Quesos Cerrato Palencia 97 – Unión Financiera Oviedo Baloncesto 74

Estadísticas

Vota al mejor de Palencia Baloncesto en el Trofeo Basket Morao

El olor de la victoria es algo siempre agradable, una sensación que da igual como se produzca pero que en el caso del Quesos Cerrato Palencia, tras la exhibición del tercer cuarto, va a perdurar en el tiempo ya que tras el triunfo de los palentinos más la derrota de Melilla Baloncesto ante el verdugo del pasado domingo, el título de la LEB Oro se acaricia ya con las manos.

Y es que el tercer cuarto de los palentinos, 31 a 9, fue una auténtica delicia de cara al aficionado, algunos dicen que el mejor cuarto de Palencia en mucho años, pero lo único claro es que en base a una gran defensa, los de Sergio García supieron sacar provecho a su enorme potencial a pesar de los problemas físicos de algún jugador.

Partido de dos caras, sin duda la mayoría de los aficionados esperaban algo más parecido a la primera parte aunque con victoria palentina, que lo ocurría tras el tercer cuarto, pero al fin y al cabo la defensa y la salida a la contra es el ADN de los palentinos y eso no lo supo parar el conjunto carbayón en la segunda parte.

El encuentro comenzaba con intercambio de canastas y de ventajas, los dos equipos precisos sobretodo en la pintura, con acierto casi en cada ataque y a pesar de contar con hasta cinco puntos de ventaja por parte palentina mediado el cuarto tras triples de Romá Bas, los oventenses seguían constantes y por dentro, con Trist y Van Wijk lograban contener a los colegiales que no lograban ampliar la ventaja.

_MG_5720

Solo un buen último minuto palentino, con canasta de Dani Rodríguez (mermado físicamente) sobre casi la bocina, lograba mantener esos 5 de ventaja al final del primer cuarto , 25 a 21.

Oviedo es un equipo guerrero y ante los problemas defensivos de los palentinos sobre situaciones defensivas en el interior, comenzaban a incidir en Cabanas o un polivalente Zaid Hearts que con un gran acierto acorralaban a los colegiales y se ponían por delante pasados apenas 4 minutos de cuarto obligando a Sergio García a parar el partido.

Sin ritmo, con los oventenses cerrados en su zona, con un atasco monumental de los colegiales de cara a canasta, la ventaja visitante aumentaba solamente hasta los 4 puntos aunque un tiro libre de Urko dentro del último minuto dejaba el marcador en 41 a 44.

Correctos en ataque, con problemas a la hora de defender a todos los interiores asturianos en la primera parte, la vuelta de vestuarios de los palentinos era como un chute de adrenalina para la afición y propios jugadores ya que en menos de 4 minutos, Queso Cerrato Palencia pasaba de perder por 3 a ganar por 8 y solo mejorando una cosa, la defensa interior y la salida de balón.

A Carles Marco no le quedaba más remedio que pedir tiempo muerto, no valía de mucho; Fakuade se revestía con una capa de Supermán para martillear desde cuatro metros, debajo de canasta, mate, … pero sobretodo Palencia apretaba tanto en defensa que Oviedo cometía errores continuamente, en jugada, en saque de fondo o lateral, y eso los de Sergio García lo consideraban como una barra libre con la que machacar a Oviedo que solo podía “disfrutar” de Palencia. Al final del tercer cuarto 72 a 53, pero dejando en la retina algunas de las jugadas más espectaculares de la temporada, recuperaciones de balón, contraataques…. es decir, PALENCIA BALONCESTO en estado puro.

En el último cuarto Palencia no daba casi ni opciones de maquillar el resultado y la ventaja palentina se sostenía e incrementaba, dando minutos a jugadores como Okoye pero también a Manchón y Reyes, que lograban anotar.

Palencia está a un paso del título de LEB Oro gracias a la victoria de Cocinas.com en Melilla, pero también gracias a que los colegiales recuperaban la esencia de la mayor parte de la temporada, defensa y contrataque, un equipo letal cuando lo consigue.

Lo mejor: El poder de reacción tras una primera parte buena en lo ofensivo, pero incorrecta en defensa. En la segunda parte Palencia fue Palencia y además fue un ciclón con un tercer cuarto para ver repetido hasta la saciedad con un 31 a 9 que no deja lugar a ningún tipo de duda.

Fakuade tras una primera parte oscura dio paso a una segunda parte infernal para Oviedo, exhibición del norteamericano, brutal. Pero no hay que olvidarse del trabajo oscuro en defensa de McCarron o Romá Bas, ambos sacrificados en defensa (Miso soñará con Romá Bas) pero también (y por fin) complementados en ataque.

Lo peor: Cuando tras una victoria holgada, la afición despide a la pareja arbitral con una gran pitada, la afición suele ser soberana. La pareja Pinela – Morales mostraron, sobretodo en el caso de Pinela y en su caso se repite partido tras partido contra Palencia, una chulería inmesa que le permite antes de señalar cualquier decisión (acertada o no) dirigirse al banquillo palentino con una sonrisa y una mirada retadora que no es compresible en alguien que se supone que debe impartir justicia.

Galería de imágenes


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

“Por tí”, la nueva campaña de la Peña Basket Morao con vídeo promocional incluído

La Peña Basket Morao ha abierto el plazo de inscripción para formar parte de la peña con u…