thumbnail_IMG-20191114-WA0011
Foto Básquet Coruña

Sergio García Martín (Donostia 23/2/1983) es el actual entrenador de Leyma Basquet Coruña, club al que llega tras pasar dos temporadas en ACB (como entrenador ayudante) en el club de su ciudad. Este salto a la Liga Endesa se produjo tras dos temporadas en Palencia (como primer entrenador), donde logró Liga y Copa en su primera temporada, aunque el ascenso no se materializo en los despachos y disputó la final de la temporada siguiente contra San Pablo Burgos, equipo que esa temporada si logro hacer realidad el sueño de jugar al máximo nivel. Este domingo se enfrenta a Palencia Baloncesto y aunque el partido se celebra en A Coruña “sin duda tiene una connotación especial. Son 10 temporadas en Palencia, la mayoría de mi carrera profesional la he pasado ahí y tengo un buen recuerdo del club, de la ciudad y de la afición, por lo que será especial tenerlos ahí. Pero lo será aún más cuando viajemos a Palencia, especialmente por la afición, porque de esos años tengo muy buenos recuerdos ya que me trataron de forma excelente, y también cuando fui el año pasado como espectador, la afición estuvo muy cariñosa”.

 

Sobre Palencia y lo especial que pueda ser este partido, quizá sea mejor dejarlo para la segunda vuelta, en la que todo será más intenso, por lo que hablamos de cómo evoluciono su carrera tras dejar tierras palentinas. Es sabido el gran interés que Porfi Fisac tuvo siempre en volver a trabajar contigo tras su marcha a GBC y su insistencia tuvo su premio en la 2017/18 “al reunirse todas las condiciones para mi llegada a Gipuzkoa Basket: mi ciudad, mi familia, mi casa y un momento importante a nivel personal por el nacimiento de mi hija. Todos los entrenadores tienen en la mente poder vivir desde dentro la liga ACB y tuve la suerte de que Porfi me llamara para ir allí, por lo que fue sencillo aceptar ir a San Sebastián y vivir dos temporadas de Liga Endesa”

 

Etapa en Gipuzkoa Basket

La primera temporada en Gipuzkoa Basket, fue muy buena y disfrutasteis de una gran temporada, con un núcleo formado por ti, Porfi, Fakuade y Dani Pérez, que recordaba a tu época en Palencia. Es difícil valorar que factores llevaron a un año tan positivo, pero una de las claves fue ““la pretemporada porque se consiguió que el grupo humano estuviese muy cohesionado, muy cercano y creo que entre ellos había muy buena amistad. Después que era gente que aceptó muy bien el rol que se les pidió y tenían claro cómo sería la temporada y lo que necesitábamos para sobrevivir en ACB. Es muy importante que cada uno asuma lo que se espera de él y ellos lo aceptaron desde el primero momento, trabajando muy bien desde el inicio y además empezamos muy bien la liga, lo que nos dio tranquilidad al estar todo el año en una zona tranquila y sin esa presión de vernos cerca de descender”.

 

La segunda temporada fue más dura, deportivamente mala y con algún enfrentamiento entre entrenador y afición. La tensión de esos meses acabó con el equipo descendido, la sorprendente salida de Bully Oyón y finalmente la tuya y la de Gaizka Maiza. Fue una temporada “completamente opuesta a la primera, porque en ningún momento hubo una cohesión parecida a la del año anterior y deportivamente empezamos mal desde el principio. Hicimos una primera vuelta muy muy mala, estando abajo desde el inicio de la competición y es casi imposible darle la vuelta en una liga tan dura como la ACB. Se dieron todas las situaciones para que el equipo descendiera. Deportivamente, nada tuvo que ver con la primera temporada y también a nivel profesional fue un año muy duro para mí, lo que me hizo buscar algo diferente. Hablé con mi agente y cuando me comunica la opción de poder venir a un proyecto tan atractivo e ilusionante como Básquet Coruña, no lo dudé en ningún momento. San Sebastián estuvo muy bien en ese momento de mi carrera, disfruté la experiencia, pero tenía claro que no iba a pasar allí toda mi carrera, busqué algo diferente y en Coruña se dan todas las condiciones para volver a disfrutar del baloncesto. Creo que lo mismo le paso a Gaizka, después de tener malas sensaciones, no verte valorado (no sé si es la palabra exacta), no estar a gusto en un proyecto, buscas una situación diferente”.

