DSC_0057-1600x1067

Llegaba Retabet Bilbao Basket con la vitola de equipo favorito al ascenso (retorno) a Liga Endesa, con una plantilla repleta de calidad y bien arropados por más de 300 aficionados que no dejaron de animar en ningún momento. Pero anoche, Chocolates Trapa Palencia cuajó un partido muy completo, con gran intensidad defensiva y excelente circulación de balón en zona ofensiva para desarbolar por momentos (llegó a vencer de más de 20 puntos) al equipo de Alex Mumbrú. Un último cuarto con mayor intensidad defensiva de lo bilbaínos, más un Javi Salgado más concentrado en la dirección que en las protestas y los “cincos” mostrando todo su potencial, permitieron el acercamiento bilbaíno, aunque la victoria se quedó en casa.

Comenzó Retabet Bilbao Basket anotando desde 6,75 por medio de J.Brown, al que siguieron dos triples más (sus 9 primeros puntos) demostrando que su mejoría desde larga distancia de los últimos partidos no era casual. Aunque la respuesta a Brown, vino también con un lanzamiento de larga distancia de Sanz (gran primer cuarto el suyo), los morados se dedicaron a atacar el aro bilbaíno con acciones cercanas a la pintura. Fue Jorge Sanz quien anotaba su séptimo punto para igualar el marcador (13-13) a 2:33 del final del primer cuarto en lo que fue el punto del inflexión del partido. La entrada de parte de la “segunda unidad” (Zubizarreta, Hermanson y Koné) acompañados por Urko y Vasturia imprimieron un punto más de intensidad defensiva y el escolta americano comenzó a ser desequilibrante en el aro rival para finalizar los primeros 10 minutos con 5 puntos de ventaja (20-15) tras un tapón de Moussa Koné.

DSC_0180-1600x1067

Zubizarreta, Hermanson, Toledo, Cvetinovic y Koné, ese fue el cinoo que puso en pista Alejandro Martínez. Fue Nikola Cvetinovic quien enchufo al equipo con los 4 primeros puntos, pero pronto Zubizarreta (que cuajó su mejor partido) asumió el mando ofensivo del equipo (y desquició a los bases rivales con su actividad defensiva) para poner la distancia en 12 puntos (31-19) antes de que Hermanson, en unos minutos absolutamente arrolladores elevó la ventaja a los 15 puntos mediado el cuarto. Lo bilbaínos sufrían para frenar el arreón local, y solo la labor de sus interiores (puntos y rebotes ofensivos) les permitía irse al descanso en una distancia asumible (46-31).

DSC_0175-1600x1067

En el segundo tiempo vimos los mejores minutos locales, con una excelente defensa que permitió abrir una brecha de 21 puntos en el marcador. Fue un cuarto en el que Vasturia amargó a Brown con su defensa y Zubizarreta era una pesadilla para el veterano Salgado (durante muchos minutos mas pendiente de los árbitros y de provocar a Rokas que del juego). También pudimos ver a Urko Otegi anotando desde 6,75, una circunstancia poco habitual.

DSC_0072-1600x1067
Con todo esto, el veterano base bilbaíno se echó el equipo a la espalda y provoco una pequeña reacción de Retabet Bilbao Basket en los instantes finales del cuarto, para dejar la diferencia en 17 puntos (64-47).

DSC_0172-1600x1067

Todo parecía decidido con es amplia renta, pero en frente estaba un equipo de enorme potencial que mantiene intacto su orgullo de equipo ACB y que con un gran trabajo de sus “cincos” lograban rebajar de los 10 puntos la diferencia local (74-66).
En esos momentos el fantasma de la derrota ante Iberojet Palma comenzaba a planear por el pabellón palentino. Fue el momento que eligió Alejandro Martínez para sentar a sus dos veteranos (Urko y Grimau), decisión que no le salió mal, pues una buena circulación de balón acabó en manos de Cvetinovic quien desde 5 metros anotó la canasta que devolvía los 10 puntos (76-66).
Unas acciones finales poco acertadas de los jugadores morados, permitieron a Retabet Bilbao Basket dejar la diferencia final en solo 7 puntos (78-71).

Resumen Chocolates Trapa 78-71 Retabet Bilbao

Rueda de prensa de Alex Mumbrú

Rueda de prensa de Alejandro Martínez