Arteaga fue el mejor y además logra el MVP
Arteaga fue el mejor y además logra el MVP

CB Prat Joventut 68 – Quesos Cerrato Palencia 73

Estadísticas

Palencia suma una nueva victoria en la Adecco Oro, la cuarta consecutiva, un inicio soñado por todos los aficionados palentinos y aderezado con el MVP de la jornada para Oliver Arteaga que fue claramente el mejor de los palentinos en un partido irregular en líneas generales.

No fue un partido en el que los palentinos se sintieran cómodos, la presión defensiva con ayudas de los locales se le atragantó en determinados momentos al conjunto palentino, y solo el gran tercer cuarto en el que Palencia defendió a un buen nivel salvó a los de Lezkano ante un Prat que no se dio por vencido nunca.

Comenzaba el partido como cabía esperar, con los locales intentando jugar a un alto ritmo de juego con posesiones cortas, un juego que se traducía en intercambio de canastas durante los primeros instantes de partido y con los palentinos comenzando a dominar con alguna renta pero sin impedir las rápidas acciones de los pratenses.

Un 2+1 de Urko ponía a los palentinos con 8 a 15, minutos en los que Arteaga y McDowell habían tomando el mando en la anotación mientras que en defensa el equipo no lograba parar las acciones ofensivas de los de Agustí Julbe.

Las ventajas se mantenían entre los 5 y 7 puntos para los palentinos pero en el último minuto del cuarto la diferencia se recortaba quedando la ventaja palentina en solo un punto, 20 -21, tras anotar un triple casi sobre la bocina el conjunto local de la mano de Gerard Gomila.

Los palentinos apostaban de nuevo por defender en individual, alternando con zonas pero se seguía jugando al ritmo marcado por los locales que empataban a 26 tras contrataque obligando a pedir tiempo a Lezkano con 7:14 para el descanso. Tras el parón Cortaberría anotaría un triple y tras casi recuperar la pelota el propio alero colegial, Julbe menos de un minuto después del tiempo de Lezkano pedía tiempo muerto también.

Sin buenas defensas, incómodos en ataque con la intensidad defensiva local, los palentinos intentaban tomar el mando del marcador y a 3:55, tras anotar Arteaga, Julbe debía parar de nuevo el partido.

Cuando parecía que Palencia tenía controlado el partido, los locales volvían a correr y con ello a hacer daño al equipo palentino que antes del tiempo de Julbe dominaba por 28 a 34 y tras el tiempo y en apenas un minuto y medio, un parcial de 7 a 0 situaba a Prat por delante, 35 -34 por lo que Lezkano pedía tiempo muerto.

El siguiente ataque palentino era el más largo del partido, varios lanzamientos, rebotes ofensivos pero no lo aprovechaba Palencia para anotar y en siguiente jugada el conjunto local anotaba dos tiros libres, con lo que se llegaba al descanso con 37 a 34 a favor de Prat, con un Palencia muy incómodo en la pista.

McDowell fue de menos a más pero jugando siempre con mucho criterio
McDowell fue de menos a más pero jugando siempre con mucho criterio

A la vuelta de vestuarios Palencia salía a cancha más motivado en defensa, un 2+1 de Oliver Arteaga abría un parcial de 0 a 7 para los colegiales que volvían a mandar en el marcador. En estos primeros instantes del tercer cuarto, Arteaga se erigía en el referente palentino, con 7 puntos en apenas dos minutos.

Si abrumar, Palencia sí parecía controlar la situación, intentando no contagiarse del ritmo local y a falta de 3:51 con 43 a 49, Agustí Julbe pedía tiempo muerto pero poco tiempo después Palencia tomaba la máxima del encuentro, 10 puntos (43-53), y tras interambio de canastas en el tiempo restante, Palencia dominaba por 47 a 58 con los últimos diez aun por jugarse.

Palencia volvía a salir despistado en el último cuarto, y aunque Prat no recortaba la diferencia, Lezkano con solo tres minutos jugados tenía que parar el encuentro para refrescar ideas. Palencia recuperaba la intensidad tras el tiempo, unos minutos en los que las diferencias se mantenían entre 8 y 10 puntos, aunque un triple de Fornas volvía a poner a los palentinos a 11.

De nuevo Palencia veía como Prat se metía en el partido, cinco puntos consecutivos de los locales obligaban a Lezkano a parar el partido a 2:16 para el final, sacando además a toda la artillería colegial.

No jugaban bien los colegiales sus opciones, la diferencia bajaba a 4 tras un tiro libre y posteriormente Palencia se comía la posesión y se llegaba al final del partido con 6 segundos de posesión y 68 a 71 con bola para Palencia. Julbe pedía tiempo muerto y se la jugaba a hacer faltas pero Dani Rodríguez no fallaba desde la línea de tiro libre y la victoria volvía a Palencia que sigue invicto.

Quesos Cerrato Palencia suma la cuarta victoria y al igual de MyWigo Valladolid permanece invicto y en una posible clasificación virtual, el equipo palentino sería actualmente el líder empatado con Valladolid pero de momento, tras cuatro jornadas, Palencia es el tercero de la liga.

Lo mejor: Sin duda el gran partido de Oliver Arteaga que apareció en los momentos en los que el equipo tuvo más problemas para encontrar aro o visto desde otro punto de vista, cuando el canario no estuvo en cancha a Palencia tuvo un referente claro.

La gran actuación de Oliver Arteaga le ha servido además para lograr su primer MVP de la temporada en su vuelta a la Adecco Oro, 22 puntos y 10 rebotes, para una valoración de 25 que le otorgan este honor de la semana.

Lo peor: Cuando Palencia no defendió a buen nivel, primera parte y algunos minutos del último cuarto, Prat logró practicar su juego por lo que el equipo palentino si quiere dominar sin tantos apuros debe concentrarse más en defensa porque cuando lo hizo, tercer cuarto, fueron muy superiores. De nuevo numerosas pérdidas de balón.


Comentarios de Facebook

  • carlospalencia

    Sufriendo o no, 4 de 4 y si no fuera por esto de descansar una jornada líderes. Vamos Palencia!

También te podría gustar

Lamont Barnes vuelve a Palencia Baloncesto

Lamont Barnes jugará su tercera temporada en Palencia. El pívot norteamericano con pasaporte español volver a defender la camiseta del Palencia Baloncesto toda su frustrado fichaje por CEP Lorient.