Sin duda esta es la imagen del año 2013, el orgullo de toda una afición por su equipo. Una imagen que vale más que mil palabras.
Sin duda esta es la imagen del año 2013, el orgullo de toda una afición por su equipo. Una imagen que vale más que mil palabras.

2013 se puede decir que ha sido en general un gran año de baloncesto en Palencia, sobretodo por los éxitos cosechados por el equipo que milita en la Adecco Oro, que ha llevado al deporte de la canasta a ser protagonista de las portadas de los diarios palentinos durante todo el año.

ro no solo de Palencia Baloncesto ha vivido el baloncesto. A distinto nivel, el resto de representantes palentinos han ido ofreciendo noticias, buenos partidos, momentos emocionantes como la despedida de las canchas de Mónica Bravo en Filipenses, y el crecimiento de las generaciones que vienen por debajo que ojalá algún día puedan dar grandes alegrías a los palentinos.

Pero volviendo a Palencia Baloncesto, el equipo colegial iniciaba el año 2013 con el último encuentro de la primera vuelta, un partido que enfrentaba a los palentinos con Melilla Baloncesto, ya sin opciones de jugar la Copa Príncipe que disputarían finalmente River Andorra y Ford Burgos.

No sin mucho trabajo, los colegiales vencían a los melillenses, una victoria que permitía a Palencia acabar la primera vuelta con su mejor clasificación, un cuarto puesto, y un balance de 8 victorias y 5 derrotas, algo que los palentinos ya van a mejorar mañana tras la disputa del último encuentro de la primera vuelta de esta temporada.

El encuentro ante Melilla, suponía el estreno con los colegiales de dos jugadores, Janis Porzingis y Chema González, que venían a cubrir la  baja de Michael Tveidt y Quique Garrido, el primero por abandonar el equipo y volver a su país, y el segundo por lesión. Porzingis acabaría siendo uno de los destacados del equipo palentino en la segunda vuelta.

Buenas noticias llegaban en los primeros días de Enero del Campeonato de España cadete de selecciones autonómicas, donde los representantes masculinos lograban el ascenso a la categoría especial con Alvaro Reyes en sus filas, mientras que las chicas se tenían que conformar con una quinta plaza pero tras haber realizado un extraordinario campeonato en el grupo más difícil.

La alegría del final de la primera vuelta de Palencia Balonceso se transformaba en un poco de decepción al caer en el Marta Dominguez ante un Ourense al que en la primera vuelta se le había doblegado con contundencia. Los gallegos llegaban al pabellón en las últimas posiciones de la liga, pero un Nick Barbour, ahora en las filas de los palentinos, con un final de infarto que se llevaron los orensanos.

Pronto se recuperaría el equipo palentino venciendo en Coruña, aunque los problemas físicos seguían complicando las cosas a los colegiales.

Filipenses estuvo a un buen nivel en la primera parte de 2013
Filipenses estuvo a un buen nivel en la primera parte de 2013

En las otras ligas, Filipenses se reecontraba con la victoria y en la liga BasketVall, Eldana y Carrión seguían sumando victoria tras victoria, un mes en el que Geoff McDermott, era protagonista de una curiosa jugada en la que fallaba un mate que parecía haber entrado.

McDermott seguía siendo protagonista. A la espera de la evolución de la lesión que no le dejaba en paz, llegaba Francis Koffi, jugador que finalmente no entraría en los planes de Lezkano.

Febrero se iniciaba con la disputa de la Copa Príncipe entre Ford Burgos y River Andorra, y serían los castellano y leoneses los que se quedarían con el premio al vencer en la final al conjunto revelación de la pasada temporada.

En casa, el equipo junior femenino de Filipenses, lograba el primer puesto de su grupo, por lo que podía luchar por el ascenso a la categoría especial, mientras que en el resto de autómicos, los cadetes del CB Palencia se clasficaban para jugar entre los 8 mejores, al igual que los junior de Maristas.

El gran rival de Palencia Baloncesto la pasada temporada, Força Lleida, era el equipo al que los palentinos se enfrentaban en la reanudación de la competición tras la copa Príncipe y como ocurriera posteriormente en los playoffs, el duelo entre palentinos y ilerdenses era igualado y lleno de emoción, con un final de infarto y la importante victoria de los de Lezkano en Lleida, dos tiros libres de Fornas, daban la victoria a los palentinos.

En la Primera Nacional, CB Palencia se llevaba un nuevo derbi, en esta ocasión ante Venta de Baños, pero lo mejor llegaba de los autonómicos palentinos ya que las infantiles y junior de Filipenses lograban clasificarse para la lucha por el título autonómico y con ello la clasificación para el grupo especial.

