Quesos Cerrato Palencia 87 – Melilla Baloncesto 85

Estadísticas

Quesos Cerrato Palencia vuelve a hacer historia al convertirse en Bicampeón de la Copa Princesa y ser el primer equipo en la LEB Orto en hacerlo dos veces consecutivas en una de las mejores finales que se recuerdan.

Ha sido uno de los grandes días a los que nos tiene acostumbrados este Palencia, una cita en la que se dieron todos los ingredientes necesarios para ello, con un lleno hasta el techo del Marta Dominguez, una presentación espectacular del conjunto palentino gracias a la Peña Basket Morao, un encuentro con dominios alternos, momentos para la polémica, para disfrutar, para sufrir y finalmente para que el Quesos Cerrato Palencia se convierta en el primer Campeón de la Copa Princesa.

La puesta en escena de Quesos Cerrato fue excelente con un Dani Rodríguez estelar en ataque y atrás Lamont Barnes siendo un autentico muro para Hernández Sonseca, con un parcial inicial de 6 a 0 que hacía traer al recuerdo de los allí presentes el encuentro ante Tarragona del año del ascenso.

Pero enfrente no estaba un rival al que no le iba partido, estaba un Melilla Baloncesto que quería la victoria y a base de triples lograba reaccionar para ponerse un punto por delante.

Si Edwards estaba enchufado desde el 6’75, Palencia no le iba a la zaga y respondía con Dani Rodríguez y Marc Blanch, y los palentinos volvían a tomar 6 puntos de ventaja (21-15) tras canasta de Barnes a falta de un minuto para el final de cuarto. Al final se acabaría 21 a 17, tras dos tiros libres de Sanz.
Todo cambió en el segundo cuarto con la presencia en pista de la segunda unidad palentina. Demasiadas novedades y cambios, y el equipo perdía presencia ofensiva especialmente mientras Melilla mostraba buen nivel cara al aro.

Aun así durante los primeros 5 minutos de cuarto Palencia se mantenía por delante, logrando contener los intentos de Melilla de remontada que solo hacían daño desde el triple aunque en defensa se mostraban duros e intensos manteniendo también a los colegiales a raya.

Todo cambiaba con la tercera personal de Joan Tomás, muy ofuscado todo el encuentro con los colegiados, ya que tras su cambio y anotar Franch uno de los numerosos 2+1 que tuvo Melilla durante el encuentro, daban la vuelta al marcador para dominar los últimos instantes antes de llegar al descanso.

Sonseca anotaba un triple que ponía a Melilla con 6 de ventaja y en el siguiente ataque tras entender el técnico de Palencia, Sergio García, que había habido falta sobre Urko Otegui, sus protestas derivaban en una técnica que ampliaba aun más el margen de los de Alejandro Alcoba.

Aun así Melilla Baloncesto llegaría a tener 9 de ventaja a falta de un minuto para el descanso que se quedaría en 8 abajo, 32 a 40.
Reaccionó el equipo de Sergio García durante el tercer parcial (algo que esta siendo habitual, dejando claro que este equipo NUNCA se rinde), y el partido se volvió un constante “toma y daca” con diferentes alternativas en el marcador.

La salida de vestuario de los palentinos metía el miedo en el cuerpo a los melillenses. Palencia igualaba el nivel defensivo al de su rival, y comenzaba a explotar algunas de las carencias de Melilla que se refugiaba demasiados minutos en zona.

Dani, Barnes y unos buenos minutos de Blanch, permitía a los de Sergio García dar la vuelta a falta de poco más de 4 minutos para el final de cuarto y con ventaja palentina de tres puntos (53 a 50) se llegaba a los diez últimos, supuestos, minutos.

Nervios en ambos equipos y la 4ª falta de Sonseca marcaban el inicio del último cuarto, instantes donde ni uno ni otro veían aro con claridad, con los palentinos logrando sumar rebote ofensivo tras rebote, pero sin anotar debajo del aro por falta de tranquilidad o de suerte.

A 5 minutos para el final, con 5 de ventaja para Palencia, Alejandro Alcoba pedía tiempo muerto y Suka Umu tomaba el mando de su equipo para dar la vuelta al marcador con un parcial de 0 a 9 que culminaba el propio escolta melillense.

A falta de 1:18 para el final todo parecía perdido ya que Palencia estaba cuatro abajo, pero Palencia lograba empatar el encuentro con 4 tiros libres, dos de Urko y dos de Joan Tomas.

Melilla tenía posesión para ganar el partido y daba toda la responsabilidad a Marcos Suka Umu que se llenaba de balón y desperdiciaba la oportunidad de haber dado la victoria a su equipo, al igual que ocurriría en la prórroga.

