Chema González es agarrado por Dani Pérez

Vota al mejor de Palencia Baloncesto en el Trofeo Basket Morao

[showinformepartido temporada=10 idlocal=90 idvisitante=93 idjornada=21 idestadisticas=1 idreffeb=1]

Se auguraba un gran partido de baloncesto y así fue, todo acorde con el espectacular ambiente del Marta Dominguez que estuvo hasta el final apoyando a un Palencia Baloncesto que dio lo mejor de si mismo pero que no pudo ante un equipazo como fue el River Andorra.

Comenzó el partido con el equipo andorrano muy metido en el partido, logrando las primeras ventajas que llegaban a ser de 2 a 9, pero que Palencia Baloncesto lograba recortar con acciones de Urko y Ott, anotadores de los palentinos durante estos primeros minutos.

Los del protestón Joan Peñarroya, mostraban una defensa zonal que hacía daño al ataque palentino y los visitantes, se lograban marcar una diferencia de 9 puntos, que obligaba a Lezkano a pedir tiempo muerto.

El parón daba nuevas ideas a los colegiales que devolvían el parcial para situarse a un solo punto, con buen juego exterior sobretodo de Porzingis, que estaba con la mano caliente en estos primeros minutos. A falta de siete décimas para finalizar el cuarto, Palencia estaba un punto por debajo, pero en jugada preparada los palentinos anotaban y finalizaban este primer cuarto un punto por delante, ante las protestas del técnico y jugadores locales, algo de lo que no tenían ninguna razón.

Durante el segundo cuarto, ambos equipos jugaban de poder a poder, sin esconder ninguna carta y mostrándose ambos tal como son, unos más duros en defensa y otros más alegres en ataque pero beneficiándose el espectador del partido que estaba viendo.

Así las diferencias aumentaban o disminuían en función de la intensidad y de los tiempos muertos de cada técnico, que no dejaron en ningún momento en este cuarto, de que las distancias superaran los 3 o 4 puntos, conscientes que los pequeños detalles, podían estropear el partido.

De nuevo se llegaba al final del cuarto con siete décimas y saque a favor de los de Lezknao. Carles Bravo recibía, se giraba y anotaba y en medio del suspende, los colegiados, bastante malos (sobretodo el más joven y alto de los dos), señalaban canasta ante la lógica protesta del técnico Joan Peñarroya.

Tras el descanso Palencia salió enchufado, costó casi un minuto en anotar, pero durante tres minutos Palencia fue el que se esperaba, intenso en la defensa, corriendo en ataque, y ejecutando jugadas con posesiones cortas, y así lograba alcanzar hasta 6 puntos de renta, obligando a pedir tiempo muerto al técnico visitante.

Urko intenta entrar a canastaAndorra volvía a armarse, sobretodo incrementando la dureza defensiva, y además mejorando su juego exterior, lo que les permitía dar la vuelta al marcador, y a pesar de los tiempos muertos de Lezkano, los jugadores no encontraban la forma de superar las defensas andorranas, muy encerrados en la zona. Al final del cuarto se llegaba con ventaja de 3 puntos para los visitantes, 61 a 64.

El último cuarto fue un constante quiero y no puedo. Los problemas en el rebote, las dificultades para anotar, la dureza defensiva sobretodo debajo del aro de los andorranos, impedía que Palencia jugara cómodo, y los jugadores además se mostraban menos acertados que en los dos primeros cuartos.

Se llegaba a la recta final con opciones, solo 4 por debajo, pero los colegiales fallaban o perdían balones, o incluso fallaban situaciones cómodas de tiro, dejando la victoria para Andorra que fue un gran equipo, seguramente el mejor equipo que haya pasado esta temporada por Palencia Baloncesto.

Los de Lezkano tuvieron los mismos problemas de siempre, los rebotes, sobretodo el rebote defensivo, pero también tuvieron problemas para superar las defensas zonales planteadas en la segunda parte del partido, tal vez porque no jugaron con la misma rapidez que en los primeros 20 minutos, pero a pesar de todo ello, hay que valorar el buen partido que se ha podido ver en el Marta Dominguez, sin duda merecedor de haber sido emitido por Teledeporte, un partido en el que hubo muy buen baloncesto, dos equipazos y un ambiente excepcional en el que la afición palentina estuvo de diez.

Lo mejor: Porzingis y Otegui fueron los dos mejores de Palencia Baloncesto. Otegui fue muy constante a lo largo del partido y a pesar de los palos que recibió debajo de la zona, supo estar a un gran nivel. Porzingis, principalmente en los dos primeros cuartos, firmó su actuación más completa a lo largo de la temporada.

Lo peor: Mal arbitraje en general, sobretodo del colegiado más joven, pero sin tener ninguna influencia en el marcador. Joan Peñarroya, como ya habíamos comentado en la previa, se pasó desde el primer hasta el último segundo de partido protestando de forma airada cada acción, sin recibir ninguna técnica, algo que debería haber sucedido en muchos momentos, pero aprovechando inteligentemente ese papel que se ha dado así mismo. Lo peor sin duda, fue el feo gesto que dirigió a la grada celebrando la victoria, queremos entender que fue una casualidad hacia donde se dirigía y simplemente celebraba una trabajada victoria, pero fue desafortunado.

Galería de Imágenes


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

De la placidez, a las dudas

Al descanso, todo apuntaba a un victoria muy cómoda de Chocolates Trapa Palencia ante un R…