Con la victoria ante Knet, Palencia se afianzaba en la cuarta posición de la liga, un partido en el que la gran actuación de Chris Mortellaro permitía que el italo norteamericano, lograse su primer MVP.

La sorpresa llegaba en la Primera Masculina, el CB Villamuriel se llevaba el derbi ante el CB Palencia en un encuentro emocionante, superando los cerrateños a un Palencia que había vencido hasta esa jornada todos los derbis palentinos, una jornada que se complementaba con la buena noticia de la victoria de Filipenses ante Universidad de León.

Las noticias alrededor de Palencia Baloncesto se sucedían, y todas ellas en torno a la lesión de McDermott que finalmente sería definitiva. Koffi no convencía y dejaba Palencia y a los pocos días se anunciaba el fichaje de Jonathan T. Durley, que realizaría una buena campaña con los palentinos a pesar de llegar con la campaña tan iniciada.

Un proyecto finalmente frustrado se ponía en marcha, Basket Urbano, un proyecto dirigido a chavales hasta 18 años que buscaba la autogestión y una forma de ocupar el tiempo libre con deporte en unas edades tan complicadas como estas, niños que por una circunstancia u otra abandonan la práctica del baloncesto en particular o bien no cuentan para los equipos en los que se han formado. Finalmente el proyecto no tuvo continuidad.

Y nos acercamos ya a Marzo, un mes que se abría con el fichaje de Juanpe García por Aurteneche Maquinaria, una aventura del palentino en la LEB Plata en la que Juanpe demostró estar más que preparado para jugar a un alto nivel, y es que solo su interés por seguir en su profesional fuera de las canchas y pocas ofertas interesantes, han impedido que el palentino juegue en categorías profesionales.

Palencia deleitaba a los aficionados en el inicio de Marzo con una grandísima victoria en el Palau, donde jugaron como los ángeles. Además las buenas noticias llegaban también desde la liga BasketVall, donde los tres equipos palentinos que participaban, Frómista, CB Carrión y Eldana, se clasificaban para las semifinales de esta competición, dando un claro sabor palentino a esta competición vallisoletana.

Las buenas noticias se sucedían fuera de lo que es la Adecco Oro. El palentino Alvaro Reyes, que el verano anterior había fichado por el Joventut de Badalona, jugaba la prestigiosa competición Jordan Brand Classic, destinada a los mejores jugadores europeos en edad cadete.

Andorra vencía en el Marta Dominguez a pesar del esfuerzo
Andorra vencía en el Marta Dominguez a pesar del esfuerzo

Palencia se enfrentaba al líder de la liga en aquel momento, River Andorra. Los de Lezkano, a pesar de jugar un buen partido, no podían con el equipo de Peñarroya tal y como habían echo en la primera vuelta de la competición, en la que habían sido los primeros en vencer a los del Principado.

La Primera Nacional masculina tenía como protagonista un nuevo derbi palentino, un derbi que se llevaba CB Villamuriel al vencer a Venta de Baños, que acababa de nuevo la liga sin conocer la victoria, mientras que el CB Palencia vencía por fin como visitante, y la prórroga en Segovia. El buen fin de semana de los equipos palentinos se completaba con la victoria de Filipenses en la Primera Femenina.

La liga BasketVall veía como Eldana se quedaba en el camino de la final, mientas que Carrión, lograba entrar en la misma al vencer a Frómista en la otra semifinal.

Burgos volvía a convertirse en cancha maldita para Palencia Baloncesto, una derrota clara que no estuvo exenta de polémica ya que Lezkano en la rueda de prensa posterior al partido, se quejó duramente del arbitraje por un lado, pero también del juego brusco de los burgaleses, unas palabras que en boca de Lezkano no se habían escuchado nunca.

El mes seguía avanzando y las competiciones se iban acabando. Frómista acababa tercero en la BasketVall y Carrión se tenía que conformar con el subcampeonato, y en la Primera Masculina, los tres equipos palentinos acababan la competición.

A mediados de mes saltaba otra noticia importante. Natxo Lezkano era anunciado como seleccionador de Costa de Marfil, al que dirigía de nuevo tras su aventura en el país africano dos años antes, una cita importante ya que el país africano iba a ser el organizador del evento.

La gran noticia en torno a Palencia Baloncesto era la victoria sobre Huesca, una victoria con la que los palentinos se aseguraban la presencia en playoffs, pero lo que era casi más importante, el factor cancha favorable que luego sería determinante para vencer en la primera eliminatoria.

