Los jugadores antes del inicio del partidoPalencia Baloncesto se volvió de Lugo con la sensación de haber perdido un partido por pequeños detalles (o grandes según se mire), como ese pobre porcentaje de tiros libres que marcó el encuentro ya que desde el comienzo del mismo se vio que no era el día desde el 4’60 y visto el resultado final, repitiendo el porcentaje que llevaba hasta el momento de la temporada o un poquito menos, el partido podría haber sido palentino, no lo sabremos ya.

Pero a pesar de esos fallos, Palencia hizo un partido muy serio, con dos muy buenos primeros cuartos en los que defendió con mucha inteligencia e intensidad, presionando la salida del balón y cortando las líneas de pase, y fruto de ello se lograron cómodas rentas. La falta de rotación, la mejoría defensiva de los locales, varias imprecisiones consecutivas… permitieron meterse en el partido a los locales, y llegar con opciones a la recta final en la que cualquier cosa podría haber pasado.

Decisivo o no, los colegiados tuvieron ese mal hábito de la compensación, ese que diferencia a los malos colegiados de los buenos o de los menos malos y es que siempre resulta peligroso que un equipo llegue a bonus en los primeros minutos del último cuarto y más si es el local porque ya se sabe que a partir de ahí los colegiados se van a cuidar mucho de señalar más que aquellas faltas que resultan más evidentes, incluso para el que no sepa de este deporte. Y eso le pasó a Palencia, en los momentos calientes a los colegiados se les encogió el pito (y perdón por la expresión) y en dos acciones consecutivas protagonizadas por Fornás y Urko, se olvidaron de pitar sendas faltas, algo que podría haber supuesto llevar el partido a la prórroga aunque tampoco lo sabremos ya.

La falta de rotaciones se notó mucho en el último periodo, al que los de Lezkano llegaron sin frescura, tanto física como mentalmente, pero lo cierto es que los jugadores hicieron un gran esfuerzo, un buen partido en líneas generales (sobretodo defensivamente) y al menos, dentro de lo malo de la derrota, se conservó el basketaverage.

Ahora toca pensar en Alicante, al que ya no se puede alcanzar tras su victoria pero un partido para despedir la liga regular en casa, intentar asegurar la cuarta plaza y comenzar a pensar en los primeros playoffs de ascenso a Liga ACB de la historia del baloncesto palentino. Casi nada.

Análisis de los jugadores:

Roger Fornás: Gran partido del pivot de Palencia, consciente de que el juego interior lucense les superaba en centímetros, siempre jugó las mejores opciones, penetrando desde fuera, lanzando desde posiciones alejadas del aro intentando atraer a sus rivales y coordinándose perfectamente con Urko Otegui, el otro destacado de Palencia.

Urko Otegui: Sufrió mucho por dentro, lógicamente, pero supo perfectamente como hacer daño a su par, obligándoles siempre hacer ayudas y eso les costó mucho esfuerzo a los locales en defensa. Fue el protagonista de una de las jugadas decisivas del partido, recibiendo falta al intentar anotar; no la señalaron los colegiados y su falta posterior fue injustamente considerada como antideportiva.

Buena dirección de ForcadaXavi Forcada: No es base, pero como si lo fuera. Esas 7 asistencias en su casillero hablan bien a las claras de lo que es capaz de hacer. No es perfecto pero su trabajo en la cancha, tanto en defensa como ayudando en el rebote, como trabajando en ataque para sus compañeros, hablan muy bien de su transformación como jugador. Uno de los destacados.

Alfredo Ott: Tras dos primeros cuartos en los que aportó puntos y defensa, desapareció en la segunda parte. Se echa en falta mayor continuidad en su juego.

Iván Martínez: Salió de titular buscando Lezkano el esfuerzo defensivo del jugador vallisoletano y aunque en este apartado el escolta cumplió bien, le faltó confianza para lanzar en varias ocasiones en situaciones cómodas de tiro o en entradas a canasta tras algún robo de balón del propio jugador. Cumplió bien en tareas defensivas pero pudo sumar más en ataque.

Quique Garrido: A ráfagas. Como todos sus compañeros estuvo bien en defensa, pero sus problemas en la mano parece que le impidieron intentar mayores acciones en ataque, de esas que nos tiene acostumbrado. Buen nivel y buen trabajo cuando jugaron juntos Forcada y él.

Carles Bravo: No fue el día de Carles Bravo. En defensa su trabajo fue irreprochable pero en ataque no estuvo nada fino, tomando algunas decisiones ofensivas que le costaron a Palencia puntos, y a él el banquillo. Acabó el partido enfadado consigo mismo. Veremos si el gran capitán está bien físicamente ya que antes del inicio del encuentro fue tratado por la fisio.

Jhonathan Durley: Tal vez por sus problemas físicos que le hicieron ser duda hasta el último momento, y a pesar de esos 9 puntos que anotó, en defensa no estuvo nada bien,

Vídeo resumen del encuentro

Audios de la ruedas de prensa

Rueda de prensa de Natxo Lezkano

Rueda de prensa de Lisardo Gómez


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Urko Otegui primer líder del X Trofeo Basket Morao

Urko Otegui se ha apuntado la primera jornada del X Trofeo Basket Morao que dio comienzo t…