San Pablo Inmobiliaria Burgos 74 – Quesos Cerrato Palencia 82

Estadísticas

Sin duda el derbi disputado en la noche del viernes entre Burgos y Quesos Cerrato Palencia ha sido uno de los más tensos que han jugado entre ambos equipos, con igualdad, con remontada palentina y luego burgalesa, prórroga, nervios, tensión, arbitraje polémico (que no solo para Burgos) y un detalle muy feo de una parte de la afición burgalesa colocando una pancarta que no tiene más sentido que el que tiene para ellos, fuera de lugar.

En el plano deportivo todo pudo ocurrir, ya que San Pablo Inmobiliaria Burgos se mostró durante casi 30 minutos mucho más intenso y duro en defensa que los palentinos y también mucho mejor que los de Sergio García, pero cuando Palencia igualó el nivel local, encontraron el camino hacia el triunfo con un final de los 40 primeros minutos con jugadas polémicas, como casi todo el partido aunque en la prórroga afloró toda la experiencia de los colegiales.

Los diez primeros minutos tuvieron un tanteo igualado, con intercambio de canastas entre ambos conjuntos con continuos empates y ventajas de los locales que se romperia tras un 2+1 de un Dani Rodríguez imperial durante el encuentro (15-17).

Esa primera ventaja palentina no duraría más que unos segundos ya que Maresch y Poscic, llevarían al conjunto burgalés a dominar por 2 puntos al final del primer cuarto, 19 a 17.

Palencia salía enchufado en la reanudación, con un parcial de 0 a 8 culminado con un palmeo de Okoye (19 a 25), obligaba a Diego Epifanio a parar el partido apenas disputados dos minutos del segundo cuarto.

La defensa zonal planteada por el técnico del conjunto burgalés, muy abierta y presionante, pero dura en los contactos en la pintura, permitía al conjunto local empatar el encuentro tras triple del ex de Palencia Roger Fornas (32 a 32) pidiendo tiempo muerto Sergio García. Pero Burgos estaba lanzando y el parcial continuaba con otro 9 a 0 consecutivo y apenas pasados dos minutos del anterior, Sergio García se veía obligado a parar de nuevo el partido ante la avalancha local.

El encuentro se normalizaba y Burgos no encontraba tantas facilidades para anotar pero la ventaja burgalesa se mantenía en los 7 de renta logrados para llegar así al descanso, 43 a 36.

Tras el descanso el partido se caldeaba; los palentinos comenzaban a jugar al nivel impuesto por Burgos en la primera parte y los colegiados comenzaban a señalar faltas a los locales permitiendo que los de Setgio García lograran dar la vuelta al marcador y empatar el partido tras técnica a un caliente Toncinic.

Pero los nervios en los jugadores burgaleses continuaban a flor de piel y poco tiempo después señalaban una nueva técnica a los locales tras un claro flopping de Javi Vega que permitía a los palentinos situarse a dos puntos de Burgos.

Un parcial de 5 a 0 para Burgos motivaba el tiempo de Sergio García a falta de poco más de dos minutos para el final del tercer cuarto, pero los palentinos no veían forma de entrar a canasta y sus tiros exteriores no encontraban fortuna llegando al final de cuarto 9 abajo (55 a 46) y un panorama negro por delante.

Cuando todo parecía indicar que Burgos podía romper el partido, apareció en el momento justo el Palencia de la temporada, el que marca ritmo y encuentra a las defensas rivales sin situarse y con Romá Bas (otro de los protagonistas del partido) y Dani Rodríguez haciendo daño donde antes no habían rascado bola. El parcial de 8 a 2 completado por Urko, obligaba a Epifanio a parar el encuentro con solo 2 minutos disputados.

Mientras Palencia comenzaba a encontrarse en su salsa, a Burgos comenzaban a agotársele las pilas y primero Bas daba la vuelta al marcador y dos triples de Dani Rodríguez situaba a los palentinos con 5 puntos de ventaja y un 2+1 de Barnes daba los 6 a falta de tres minutos.

Palencia se encontraba en la mejor situación para llevarse el encuentro pero varios ataques mal ejecutados más los últimos coletazos de Burgos permitían a estos empatar a 71 tras triple de Sinica que destaba la euforia en la grada local. Quedaban 36 segundos y Sergio pedía tiempo, y en la jugada posterior Dani fallaba el tiro de tres, Burgos la perdía, y a Palencia le quedaban 10 segundos para lograr canasta, un mundo tras lo visto posteriormente.

Palencia no lograba sacar en tiempo y cedía la posesión a Burgos. Epifanio pedía tiempo para sacar en cancha contrario pero se volvía a repetir la situación, Burgos no sacaba en tiempo y también la perdía. En ambos casos la cuenta de los colegiados era más que justa, para reirse al menos.

Quedaba el último balón para los palentinos y Dani Rodríguez se la jugaba en 1×1 en el que aparentemente recibía falta (al menos eso parece en vídeo) pero a pesar de todo no lograba anotar y el partido se iba al polémico tiempo extra.

Los últimos cinco minutos los comenzaba mejor Burgos, con tres tiros libres anotados por Toncinic y uno más de Maresch, fallando los palentinos varios ataques en situaciones no demasiado comprometidas. La ventaja de tres puntos parecía poner cuesta arriba el encuentro pero Urko rompía la sequía de la prórroga y Barnes y Rodríguez ponían a Palencia con tres de ventaja a falta de 25 segundos con tiempo local.

Sinica fallaba el triple para él preparado y Edu Martínez hacía falta antideportiva a Dani Pérez que iniciaba el contrataque. Sinica una técnica descalificante permitiendo al base colegial anotar tres tiros libres y dejar la victoria en bandeja a un Palencia que jugó con más cabeza los últimos 5 minutos. Finalmente 74 a 82.

No jugó un buen encuentro Palencia, al menos durante 30 minutos en los que la intensidad defensiva local, una defensa zonal agresiva tanto por fuera como sobretodo por dentro, puso en muchas dificultades a los palentinos que hasta que no igualaron el nivel de intensidad local no lograron meterse en el partido.

Mención especial a los más de 100 aficionados palentinos que presenciaron el encuentro encabezados por la Peña Basket Morao, que sufrieron y disfrutaron a partes iguales de la victoria palentina y que entre la mayoría burgalesa se dejaron escuchar.

Ahora Palencia, con la traquilidad de la victoria, se olvida de la liga y piensa en exclusiva en la Copa Princesa del próximo viernes ante Melilla.

Lo mejor: De nuevo Dani Rodríguez se muestra excepcional, tomando la responsabilidad anotadora en los momentos más calientes y secundado por un Romá Bas que en defensa y en ataque fue clave para la victoria palentina.

Lo peor: Mal arbitraje porque no dejó contento a ninguno. Ambos equipos tuvieron motivos de queja. Hubo épocas y muy recientes, en que las críticas y quejas eran del bando contrario. Y además de ellos, los colegiados, …. mejor no dar protagonismo a quién no lo merece, y no hablamos de los árbitros.

Galería de imágenes


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Nikola Cvetinovic nuevo jugador de Palencia Baloncesto

Hoy se ha anunciado el fichaje del jugador serbio Nikola Cvetinovic como nuevo miembro de la plantilla de Palencia Baloncesto. Con esta incorporación Urko Otegi ya tiene compañero de posición y se empieza a configurar el juego interior palentino.