El capitán recibirá esta noche el Trofeo Basket Morao que otorgan los afionados.
El capitán recibirá esta noche el Trofeo Basket Morao que otorgan los afionados.

No fue ayer precisamente, hace ya casi 6 años, el 16 de Junio de 2008, Carles Bravo era anunciado como nuevo jugador del CD Maristas, denominado aquella exitosa temporada como Faymasa Palencia y fue el primer fichaje del equipo palentino tras las renovaciones de tres de los componentes de la anterior temporada (Juanpe, Adams y Sergio Alonso) aunque posteriormente Emilio Morán y Xavi Forcada también repetirían.

El capitán Carles Bravo no ha sido un jugador al que le haya gustado moverse mucho. Comenzó en EBA de la mano del UE Mataró, para posteriormente y siguiendo en EBA, fichar por el Montcada.

No sería hasta la temporada 2001/2002 que el alero catalán tuviera su primera experiencia en LEB 2, la actual Plata, y a partir de ahí su carrera no paró de crecer. En la siguiente temporada fichó por Cornellá, con el que disputó tres campañas, un breve paso por Ourense para luego jugar dos años con el Tarragona antes de su llegada a Palencia, donde el jugador catalán ya ha disputado seis temporadas y más de 200 partidos convirtiéndose en una leyenda y un icono para el baloncesto palentino y de las ligas LEB.

Más allá de los méritos deportivos de este gran jugador, Carles Bravo representa todo aquello que se espera de un jugador de club, profesional, responsable, trabajador, discreto, líder dentro y fuera de la cancha, amable con sus compañeros y sobretodo, como ha demostrado a lo largo de todas estas temporadas, cercano al aficionado palentino que en gran medida le tiene como referente de este club y por eso, tanto directiva como Natxo Lezkano, han querido que continuara año tras año.

Contra viento y marea, Bravo ha mantenido siempre un gran nivel. Como anotador que es ha sabido salir siempre de esos momentos malos que tienen jugadores de su calidad, y lo ha echo callado, con mucho trabajo y sin hacer caso a aquellos que en determinados momentos han querido menospreciar su capacidad.

Esta noche Carles Bravo recibe el VI Trofeo Basket Morao que otorgan los aficionados palentinos a través de las votaciones que a lo largo de la temporada han realizado a través de la web de la peña, un trofeo que tiene un gran valor, porque lo otorgan los aficionados valorando todo, no solo su actuación en la cancha sino también fuera de ella, por todo ello, y más allá que este trofeo premia el trabajo de una temporada, y como cada temporada no se sabe si continuará un año más o no, hoy todo amante del buen baloncesto, de los grandes jugadores, de los hombres de club, tiene la oportunidad de rendir un merecido homenaje a un jugador que pase lo pase este verano ha marcado un antes y un después en la historia del Quesos Cerrato Palencia.

Hoy, a las 20:45 h. (Bar Angel, Calle San Antonio Nº2), y arropado por sus compañeros, directiva, técnicos, miembros de la Peña Basket Morao y aficionados que se quieran acercar, podrán rendir este merecido homenaje a un hombre grande en todos los sentidos, el GRAN CAPITÁN del Quesos Cerrato Palencia.

Vídeo con imágenes de las seis temporadas en Palencia


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Lamont Barnes vuelve a Palencia Baloncesto

Lamont Barnes jugará su tercera temporada en Palencia. El pívot norteamericano con pasaporte español volver a defender la camiseta del Palencia Baloncesto toda su frustrado fichaje por CEP Lorient.