Quique Megido, en un tiempo muerto del encuentro ante EnsinoFilipenses ha tenido un verano difícil por lo que se desprende de las palabras de Quique Megido y por lo visto en los dos primeros encuentros de competición, esas complicaciones han afectado a las colegiales en su comienzo de liga ya que se nota la falta de partidos pero también la falta de efectivos que esperan ir cerrando próximamente.

Este sábado, Filipenses afrontará su tercer encuentro de la Primera Femenina. Será ante el UVA Ponce, equipo, que al igual que las colegiales, ha perdido sus dos primeros encuentros y puede ser un partido, en el que crecer.

Entrevistamos a Quique Megido, técnico de Filipenses, y de la selección infantil femenina de Castilla y León, para conocer como ha sido el trabajo en verano y en este comienzo de temporada, así como su trabajo en la selección de Castilla y León.

Baloncesto con P: Quique, la pasada temporada fuisteis octavos, con 8 victorias, algunos resultados muy meritorios… ¿se puede considerar que fue una buena temporada?

Quique Megido: Quizás a nivel de clasificación es una temporada discreta, pero creo que conseguimos un buen nivel competitivo, algo muy importante para nosotros. Además lo fuimos en todos los partidos, teniendo siempre opciones de ganar y consiguiéndolo tanto en casa como fuera de ella.

BP:Esta temporada toca comenzar de cero, cuatro jugadoras solo de la pasada temporada, sin Patri ni Mónica, dos referentes para el equipo,… una profunda remodelación. Un verano complicado ¿no?

Q.M.:Si, cada verano es complicado para nosotros, pero este más, ya que tenemos ocho bajas, algunas de manera inesperada y en el último momento.

Evidentemente la ausencia de dos referentes como Patri y Mónica nos afecta no solo en lo competitivo, ya que se trata de jugadoras que llevaban también parte del peso del vestuario, aportando muchas cosas que no se ven.

Filipenses ha tenido que renovar gran parte de la plantillaPero es que también hemos perdido a Noemie, una de las jugadoras más destacadas de la pasada temporada y que nos cubría perfectamente un puesto muy importante como es el base.

BP:Sin equipo junior esta temporada, ¿tirarás de las cadetes o es demasiado grande el salto para las jugadoras?

Q.M.:En los partidos es imposible porque la normativa no permite saltar dos categorías, pero en los entrenos sí. Cada temporada la dirección técnica del club decide qué jugadores y jugadoras de cada equipo deben entrenar habitualmente en categoría superior para mejorar su nivel competitivo. Hay hasta 4 jugadoras cadetes en dinámica senior.

BP:Aunque siempre dices que hay que jugar como equipo, pensar como equipo,… ¿Qué jugadora o jugadoras pueden ser las referentes de este equipo?

Q.M.:No pretendo que nadie sea más importante, los galones se ganan en la pista, pero es evidente que por experiencia hay determinadas jugadoras que deben dar un paso adelante y que sin duda van a ir aportando más al equipo, sirviendo como referentes a las más jóvenes.

BP:La pretemporada ha sido muy diferente a la de otras campañas, no habéis podido jugar partidos… ¿cómo se afrontó el inicio de competición con ese gran handicap?

Q.M.:La plantilla se hizo con el tiempo muy justo, de hecho está aún por cerrar. Eso condicionó nuestro comienzo por escasez de jugadoras. En septiembre preferimos entrenar que jugar amistosos que no nos iban a servir. Desde ese momento sabíamos que nuestra pretemporada iban a ser los 4-5 primeros partidos de liga. Sabemos que no era lo ideal pero es lo que había.

BP:La primera jornada de liga se saldó con derrota ante el Ventanas Arsán en tierras cántabras y en la segunda caísteis en casa ante el filial de Ensino, ¿qué sensaciones te dejaron estos dos encuentros?

Q.M:La primera jornada en Santander fue casi una toma de contacto, frente a un equipo que pese a no tener mucho potencial, se mostró superior a nosotros en ese momento. Tuvimos momentos de claridad en los que empezamos a ver cuál iba a ser nuestro juego.

