Nuevo partido de Chocolates Trapa Palencia en el que el conjunto morado muestra dos caras muy diferentes durante los 40 minutos.

 

Un  inicio de partido muy flojo, en el que las ayudas defensivas llegaban siempre tarde, lo que unido a la buena circulación de balón visitante suponía en ocasiones canastas sencillas visitantes.

En ese primer tiempo, destacó el gran trabajo de Urko Otegi y la fluidez ofensiva de Sergi Pino, todo esto unido a la necesidad de tener en pista  a Garrido para frenar al base rival y dar sentido al juego morado.

 

Tras el paso por vestuarios se vio el mejor Chocolates Trapa, gracias a un Miso que asumió el mando de la ofensiva palentina desde 6,75 y cuando la defensa se centraba en el repartió juego con fluidez. A partir de este acierto desde larga distancia, el equipo se vino arriba lo que mejoró el juego defensivo sobre los pares e incluso las ayudas en las situaciones de cambio de asignación.

 

Sergi Pino: Un coloso en ataque y un muro en defensa

 

Sergi Pino: Al igual que hace unas semanas ante Carramimbre Valladolid, volvió a ser una pesadilla para un ex equipo suyo. Anoche además de su gran partido en ataque desespero a Brano Dukanovic que llegaba como el máximo anotador de la LEB y que acabo con solo seis puntos en juego (más cinco tiros libres).

Fue el máximo reboteador del partido (7 rebotes) e igualo en asistencias a los mejores (4). Son detalles que reflejan en números su partido de ayer  aunque su influencia fue más allá de los números.

Sus números: 14 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias, 1 recuperación y 25 de valoración.


 

Urko Otegi: El jugador mas regular, ya que desde el inicio fue quien mantuvo al equipo en los mejores momentos visitantes y una pesadilla para sus defensores que eran incapaces de frenarlo si no era con faltas (recibió 9).

Sus números: 20 puntos, 4 rebotes y 18 de valoración.


 

Andrés Miso: Con su fluidez ofensiva (4/4 en triples), especialmente al inicio del tiempo provocó que todos sus compañeros (y la grada) creyesen que la victoria era posible y a partir de ahí mejoró considerablemente la cara y actitud del equipo. Necesitaba un partido así ante su público.

Sus números: 12 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 17 de valoración.

 

Quique Garrido: Excelente partido del base palentino que tuvo que frenar al base rival (Ogungbemi) que había sido dueño y señor del partido durante los primeros 20 minutos.

Además fue determinante con su dirección de juego y cierto desde el perímetro (4/7 en triples).

 

 

Jordi Grimau: Una de las serias dudas que había antes del partido y se vio que no estaba en condiciones óptimas. Aún así logró 11 puntos.

 

Dartaye Ruffin: Otro jugador que no estaba en condiciones, y que cojeaba de forma muy evidente durante el juego. Participó sin excesiva influencia.

 

Nikola Cvetinovic: Bregó con intensidad como es habitual en él, pero no destacó en ninguna faceta.

 

Lamont Barnes: Le costó adaptarse al ritmo e intensidad del partido.

 

Carlos Toledo: Como siempre lo dio todo en los casi 5 minutos que jugó (anotó 4 puntos).

 

Sami Campara: disputo 12 minutos, pero sufrió mucho en la defensa de Ogungbemi.

 

Cuerpo médico: Como bien dice Prado: “un buen cuerpo medico, también gana partidos” y anoche fue una prueba de ello. Excelente trabajo de Omid Etemad ( y del resto de cuerpo médico) que durante horas (incluso pasada la media noche) estuvo trabajando para recuperar jugadores (Grimau y Ruffin especialmente) de cara al partido.

 
Videoresumen Chocolates Trapa 85-79 Actel Força LLeida

Rueda de prensa de Borja Comenge

Rueda de prensa Joaquín Prado

 


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por BauHauss
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Las imágenes del basket palentino, del 19 al 21 de Enero

Tras el fin de semana, el lunes es día de repaso de las imágenes que ha dejado el balonces…