_MG_5497.JPGQuesos Cerrato Palencia 90 – Peñas Huesca 74

Estadísticas

Vota al mejor de Palencia en el Trofeo Basket Morao.

A la octava fue la vencida y Quesos Cerrato Palencia logró por fin la victoria que pone fin a la mayor racha de derrotas del conjunto palentino, una victoria trabajada a pesar de la diferencia final, que pudo ser mayor, pero que comenzó con un conjunto palentino muy nervioso y responsabilizado.

Era el día en el que había que cambiar de cara, un pabellón con la joven cantera del CD Maristas y familia, que esperaba ver la victoria de los de Lezkano es este último partido de la fase regular en el pabellón.

No comenzó bien el encuentro, varias pérdidas de los colegiales. infantiles, mostraban el nerviosismo y responsabilidad de los colegiales que se veían durante los primeros instantes por debajo en el marcador con un 4 a 10 que llegaría a ser de 8 a  17 tras una nueva pérdida de los palentinos obligando a parar el partido a Lezkano apenas pasado la mitad del primer cuarto.

Desde ese momento el conjunto palentino comenzó a ir a más liderados por un Dani Rodríguez que asumía la responsabilidad y era Quim Costa el que apenas un minuto después, y con 6 arriba, pedía tiempo muerto.

Pero entre Oli y sobretodo Dani Rodríguez, los palentinos iban dando la vuelta al marcador, sin grandes defensas, con ritmo alto de juego, y controlando el rebote a minuto y medio del final del primer cuarto, Arteaga situaba a los colegiales por delante, y a partir de ese instante no lo abandonaría Palencia, acabando el cuarto con una canasta casi sobre la bocina de quién sino, Dani Rodríguez.

Para Huesca el segundo cuarto comenzaba de la peor forma (y para el baloncesto en general también). Van Oostrum cometía la tercera falta y en las protestas le señalaban técnica, pero lo peor ocurría al llegar al banquillo, ya que el base británico lanzaba una botella de agua a la grada aunque los colegiados lo ignoraban.

A partir de ese momento los palentinos iban incrementando la diferencia, sumándose a la anotación Gantt, Fornas o Cortaberría, llegando a tener 11 de ventaja antes del descanso, aunque sería de siete al final del segundo cuarto, 47 a 4o.

Tras la foto con la cantera colegial el se reanudaba con un buen ritmo, con Gantt, Oli y Urko como protagonistas que llevaban a los palentinos a los 14 de ventaja en un abrir y cerrar de ojos, e incluso Mbaye se estrena de 3 en el pabellón, sumando al buen momento palentino que animaba a la grada. Con esa diferencia, 14, se llegaría al cuarto final, 68 a 54.

Más trabado pero con más acierto palentino se iniciaba el cuarto final. Los oscenses no anotaban y los palentinos, a los que el cansancio comenzaba a notarse, iban muy poco a poco aumentando la diferencia hasta los 23 tras triple de Gantt a poco menos de 5 minutos del final que animaron a la grada a pedir la salida de Aboubacar.

Con el partido finiquitado, dominando el encuentro, Huesca lograba rebajar la diferencia y a poco menos de dos minutos Seydou tenía la oportunidad de jugar la recta final del partido, un final cómodo que terminaba en victoria por fin.

Palencia cumplió el objetivo, la victoria para recuperar sensaciones, para despedir la temporada regular en el pabellón un triunfo, en teoría para aumentar la confianza de los jugadores y dados los resultados de la jornada, para intentar en la última mejorar el puesto actual.

No fue un partido perfecto, las pérdidas de balón, de nuevo infantiles como en Burgos, condicionaron el inicio de partido y una mayor tranquilidad en otros, pero se compensó con ritmo de juego (gracias a Dani Rodríguez), control de rebote y mucho acierto de cara al aro, todo lo contrario que en anteriores partidos. Sin ser un gran encuentro, este es el comienzo.

Lo mejor: Dani Rodríguez se mostró magistral en este encuentro. Cómodo teniendo muchos minutos (acumuló 38 al final), asumió la responsabilidad en cada instante, tanto en posesiones cortas como en las transiciones y fue el Dani que hemos visto en otros equipos. Se vio una versión mejorada de Oliver Arteaga, así como un Gantt que va a más al igual que Cortaberría, pero lo mejor, lo más importante, fue la victoria.

Lo peor: En cuanto a Palencia, las pérdidas de balón. Pero lo peor del partido fue Van Oostrum. El inglés tras señalarle técnica, hizo de las suyas, dio una patada al banquillo, lanzó una botella de agua a la grada (algo gravísimo) e hizo un amago de bajarse los pantalones cuando se iba a sentar en el banquillo visitante. Los árbitros, que vieron la escena, lo ignoraron. Igual de mal estuvo Quim Costa que ante la actitud y falta de respeto de Van Oostrum “le premió” con minutos en la segunda parte con el lógico enfado de la afición palentina. No habrá sanción para este jugador que por calidad podría estar en ACB y por cabeza, en una pelea de gallitos.

Galería de imágenes


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Repaso a las imágenes del baloncesto palentino, 18 y 19 de Noviembre

Repasamos las imágenes del fin de semana de baloncesto palentino, centrados en los encuent…