Quizá unas de las pocas cosas que no se deterioró, en ese mal año del GCB, fue la relación entre plantilla y cuerpo técnico con “una afición, que quizás en cantidad no son muy numerosos, pero en calidad humana son enormes, Siempre nos trataron bien, siempre apoyaron al equipo, estando bien y estando muy mal y eso es de agradecer” . De hecho, en diversos foros y RRSS de aficionados guipuzcoanos se mostraban partidarios de que fuese Sergio García quien tomase las riendas del equipo como primer entrenador, “y eso, es algo que les agradezco. Es bonito que tus aficionados confíen en ti para dirigir al equipo, pero desde el club no hubo esa propuesta y tuve que seguir mi camino. Estoy 100% satisfecho con la decisión de empezar una nueva experiencia en Coruña”. Ese cariño mutuo se pudo comprobar en el partido que Leyma Basquet Coruña disputó en el Gasca en la segunda jornada, cuando el recibimiento de la grada “superó todas las expectativas previas. Tanto Gaizka como yo, esperábamos un buen recibimiento, pero fue infinitamente mejor de lo que esperábamos. Aprovecho la ocasión para darles las gracias por ese recibimiento.”

thumbnail_IMG-20191114-WA0013
Foto Básquet Coruña

Llegada a Leyma Básquet Coruña

Centrándonos en el fichaje por Leyma Básquet Coruña, fue una decisión fácil “ya que Coruña es uno de los clubes atractivos de la liga, al querer hacer las cosas paso a paso e ir haciéndolo bien. Ya desde mi etapa en Palencia, todos veíamos que el club iba creciendo, haciendo las cosas bien y a nivel interno de la liga se hablaba de la seriedad y profesionalidad con la que trabajaban en su día a día, por lo que desde entonces es un club al que tenía en mente. Al finalizar la competición, mi agente comenta que iba a quedar vacante el puesto de entrenador y yo le mostré mi interés, tuve un par de entrevistas con la directiva y llegamos a un acuerdo de forma rápida”.

Al afrontar una temporada y más cuando se llega a un nuevo club, es importante tener clara la idea deportiva que se quiere implantar. En este caso, “teníamos claro que dentro de esta liga, nosotros no podemos contratar a los jugadores más contrastados, al no poder competir con otros clubes en ese tipo de fichajes, por lo que hacemos un apuesta por buscar un perfil de equipo algo diferente al de los demás. Hemos buscado un equipo de un nivel físico muy alto y que pueda jugar a mucha intensidad, ese es nuestro planteamiento de plantilla y de juego que queremos hacer. Ahora mismo estamos demostrando que podemos defender a muy buen nivel, que somos un equipo que trabaja muy bien el rebote y aunque es verdad que no estamos teniendo mucha fortuna con el lanzamiento en general (no solo de tres puntos), con ese nivel de intensidad defensiva y de rebote, nos está dando para haber empezado la liga de forma bastante buena”.

Con las ideas claras, el primer revés llego al contactar con Zach Monaghan, quien “desde luego era la prioridad en la posición de base, ya que es un jugador de muchísimo talento, un jugador que estaba bien adaptado a la ciudad, a la liga y que aquí había marcado una época. Desde el primer momento nos dejó claro que después de 4 temporadas quería un cambio de aires, vivir en Estados Unidos y probar la G-League. Es algo completamente respetable y lo está intentando. Una vez que nos dice que no, nos ponemos en la búsqueda de otro base”

thumbnail_IMG-20191114-WA0010
Foto Básquet Coruña

El lado positivo es que se pudo renovar a algunos jugadores importantes como Mirza Bulic y Jeff Xavier (conocido de su etapa en Palencia) y al que se le está viendo muy implicado en el papel de líder del equipo “y estamos muy contentos con él sobre todo en aspectos que no se ven del día a día, entrenamientos, vestuario, esta aplicadísimo y está ayudando mucho al cuerpo técnico por lo que estamos encantados con él. Es un jugador que, por su situación personal, le viene muy bien vivir en Coruña y quizá en otras condiciones no lo podríamos tener, por lo que es un lujo para nosotros. Junto con Filip son los dos jugadores que conocen las situaciones de play-off de la liga, que es a lo que aspiramos nosotros esta temporada y nos tienen que servir de guía para el resto de compañeros que no tienen esa experiencia”.

 

Finalmente, con la plantilla casi definida (ya que Blackwell llegó más tarde),el jugador llamado a ser la referencia del equipo (Di Nunno) sufre problemas físicos y trastoca por completo los planes del equipo. Realmente “la pretemporada fue muy mala por diversos motivos y lo de Di Nunno fue mala suerte porque nuestro teórico base titular no llego a estar en ningún momento a un nivel físico optimo y al final ha acabado operándose, lo que para un equipo de nuestro perfil es una baja muy sensible. Blackwell también se perdió toda la pretemporada (y dos partidos de liga) debido a que las circunstancias para su llegada se fueron retrasando, algo que lastro mucho a nuestro equipo al no tener ni al base, ni al pívot titular. Por si fuese poco, también Xavier se perdió un parte de la pretemporada por un golpe en las costillas. Todos estos infortunios hacen que nos estén costando ciertos mecanismos como equipo, pero creo que vamos en el camino correcto porque los chavales están trabajando mucho y bien. Finalmente, la llegada de Augustas (Peciukevicius) nos ha venido muy bien, aunque su perfil no tiene nada que ver con Di Nunno, porque es un chico super trabajador y muy bueno tácticamente, lo que nos está ayudando a conjuntarnos como bloque”.

