Filipenses 66 – El Rosal Ciudad de Ponferrada 64

Primer cuarto de dominio berciano con los nuestros faltos de ideas en ataque y de intensidad en defensa. Durante el segundo período los colegiales iban reduciendo la diferencia a base de un mayor control del rebote defensivo y salida de contraataque provocando que Ponferrada tuviera que parar el juego con faltas. 30-32 al descanso.
La salida del vestuario parecía que sentaba bien a los locales que atacaban con mayor soltura y acierto, pero de nuevo la falta de concentración en determinadas acciones defensivas hacía que el marcador continuara ajustado.

El acto final era de alternativas hasta el minuto 5 del mismo. En ese momento Filipenses daba un estirón en el marcador hasta un 62-55 que podía romper el partido, pero Ponferrada lejos de bajar los brazos continuó confiando en sus posibilidades.

En los últimos instantes, los fallos en los tiros libres de los nuestros y el acierto en el tiro exterior de los visitantes pudo acabar con victoria de estos últimos, pero finalmente Filipenses pudo llevarse el cuarto triunfo de la temporada.
De esta forma se llega al parón navideño y no será hasta el domingo 17 de enero cuando Filipenses vuelva a jugar en liga, será en León contra Serviclima Onzonilla que quedó campeón de la Copa Castilla y León.

Anotadores

Filipenses: Sergio (24, 3 triples), Contre (2), Saldaña (2), Jaime (11), Maté (8) – Puertas (2), Pepo (-), Chela (-), Gus (10, 1 triple), Quique (2), César (5, 1 triple), Dela (-)

El Rosal Ciudad de Ponferrada: Ramón (-), Valcarce (14, 1 triple), Fernández (3), García (27, 3 triples), Vidal (8) – Álvarez (-), Santos (-), Rodríguez (12, 1 triple)

Galería de imágenes


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Filipenses tercero del escolar autonómico masculino de Castilla y León

El infantil masculino de Filipenses finaliza una temporada magnífica en la que ha superado con creces todas las expectativas siendo campeones de la Final a 4 de segunda división, segundos de la de Primera División y ahora terceros del escolar infantil masculino. Broche de oro para la temporada de los colegiales.