A la gran victoria de Palencia se unía la designación de Urko Otegi como MVP de la jornada, lo que le confirmaba como mejor jugador nacional de la temporada. Además la Adecco Oro vivía una jornada muy importante; Knet vencía a River Andorra y ponía la liga en un puño, obligando a andorranos y burgaleses a jugárselo en la última jornada de liga.

Abril se iniciaba con un imporantísimo encuentro entre Palencia y Breogán en tierras lucenses. En juego estaba la cuarta plaza en la liga regular, ya que la tercera, parecía ya inalcanzable para ambos equipos. Los palentinos viajaban con una victoria de ventaja y un basketaverage favorable pero corto y en Lugo, con apoyo de aficionados palentinos, el equipo palentino perdía pero al menos conservaba el basketaverage que le permitía finalmente acabar cuarto de la liga.

La liga regular iba afrontando la recta final; Palencia lograba la cuarta plaza a pesar de perder ante Alicante, un mes en el que Filipenses lograba una gran victoria en la inauguración del nuevo pabellón Norte, ahora llamado Pabellón Mariano Haro, y cerraría una semana después la liga con una victoria en Melilla. La liga regular en la Adecco Oro finalizaba con la alegría de Ford Burgos y de su afición, se proclamaban campeones de liga y con ello el ascenso a la ACB, aunque finalmente no lo lograrían en los despachos.

En el apartado de la cantera, el equipo junior del A2 cerraba una etapa, y lograba el título en la Final a 4 de la liga cántabra que se celebraba en Aguilar de Campoo, un título que ponía fin a una generación que había dado muchos éxitos al club aguilarense. POr su parte los equipos junior e infantil de Filipenses no lograban entrar en la Final a 4.

Lleida fue despedido con un gran y merecido aplauso, otra de las imágenes de la temporada
Lleida fue despedido con un gran y merecido aplauso, otra de las imágenes de la temporada

Y los playoffs de ascenso abrían fuego; Força Lleida era el rival de los palentinos que tenían por delante los dos primeros encuentros en su cancha, ya que el factor cancha corría a favor de los colegiales; en el primero de los encuentros Palencia lograba la victoria en un espectacular encuentro de cara a la afición, un 96 a 90, en el que los palentinos tenían que remontar para lograr la victoria. No ocurriría lo mismo en el segundo encuentro en el Marta Dominguez. Los visitantes no se rindieron y en esta segunda cita hicieron lo contrario, tras dominar el equipo palentino fueron los de Joaquín Prado los que remontaron en los minutos finales. La guerra se trasladaba a Lleida y ahora eran los ilerdenses los que lo tenían a favor.

Además de los playoffs, había más baloncesto en Palencia y las miradas se dirigían a Filipenses, que disputaba el último encuentro de la liga con la despedida de la gran Mónica Bravo de las canchas, una despedida en la que las colegiales regalaron una victoria a la gran jugadora palentina.

Llegaba Mayo y a las diferentes competiciones le quedaban cuatro telediarios. La atención de los aficionados seguía centrada en Palencia Baloncesto y su playoff ante Lleida, unos playoffs que se habían puesto complicados tras perder en Palencia y que aun se pondrían más cuesta arriba tras perder el primer encuentro en Lleida, un encuentro que los palentinos perdieron en los últimos minutos de nuevo y en el que se centraron demasiado en el arbitraje.

Palencia se lo jugaba todo a una moneda, solo le valía la victoria y los de Lezkano no fallaban, devolviendo al Marta Dominguez la eliminatoria y con ello la emoción de unos playoffs que en el resto de series, excepto en la de Alicante, se había alargado hasta el quinto encuentro. La directiva palentina rebajaba los precios para el quinto encuentro, partido que se disputaba en un martes, y con las cámaras de Teledeporte como testigo de un partidazo, que cayó de la mano de Palencia Baloncesto ante un Força Lleida que acabó extenuado, con varios jugadores tocados, pero que nunca se rindió.

En la memoria quedará el gran aplauso que la afición palentina ofreció al equipo de Joaquín Prado, merecido en todos los sentidos, no solo por el esfuerzo titánico de las semifinales, sino por todos los problemas que tuvo que pasar Lleida para acabar la temporada, un gesto digno de ser recordado por todos, pero sobretodo, Palencia volvió a hacer historia al clasificar a los colegiales para unas históricas semifinales de ascenso a la ACB.

Entre medias los equipos autonómicos seguían compitiendo, los equipos del CB Palencia lograban un pleno de victorias, los junior de Maristas sorprendían en Salamanca y los equipos de Filipenses obtenían buenos resultados.

