Palencia Baloncesto 67 – Força Lleida 61

Estadísticas

Vota al mejor de Palencia Baloncesto en el Trofeo Basket Morao

La dificultades para anotar fueron evidentes, como en esta imagen de Garrido.
La dificultades para anotar fueron evidentes, como en esta imagen de Garrido.

No ha sido una victoria brillante ni tampoco un gran espectáculo, pero la victoria de Palencia Baloncesto tiene un valor añadido porque hoy ha tocado luchar contra un rival que juega con unas armas parecidas a las del equipo colegial, y porque estos partidos en los que anotar cuesta un mundo, la victoria tiene mucho mérito.

Palencia Baloncesto dominó el marcador de cabo a rabo, siempre por delante, y el inicio que realizó Palencia fue muy esperanzador, un parcial de 8 a 0 en cuatros minutos que parecía iba a dar paso a un gran espectáculo, con buenos minutos de Urko Otegui que hacía daño dentro de la zona rival, aunque con muchas dificultades para anotar canasta.

Joaquín Prado no lo veía nada claro y solicitaba rápidamente tiempo muerto y los ilerdenses reaccionaban con un parcial de 5 a 0, minutos en los que Palencia realizaba continuas rotaciones tal y como nos tiene acostumbrado esta temporada. Un triple de Zamora sobre la bocina volvía a colocar a los palentinos con una cómoda ventaja, 20 a 13.

El segundo periodo se iniciaba con mucho más ritmo por parte de los palentinos y si en el primer periodo, McDermott, se había mostrado discreto, en este segundo, junto con una buena dirección de Garrido, se encargaban de anotar con cierta facilidad.

Los palentinos metían una marcha más en defensa y la presión ejercía sus frutos, con varias recuperaciones de balón que sin embargo no encontraban el contrataque rápido, lección seguramente bien aprendida de los visitantes, que no dejaban a los palentinos llegar con comodidad.

Aun así, fruto de esa presión, Palencia seguía sumando y alcanzaba unos tranquilizadores 13 puntos de ventaja tras tirple de Carles Bravo, que de nuevo obligaban a Prado a pedir tiempo muerto. De nuevo las indicaciones hacían efecto y un parcial de 7 a 0, con protagonismo de Miquel Feliu, volvían a meter en el partido a los visitantes, aunque las ventajas de Palencia oscilaban entre los 6 y 11 puntos durante la recta final del cuarto, llegándose a los 6 al descanso, tras fallar el tiro Tveidt al que realizaban falta pero que no era señalada.

Tras el descanso Palencia volvía a entornarse, dos canastas consecutivas de Ott y McDermott, pero una acción muy protestada por el Marta Dominguez, en la que se señalaba técnica por una posible simulación de falta en ataque de Thompson en la que además anotaba canasta, era convertido de golpe y porrazo en un parcial de 6 a 0, ya que Dani Rodríguez anotaba los dos tiros libres y luego anotaba una canasta a mayores.

McDermott fue de los más destacados de Palencia Baloncesto, en esta imagen machacando
McDermott fue de los más destacados de Palencia Baloncesto, en esta imagen machacando

Lejos de ponerse nerviosos, los palentinos seguían jugando, en un partido trabado y de muchas faltas, volvían a los guarismos de 10 puntos de ventaja a falta dos minutos para el final de cuarto, con muy buenos momentos de McDermott.

El último periodo comenzaba como acababa el tercer cuarto, con tiros libres de Mortellaro que solo anotaba uno en cada ocasión, pero el extraño partido que se estaba viviendo daba situaciones en las que los colegiales tomaban 10 puntos de ventaja pero en poco tiempo volvían a tenerlas de solo 4.

Sin poder romper el partido del todo, los palentinos mantenían una cierta regularidad, y durante varios minutos las ventajas no bajaban de los 10 puntos, pero en los últimos minutos del partido, Lleida a base de lanzamientos exteriores y faltas continuas en defensa, llevaba a los palentinos al tiro libre, donde no estaba muy acertado.

Un triple de Feliu a falta de 50 segundos, llevaba el nerviosismo a la grada ya que en la siguiente jugada Bravo perdía el balón pero Feliu perdía así mismo el balón y además cometía falta sobre Bravo. El alero catalán anotaba uno de los dos tiros libres, y Zamora, en la última jugada del partido anotaba para dejar el marcador final, 67 a 61.

Sin duda no ha sido el mejor encuentro de Palencia Baloncesto, ni siquiera se ha sufrido mucho en el rebote, pero ante un rival con muchas similitudes que los palentinos, se ha logrado una buena e importante victoria.

No hay sido el espectáculo al que Palencia nos tiene acostumbrados pero la victoria sirve para ganar en confianza ante el público local y poco a poco esa confianza se convertirá en partidos más agradables a la vista, pero hoy, para aquellos a los que les gustan los partidos en los que las defensas se imponen a los ataques, habrán disfrutado.

Lo mejor: Buen partido de McDermott, sobretodo en el segundo y tercer cuarto, dando aire al ataque palentino con la buena dirección de Garrido. Tampoco estuvo mal Forcada, incluso en los ataque estáticos estuvo correcto en la dirección apoyado siempre por Ott, Zamora o Bravo. Mortellaro, aunque no deslumbró, si fue un problema para los ilerdenses en los dos primeros cuartos. Otegui, todo lucha y pundonor, hoy no tuvo su día y ante Alex Thompson y Calegari, se encontró con muchos problemas.

Lo peor: Michael Tveidt sigue sin encontrar su punto de forma, esos problemas físicos le están impidiendo rendir a mejor nivel, o al menos para estar cerca del de la pretemporada. Arbitraje discreto por no decir malo, pero algo ya clásico en esta LEB Oro.

Galería de Imágenes del encuentro


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Nikola Cvetinovic nuevo jugador de Palencia Baloncesto

Hoy se ha anunciado el fichaje del jugador serbio Nikola Cvetinovic como nuevo miembro de la plantilla de Palencia Baloncesto. Con esta incorporación Urko Otegi ya tiene compañero de posición y se empieza a configurar el juego interior palentino.