Unión Financiera Oviedo Baloncesto 80 – San Pablo Inmobiliaria Burgos 77

Estadísticas

Unión Financiera Oviedo Baloncesto ha tomado el relevo del Quesos Cerrato Palencia como Campeón de la Copa Princesa de Asturias tras vencer a San Pablo Inmobiliaria Burgos ante un Pumarín lleno hasta la bandera, a pesar del horario, y donde los locales supieron gestionar la responsabilidad de jugar en casa y de hacerlo sin uno de sus mejores hombres, Dani Pérez.

La tradición se impuso y de nuevo el equipo local se lleva la victoria desde que la copa se disputa a partido único, un Oviedo Baloncesto que salió desde el inicio dispuesto a marcar diferencias y meter el miedo al conjunto burgalés con el espectacular ambiente que se vivía en la cancha asturiana.

Ritmo, velocidad y mucha energía traía un primer parcial local de 15 a 6 que obligaba a Epifanio, técnico de Burgos, a parar el partido apenas mediado el cuarto ante una avalancha local que exaltaba aun más a una afición volcada.

Burgos lograba controlar la salida local e incluso situarse a tan solo 5 puntos, pero un arreón final de los locales con un triple final de Víctor Pérez, daba 9 de ventaja a un Oviedo Baloncesto mucho más acertado que Burgos.

El inicio del segundo cuarto ofrecía reparto de errores, más cómodos y menos necesitados de puntos los de Carles Marco y un Burgos que se precipitaba en algunas acciones y selecciones de tiro. Oviedo lograba su máxima del encuentro con 12 de renta y era el punto de inflexión para Burgos, que lograba llegar a ponerse a solo 6 puntos.

De nuevo Oviedo, con mucho acierto exterior, hacía daño de nuevo y ante la acumulación de faltas visitantes, Salvo principalmente se mostraban acertados desde el 4’60 por lo que el intento de reacción de San Pablo Inmobiliaria Burgos se quedaría sin efecto llegando al descanso de nuevo 9 abajo, 42 a 33.

Tras el descanso Lofberg aun lograría situar a los suyos con 11 de renta pero un parcial de 2 a 10 de los de Diego Epifanio metía de lleno en el partido a Burgos logrando empatar el encuentro a menos de dos minutos del final (55 a 55) y todo un mundo por delante, llegando al final de cuarto 59 a 57 con dos tiros libres de Salvo.

Toda la emoción quedaba para el final, Oviedo volvía a salir momentáneamente enchufado y 4 arriba el conjunto local, pero tras el tiempo de Epifanio, Burgos tomaba fuerza y a 5 minutos del final un triple de Vega ponía a San Pablo por delante culminando la remontada.

Burgos desaprovechaba su oportunidad y Oviedo volvía a tomar la delantera pero a pesar de la presión burgalesa, los locales no dudaban en el tiro libre y se llevaban la victoria por a 80 a 77 ante la explosión de júbilo de la afición local que veía su primer título en LEB Oro.

El MVP del partido era para Miquel Salvó que anotaba 17 puntos, la mayoría desde el tiro libre, sumando a ello 8 rebotes, 3 asistencias para una valoración de 25.