A la segunda jornada frente a Ensino en casa no sé cómo definirla. Pese al potencial del rival, nosotros no estuvimos a la altura de lo que esperamos. Conocemos nuestras carencias, pero no podemos permitirnos salir así a la pista y menos en casa. Inoperantes en defensa y negadas de cara al aro. Víctimas de nuestros propios fallos. Ellas solo los aprovecharon.

BP:Esta temporada os toca cambiar de cancha de juego. ¿Por qué ese cambio del cómodo Pabellón Blanca de Castilla al Marta Domínguez? ¿Lo exigió alguien? ¿Perjudica al equipo o lo beneficia?

Q.M.:No es la primera vez que jugamos allí. Hace años ya lo hicimos. Nadie en ningún momento nos exige hacerlo, es una decisión del club a causa de un “overbooking” de nuestra instalación por la cantidad de equipos que tienen que entrenar durante la semana. Había que dejar espacio y nos pareció lo más adecuado “sacar” a las mayores.

Filipenses cambia el Blanca de Castilla por el Marta DominguezBP:¿Cómo se plantea Filipenses el futuro?

Q.M.:Somos un club de cantera y lo seguiremos siendo. Nuestros jugadores chicos compiten hasta donde podemos y los de mayor nivel pueden salir hacia otros clubes de Palencia o de fuera de ella, como el caso de Daniel Manchón, esta temporada en el CB Valladolid. Nosotros debemos estar orgullosos de ello.

En femenino más de lo mismo, estamos muy contentos con el trabajo de cantera, tenemos un equipo cadete y dos infantiles femeninos, los tres en competición autonómica. Muchas niñas, bien trabajadas, eso garantiza el futuro.

Respecto al equipo senior, paciencia. Agradecer a la gente que está su ilusión y compromiso. Este equipo seguirá existiendo como referente femenino en nuestra provincia garantizando el futuro de esas niñas que vienen desde abajo.

BP:A nivel personal, este año vas a ser el seleccionador infantil femenino. ¿Qué te lleva a aceptar este reto? ¿Cómo se hace la preselección de jugadoras? ¿Qué objetivo te planteas o planteas con la selección? ¿Cambia mucho el trabajo con respecto al día a día con los equipos?

Q.M.:Siempre he considerado un lujo trabajar con una selección regional. Trabajar con las mejores jugadoras de la categoría te obliga a dar lo mejor de ti y sobre todo a motivar a las jugadoras para seguir haciendo un buen trabajo en sus clubes.

Es un reto que acepto con ilusión tras casi 10 años desde la última vez en selecciones. Pero sin ningún tipo de presión. Disfrutar y hacer un buen trabajo en la preparación. El campeonato de España, como cualquier competición de ese tipo es una incógnita. Con una buena mezcla de talento, trabajo e ilusión se pueden hacer cosas buenas.

La selección de jugadoras es un trabajo que viene desde la base de la pirámide en la Federación. El aspecto de la observación de partidos de Ligas Autonómicas es clave para saber del nivel y el estado de forma de las jugadoras. Ese seguimiento es parte del trabajo de nuestro equipo técnico, pero también de todo el Área Técnica de la FBCyL.

El trabajo en selecciones es diferente que en un club básicamente por la periodización del trabajo. Nos concentramos varias veces al año, Semana Santa, Verano y después aprovechando puentes y descansos competitivos. Lo difícil es que las jugadoras cambien el chip del trabajo que hacen con sus equipos y pongan el “modo selección” en el que además en ocasiones tendrán un rol diferente al habitual. El resto es igual, con una ventaja, vienen con una motivación especial que debemos aprovechar.

Muchas gracias por todo y enhorabuena por vuestro trabajo.

Como no, tenemos que agradecer el tiempo que nos ha dedicado Quique Megido en esta entrevista, y desearle mucha suerte esta temporada tanto a nivel personal, como a nivel deportivo.


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

CB Villamuriel despide la temporada con derrota una buena temporada

CB Villamuriel ha despedido la liga regular con una derrota que no empaña la buena temporada en líneas generales del conjunto cerrateño que finaliza con dos victorias en su mejor campaña en la que no pudo eludir la última posición de la tabla, una temporada donde estuvieron cerca de lograr algún triunfo más. El conjunto palentino realizaba en el último encuentro de liga la foto de todos los equipos de la plantilla. CB Villamuriel 42 - Herbalife m.i. 54.