Existen posiblidades reales de salvación y estas pasan por ganar a Ourense y esperar que pierda Huesca. El viernes el Marta Dominguez va a ser una caldera, seguro.

¡¡¡Todos juntos, hasta el final!!!Lo comentan los aficionados, tanto en la web como en la calle, tenemos muchas ganas a Ourense y no porque queramos que descienda de categoría sino porque lo necesitamos de verdad y por los resultados que hemos tenido en nuestros últimos 4 partidos con ellos que se saldaron con derrota.

En la temporada del ascenso, el penúltimo encuentro nos enfrentaba a Ourense. Tras llegar a la recta final del partido con ventaja y con los más de 100 palentinos que se habían desplazado a tierras gallegas prácticamente saboreando el ascenso, un triple sobre la bocina con un jugador encima, frustraba ese primer intento de ascenso dejándolo todo para el último encuentro.

En nuestra primera temporada en LEB Oro, también con cerca de 70 palentinos en la grada, partido de la primera vuelta con un desarrollo similar, también prácticamente en el último segundo, otro triple nos mandaba a Palencia con una derrota por la mínima. En la segunda vuelta, en el Marta Dominguez, idem, pero esta vez jugando uno de los peores partidos de la pasada temporada. Y en esta, el encuentro en Ourense fue un vuelta a las malas sensaciones que tenemos en tierras gallegas.

Así que sí, le tenemos muchas ganas a Ourense, por nosotros mismos y por ganar de una vez por todas a los gallegos.

El viernes el ambiente del pabellón debiera ser el mismo que hace dos temporadas en el ascenso, la gente debería acudir en masa mucho antes de lo que hace habitualmente, con sus camisetas moradas, sus trompetas, sus aplaudidores. Tener lleno el pabellón a las siete y media, sería una inyección de ánimo para los jugadores y más ante la prevista visita de aficionados de Ourense que están preparando desplazamiento a tierras palentinas.

¡¡¡TODOS JUNTOS, HASTA EL FINAL!!!


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Lamont Barnes vuelve a Palencia Baloncesto

Lamont Barnes jugará su tercera temporada en Palencia. El pívot norteamericano con pasaporte español volver a defender la camiseta del Palencia Baloncesto toda su frustrado fichaje por CEP Lorient.