_MG_4735.JPGQuesos Cerrato Palencia 67 – MyWigo Valladolid 76

Estadísticas

Vota al mejor de Palencia en el Trofeo Basket Morao.

Calificar la situación del Quesos Cerrato Palencia ya que la sexta derrota consecutiva desde el punto de vista totalmente pesimista ya no es de crisis, sino de UVI, pero como en toda situación y a pesar de todas las trampas que se encuentra uno en el camino, en el caso del Quesos Cerrato Palencia son las lesiones, algún atisbo de optimismo puede haber ya que las opciones de playoffs siguen totalmente intactas y se recupera a Jon Cortaberría que en un duelo de esta exigencia, realizó un correcto partido en su reaparición.

Pero es la sexta derrota consecutiva, y el quinto lesionado en la misma posición (aunque se haya recuperado Cortaberría) pero en la posición de base, una posición delicada en la que ante CB Valladolid, Dani Rodríguez sí que realizó un buen partido en líneas generales.

Partiendo de esta situación Valladolid jugó un buen partido, fue mejor, pero Palencia hizo un partido correcto en el que el segundo cuarto marcó completamente el desarrollo del partido, los palentinos vencieron en tres de los parciales pero Valladolid supo reaccionar en el momento más delicado.

Comenzó bien el partido el equipo palentino, acertado en sus escasos exteriores, pero con el conjunto de Porfi Fisac tomando la delantera a pesar del triple de inicial de Gantt.

Valladolid tomaba seis de ventaja pero un tiempo muerto de Lezkano cambiaba el aire al partido y los colegiales daban la vuelta al marcador para llegar al final del primer cuarto con un punto de ventaja, 18 a 17, tras canasta de Montañez (siempre anotó en los momentos oportunos).

En los segundos diez minutos los palentinos se encontraron perdidos en ataque. Si en el primer periodo había habido un equilibrio entre el juego interior y exterior, los colegiales comenzaban a abusar de los triples y de la ausencia de pelea por dentro.

El 0 a 7 de salida obligaba a Lezkano a pedir tiempo pero a pesar de situarse a solo seis de los visitantes, Valladolid seguía firme e iba ampliando la ventaja hasta ponerse con 8 arriba a falta de minuto y medio.

La fatalidad llegaba en el ataque palentino Forcada intentaba progresar lateralmente pero tras ser pisado por su defensor los colegiados incomprensiblemente, señalaban falta en ataque del base colegial, pero lo peor era que se tenía que retirar lesionado y ya no jugaría el resto del partido. El cuarto acabaría con 13 puntos para los vallisoletanos, su máxima ventaja hasta ese momento.

Tras el descanso los exteriores tomaban la iniciativa por parte de ambos conjuntos, Gantt y Cortaberría por parte palentino y Pino por parte visitante, aunque Palencia lograba situarse a 8 puntos antes de que Fisac pidiera tiempo muerto pasado el ecuador del cuarto.

Dos minutos de fallos en ambos conjuntos y un último minuto de nuevo con el triple como protagonista y Montañez chafando de nuevo el conato de reacción palentino sobre la bocina con un triple demoledor.

Palencia a pesar de sus problemas no se rendía y un muy buen inicio de cuarto metía a los palentinos completamente en el partido hasta situarse a solo dos puntos tras un triple de Fornas mediado el cuarto, 61 a 63, y momento en el que Fisac paraba el partido.

Con el público muy metido en el partido Montañez y Uriz desmotaban el conato de reacción y aunque Palencia nunca se rindió, Valladolid supo controlar perfectamente el partido gracias a un Montañez que hizo daño en los momentos oportunos.

Sexta derrota, quinto lesionado, la peor racha del Quesos Cerrato Palencia en la Adecco Oro y la próxima jornada viaja a Burgos con una nueva baja y los ánimos un poco más bajos tal vez.

Lo mejor: No se rindió nunca el equipo palentino, tampoco la afición palentina que apoyó y animó siempre al equipo en todo momento, en los malos y en los mejores momentos del encuentro, y eso es lo mejor a nivel colectivo en un partido en el que a nivel individual, Dani Rodríguez, con mucho más peso de minutos por la lesión de Forcada, fue protagonista, con Gantt a un buen nivel, la recuperación de Cortaberría para el equipo aunque se le viera que no está a su mejor nivel (buen partido en general del escolta), y un Mbaye que cuando salió a cancha frenó en seco a Sergi Pino que estaba en racha.

 peor: Lógicamente además de la derrota, la lesión de Xavi Forcada crea una profunda sensación de tristeza ante una situación que se repite casi semana a semana y que parece no tener fin. Habrá que esperar el alcance de la lesión.

En cuanto al juego del equipo, en defensa hubo momentos en los que las ayudas llegaron tarde o incluso se alargaron demasiado permitiendo pases extra que facilitaron tiros cómodos de jugadores como Montañez o Pino. En ataque, tras un primer cuarto equilibrado en cuanto al juego con los interiores y exteriores, los colegiales se olvidaron completamente de forzar el juego por dentro, facilitando de esa forma la defensa de Valladolid.

De nuevo un pésimo arbitraje, y van …. aunque no tuvo ninguna influencia en el resultado.

Galería de imágenes