El Marta Dominguez, una olla a presión durante todo el encuentro, rugía aun más para presionar y animar al equipo. Palencia iniciaba los 5 primeros minutos extras mucho más metido en el encuentro, anotando un primer parcial de 4 a 0, pero un enredado Melilla en protestas daba la vuelta al partido e incluso se ponía por delante.

Alternativas continuas y la figura del MVP del encuentro, Dani Rodríguez, sumaba para empatar a 4 segundos del final y nuevo balón para Melilla. Esta vez era Pablo Almazán el que lanzaba para ganar pero se encontraba con Barnes.

Nuevo tiempo tiempo extra, suspiros de alivio en la grada y de nuevo al asiento porque quedaban otros 5 estresantes minutos.

Mientras que Melilla se había quedado sin Sonseca desde mediados del último cuarto, Palencia se quedaba sin interiores entre el primer tiempo extra y el inicio de estos últimos minutos.

Así, con un “5 bajito”, Palencia volvía a salir enchufado y entre Urko y Dani, lograban poner a Palencia con 4 de ventaja tras triple del base colegial.

Todo parecía listo ya para la victoria pero Melilla no se daba por vencido y con ambos equipos fallando desde el 4’60, llegaba una jugada que indignaba a Melilla ya que Franch intentaba puntear un triple de Dani Rodríguez cometiendo falta. En las imágenes todo parece indicar que hay contacto.

Dani anotaba dos de los tres lanzados, pero Melilla, con un triple de Almazán y otro 2+1 de Edwards que suponía la quinta de Tomás hubiera podido poner a los de Alcoba con dos de ventaja pero el norteamericano fallaba.

Palencia afronta el decisivo último minuto con Okoye en cancha, Urko anotaba sus dos tiros libres, pero de nuevo otro 2+1 a mayores de Almazán, muy celebrado por éste, daba la posibilidad de tomar dos de ventaja.

La brutal presión ambiental del Marta Dominguez, una locura en esos instantes, hacía temblar a Pablo Almazán y fallaba su tiro libre. El rebote de Okoye caía en las manos de Dani Rodríguez que asumía toda la responsabilidad del ataque más decisivo tal vez de su vida.

Un amago hacia atrás, otro hacia delante para romper la cintura de Franch, situaban a Dani Rodríguez solo desde el triple para anotar no un triple, sino el triple que definitivamente daría la victoria a Palencia. Melilla contaría con una nueva bola pero Urko taponaba el tiro y los jugadores, y la afición explotaban con un único grito, ¡campeones!.

Habrá momentos para analizar el postpartido, pero hoy solo tenemos un protagonista, QUESOS CERRATO PALENCIA, un equipo que hace historia no solo para la provincia de Palencia, para el deporte palentino sino para la LEB Oro, porque se convirtió en el primer equipo en sumar dos copas consecutivas y amenaza con seguir dando alegrías a nuestra pequeña provincia.

Una de las mejores finales que se recuerdan en la historia de la competición copera debía tener un MVP a la altura, y ese no podía ser más que un señor llamado Dani Rodríguez, que con ese triple a falta de 14 segundos alzando sus brazos al cielo del Marta Dominguez, con un partidazo en toda regla volviendo locos a sus defensores, sumaba un reconocimiento personal que la afición celebraba como un triunfo más.

La afición palentina, en gran gesto deportivo, ovacionaba y reconocía el esfuerzo de la afición melillense que con un desplazamiento tan lejano, se tenía que volver con la derrota, algo que también conoce la afición colegial tras aquella derrota en la final en Andorra. Un gran gesto.

Y en la entrega de premios hubo por desgracia gente que no estuvo a la altura de una gran final, pero como decíamos hoy solo hay un gran protagonista y ese es el QUESOS CERRATO PALENCIA, que de la mano de Urko Otegui como GRAN CAPITÁN del equipo, alzaba el trofeo de campeón y desataba la locura en la grada que posteriormente invadía la cancha para celebrar la victoria con sus héroes.
Habrá tiempo para analizar esta final desde otros puntos de vista pero este histórico Quesos Cerrato Palencia deja algunos datos:

– Palencia Baloncesto en el primer equipo en ganar 2 ediciones de Copa consecutivas.

– Palencia Baloncesto fue el ultima ganador con la denominación de Copa Príncipe y ahora es el primero en vencer la actual Copa Princesa.

– Urko Otegi con la de ayer ha ganado ya 3ª Copa (1 con Baloncesto León y 2 con Palencia Baloncesto)

Cuando detrás de un gran equipo hay una gran afición, solo queda decir una cosa más

CAMPEONES

Galería de imágenes

 


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Mañana se ponen a la venta los abonos de playoffs

Desde este jueves los abonos de playoffs de ascenso a la ACB se pondrán a la venta pendientes aun de conocer el rival que saldrá de entre Leyma Coruña y Melilla Baloncesto. Los abonos se venderán en las oficinas de SEÑAPAL en la Avd. de Castilla.