Es cierto que las llegadas de Blackwell y Peciukevicius, ha dado más consistencia a un equipo que “haciendo un símil con el futbol decimos que estábamos jugado sin portero y sin central. Ahora el equipo tiene mayor solidez porque tenemos un pívot con experiencia y que sabe dominar la mayoría de situaciones del juego. Esto descarga a dos chicos muy jóvenes (Abou Thiam y Anthony Green) que tenemos en esa posición y que no tienen que tener ninguna presión ya que ellos, lo que tienen que darnos es energía e ir mejorado en su carreras. Son jugadores más a largo plazo y Blackwell es quien nos da un rendimiento inmediato. La presencia de Peciukevicius permite que Maiza y Pablo puedan jugar de una forma más descarada y agresiva hacia la canasta, sin la responsabilidad de llevar un equipo atado, ya que eso nos lo da Augustas.”

 

Pero hasta el momento el equipo coruñés, está mostrando un gran nivel defensivo, pero en ataque no destacáis por el acierto, “algo que no me preocupa por que siempre decimos que la estadística se acaba equilibrado durante la temporada. Las estadísticas de tiro de los equipos al final de temporada siempre se acaban moviendo en una horquilla de porcentajes. Nosotros ahora estamos en malos porcentajes de tiro de dos y de tres, pero sé que al final entraran los tiros. Me preocuparía si el equipo no tuviese intensidad, esfuerzo o trabajo en la pista, pero eso si lo tenemos. Estamos generando muchas situaciones sencillas para anotar y no estamos acertados, pero les digo a los jugadores que no se presionen por eso, que lo único que tienen que centrarse es en hacer un buen trabajo defensivo, vaciarse y lo otro llegara en algún momento”.

 

 

De momento, Leyma Basquet Coruña esta con un balance positivo de cinco victorias y tres derrotas, situados en la posición, un lugar que cualquiera firmaría al inicio de liga “aunque no deja de ser anecdótica, ya que son pocos partidos y esta es una liga larguísima. Al final hay que sumar las victorias necesarias para alcanzar el objetivo y en esta liga ya se ha visto de todo, desde empezar líder y pasarlo mal, hasta equipos que parecían defenestrados que acaban salvándose con comodidad. Lo que hay que hacer es trabajar y ser competitivo, que al final la liga será justa con todos los equipos tras 34 partidos.”

Uno de los temas en lo que está trabajando la directiva coruñesa, es en consolidar una masa social. La diversidad de horarios por la TV, no parece ayudar en “un aspecto, en el que el club está trabajando mucho y muy bien. Coruña es una ciudad de futbol, pero están buscando ser un producto atractivo para que la gente vaya viniendo, es verdad que con las retransmisiones no nos hemos estabilizado en un horario y eso no ayuda, pero el club está haciendo todos los esfuerzo para que venga más gente y confiamos en que nos venga a apoyar y disfrutar un buen baloncesto como es la LEB”.

thumbnail_IMG-20191114-WA0012
Foto Básquet Coruña

Y como hemos dicho, este domingo el rival será Chocolates Trapa Palencia, “un equipo que ahora mismo da la sensación de ser el equipo con más talento ofensivo de la competición. Esto es algo que creo sinceramente y que también me han comentado entrenadores a los que me he enfrentado en jornadas previas. Tiene jugadores de un nivel superior a la LEB y en el aspecto ofensivo es un equipo temible porque hacen 90 puntos con muchísima facilidad, con un nivel extraordinario de tiro exterior, dos bases que serían titulares en cualquier equipo, dos cincos de primer nivel y un jugador que ha jugado Final Four de Euroliga, algo tremendo”.

Será un partido con muchos factores relevantes, pero las claves principales “comienzan en que nosotros hagamos una excelente defensa, mejor que cualquier otra que hayamos hecho hasta hoy. Ellos pueden llegar a un nivel de anotación difícil de igualar por nosotros, así que debemos bajar su anotación para poder competirles en un final de partido igualado. Podemos ganar, pero todo pasa por tener un día de gran nivel en el apartado defensivo y de rebote.”

El partido se disputará el domingo día 17, a las 18:00 horas y podrá verse por la aplicación de La Liga Sport TV.

Una vez más, y van muchas en los últimos años, agradecemos a Sergio García su amabilidad y disponibilidad a la hora de atender a www.baloncestoconp.es