Todos esperábamos ayer, ver la cuarta victoria consecutiva de Palencia Baloncesto.

El ambiente, la confianza del equipo, la ilusión de los espectadores parecían presagiar una buena tarde de baloncesto.

En cambio, aunque los últimos resultados del rival parecían convertirlo en una victima propicia, como era de esperar venían con una idea muy diferente. Una idea baloncestistica basada en la calidad individual de sus hombres que durante los primeros 20 minutos les dio un excelente resultado.

Gran acierto en el tiro exterior, acciones muy espectaculares, sumado a la fragilidad defensiva del conjunto palentino, dejaban casi sentenciado el partido al descanso.

En realidad ayer los jugadores de Palencia Baloncesto daban la sensación de no haberse recuperado del agotador viaje a La Palma. Del quinteto titular Garrido, Haanpää, Moss y Frost jugaron una marcha o dos por debajo de lo habitual. El viaje se cebó precisamente en los jugadores que más problemas físicos arrastran esta temporada.

El segundo tiempo fue mas realista en la diferencia entre ambos equipos, pero la precipitación en algunos instantes, evitaron la remontada de los locales, que en algunos momentos no parecía una utGarrido al bancoopía.

Pasamos a analizar a los jugadores locales.

Carles Bravo: Fue el único que mantuvo al equipo en el primer tiempo. La precipitación en alguna acción al inicio de la segunda mitad puede tapar un poco su labor, pero ayer era el jugador que mostraba más compromiso. Sorprende algún rumor en la grada cuando falla. En mi opinión no esta siendo justa una parte de la afición con el capitán.

Quique Garrido: Se le notó menos fresco que otras veces, especialmente al inicio. Aun así, su partido no fue malo, pero nos tiene muy mal acostumbrados durante este año, debido a sus actuaciones destacadas.

Tim Frost: Tardó en entrar en el partido. Se le vio cansado, pero es un jugador vital en el puesto de cinco.

Samuel Haanpää: Otro que se le vio más lento y con menos intensidad de la habitual. Podía haber sido el jugador clave en la defensa de Mohamned, pero no estuvo al nivel esperado. En ataque realizó alguna acción de mérito.

Ale Navajas: Discreto partido del malagueño. En la línea del equipo, no aprovechó el mal día de Moss y se le necesitó más en el rebote.

Sergio Olmos: Con números discretos, pero ayer salió con mas garra. Mucha intensidad defensiva, aun así, fue víctima de dos “agresiones” de Ambres de las cuales solo una fue señalada como falta.

Ronald Clark: Dentro de su línea habitual, pero ayer un poquito menor mejor. La pena es que es un jugador que tiene condiciones para hacer mucho mejor papel.

Adrián Fuentes: Deportivamente no destacó. En defensa suple bien a Garrido pero en ataque se espera más. Extradeportivamente fue la peor noticia de anoche por que su lesión fue un momento muy preocupante. Esperamos que todo se quede en un susto.

Adrián Moss: Lo intento, luchó y se le vio flojo de fuerzas. Aun así, todo le salió mal, incluso las acciones más sencillas. Tiene que pasar página.

Con todo esto, no queda otra que prepararse para la visita a Burgos, equipo que lleva una racha de 10 victorias consecutivas. La peña Basket Morao organiza viaje para apoyar al equipo y debemos plantearnos que Palencia Baloncesto si juega con intensidad puede poner en apuros a cualquiera. Confiemos en la recuperación de Edgar y Fuentes, para afrontar un partido que no será fácil.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por BauHauss
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Urko Otegui primer líder del X Trofeo Basket Morao

Urko Otegui se ha apuntado la primera jornada del X Trofeo Basket Morao que dio comienzo t…