EL CB Palencia se llevó casi todos los derbis palentinos
EL CB Palencia se llevó casi todos los derbis palentinos

La atención durante esos primeros quince de mayo seguía centrada en Palencia Baloncesto. Alicante era el rival de las semifinales, un equipo que había vencido a los palentinos en los dos encuentros de la liga regular, y que partía como favorito.

En el primero de los encuentros, Palencia Baloncesto daba la cara ante los alicantinos, e incluso tras ir perdiendo por hasta quince puntos, los de Natxo Lezkano reaccionaban e incluso entraban con solo 6 de desventaja en el último minuto, pero el equipo moría en la orilla víctima del cansancio.

El segundo encuentro de la serie se disputaba también en Alicante, un buen partido de ambos conjuntos deslucido por detalles como el arbitraje, la diferencia de criterio y unos últimos minutos de partido en los que hubo un protagonista que ensució el gran espectáculo de aquel día, Alex Llorca, que realizó una dura falta personal sobre Carles Bravo (solo señalada como falta) y que provocó una reacción de Carles Bravo que nunca se había visto en el jugador colegial y es que por mucho que se dijera por aquel entonces, la falta fue muy sucia. La eliminatoria se ponía muy en contra de los palentinos.

Y llegó el partido de la verdad, era el día del Marta Dominguez y los elementos, en forma de final de la Copa del Rey, más otros menos deportivos, ponían complicado el reto de ganar a Alicante. La afición que siempre ha estado ahí no falló. Los incondicionales que han estado siempre con el equipo no fallaron e incluso la Peña Basket Morao desplegó un mensaje de ánimo junto a fotografías de los jugadores y cuerpo técnico, que fue realmente emocionante y que impresionó  a los jugadores palentinos. Orgullo de una ciudad.

Y así lo demostraron; no pudieron lograr la victoria pero se quedaron cerca. Palencia fue por delante durante muchos minutos, pero el cansancio acumulado en la larga y dura serie ante Lleida, la acumulación de minutos muy seguidos, fue pasando factura según avanzaba el encuentro pero a falta de poco menos de 4 minutos, Alicante se ponía por delante para ganar el partido y la eliminatoria. De ese encuentro, además del mensaje de la afición, se recuerdan otras cosas que es mejor no recordar porque ya es pasado.

La brillante temporada de los palentinos tenía también premio para uno de los estandartes del equipo, Urko Otegi. El jugador vasco era nombrado MVP nacional de la liga y además era reconocido por la afición, como el mejor de la temporada en el Trofeo de la Peña Basket Morao.

Con el fin de la temporada, en cuanto a Palencia Baloncesto, tocaba hablar de lo echo y de pensar en el futuro y la idea de la directiva, era mantener el bloque del equipo aunque para eso, todavía quedaría. Así también pensaba Garrido al que entrevistábamos al final de temporada, o Natxo Lezkano otro de los grandes protagonistas del año.

El Torneo de Filipenses resultó un éxito
El Torneo de Filipenses resultó un éxito

Llegábamos a Junio, y la cantera palentina necesitaba una fiesta fin de temporada y esta venía de la mano del primer Torneo Nieves Alonso organizado por Filipenses, un gran fin de semana de baloncesto con un montón de equipos, tanto de Palencia como de fuera, y un gran fin de semana en el que Maristas en categoría masculina y Baloncesto Alcalá en femenina, se proclamaban campeones.

Fornas también hablaba con nosotros sobre su temporada y la de Palencia Baloncesto. El ala pivot colegial se mostraba muy contento con su etapa en Palencia y con ganas de continuar si llegaba una nueva oferta y mientras la Adecco Oro llegaba a su final, y Lucentum Alicante vencía en el quinto y definitivo encuentro en Andorra logrando el ascenso a la ACB, y un ascenso que posteriormente no podría hacer frente.

El verano se presentaba calentito en cuanto a los equipos de la Adecco Oro. Primero eran Ourense y Breogán los que parecían tener problemas, mientras que Lucentum Alicante confirmaba que no podría jugar en la ACB. Burgos estaba encontrándose con muchos problemas para lograr el ascenso en los despachos, algo que no conseguiría finalmente.

Y justo ante de la marcha de Lezkano hacia tierras africanas, la directiva de Palencia Baloncesto anunciaba la renovación de Natxo Lezkano, la primera piedra del proyecto de Palencia Baloncesto, aunque esto es otra historia que seguiremos contando en la segunda parte de este repaso a la temporada en el baloncesto palentino que ha tenido como protagonista al equipo colegial.


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Lamont Barnes vuelve a Palencia Baloncesto

Lamont Barnes jugará su tercera temporada en Palencia. El pívot norteamericano con pasaporte español volver a defender la camiseta del Palencia Baloncesto toda su frustrado fichaje por CEP Lorient.