunes ya no ha dirigido a los palentinos y ha sido Tino Ugidos, el que tome de forma temporal, las riendas de un Chocolates Trapa Palencia sumido en la crisis.

Seis derrotas consecutivas han marcado el adiós de Martínez, algo que no se podía imaginar cuando el conjunto palentino navegaba por la liga con comodidad, con buen juego y convirtiéndose en uno de los conjuntos más atractivos de la competición, pero es lo que tiene el baloncesto, dos resultados adversos se convirtieron en la peor racha de la liga y una acumulación de derrotas que apenas se recuerda por estos lares.

El club ya trabaja en el sustituto de Alejandro Martínez, con prisa pero sin urgencias ya que tras el encuentro en Castellón, el conjunto palentino tendrá dos semanas para trabajar, eso sí, tener cuanto antes al nuevo técnico permitirá que se ponga cuanto antes a entrenar y aprovechar esas dos semanas hasta el siguiente encuentro. Mientras, Tino tiene una labor psicológica importante de cara a este mismo viernes.

Por su parte Alejandro Martínez quiso despedirse de todos a través de una escueta carta:

“El Chocolates Trapa Palencia y yo hemos decidido separar nuestros caminos en el día de hoy en el convencimiento que es lo mejor para el club. Quisiera agradecer a Gonzalo, Fernando y Raúl su trato hacia mi y mi familia en este tiempo.
También quiero agradecer al cuerpo técnico, plantilla y todo el personal del club su esfuerzo y dedicación en el día a día.
Y por último, dar las gracias a la afición por su apoyo en todos y cada uno de los partidos y sus innumerables palabras de ánimo y muestras de cariño en los malos momentos.
Gracias.”