Lobe Huesca 82 – Palencia Baloncesto 80

Estadísticas

Errores finales dejan a Palencia con la miel en los labiosNadie dijo que la victoria en Huesca iba a ser fácil, de echo en la previa y análisis de Huesca ya decíamos que el encuentro era ante un rival en un buen estado de forma, que había vencido en tres de sus cuatro últimos encuentros pero la realidad es que Palencia Baloncesto tenía encauzada la victoria a falta de dos minutos y en ese tiempo hizo todo lo posible para perder el partido, con una serie de pérdidas y errores infantiles, que dieron alas a Huesca y les hicieron creer en la victoria, su gran mérito.

El partido comenzó con Fuentes abriendo el marcador con un triple y un parcial de 7 a 0, un comienzo en el que los locales marcaban el ritmo y no era hasta pasado dos minutos que Mortellaro anotaba los dos primeros puntos para Palencia desde el tiro libre.

Poco a poco las cosas iban mejorando, dos situaciones de 2+1 permitían a los colegiales colocarse a 1 punto y un contrataque culminado por Carles Bravo nos ponía por primera vez por delante en el electrónico.

Algunos despistes defensivos impedían que Palencia lograra ponerse por delante aun así, tras una falta de Samuels, los de Lezkano, con Garrido en cancha ya, empataba el partido. Los colegiales se estaban mostrando intermitentes, un triple de Cebular y dos canastas posteriores, una de ellas sobre la bocina, acababan con el primer cuarto y Huesca con 7 puntos de ventaja. Se estaba siendo demasiado blando frente a la dureza de los bloqueos oscenses concediendo canastas demasiado fáciles.

Palencia salía en el segundo cuarto con algo más de ritmo, impidiendo a la defensa local situarse cómodamente, un triple de Huesca era contestado por otro de Garrido, y un contrataque culminado por McDermott, volvía a meternos en el encuentro, tras dos tiros libres y otra acción individual del norteamericano, nos colocaba por delante en el cuarto.

A falta de tres y medio para el descanso Lezkano pedía tiempo para pedir más intensidad defensiva, aunque el marcador reflejaba 35 a 32, seguían produciéndose algunos desjustes, como tras el tiempo muerto cuando Samuels anotaba un alleyhoop.

Palencia anotaba sobretodo desde el tiro libre, poco le importaba a Huesca hacer personales pero es que todos los jugadores palentinos se mostraban acertados desde el 4’60. A falta de 2:30 para el descanso era Quim Costa el que pedía tiempo muerto.

Los cambios de ventaja comenzaban a ser habituales. Una canasta de Otegui situaba a Palencia por delante primero pero un triple de Cebular, situaba de nuevo por delante a los oscenses. La última posesión del segundo cuarto era para Palencia, tras una pérdida de balón de los locales y con 10 segundos de tiempo. Lezkano pedía tiempo para preparar jugada pero esta no salía bien ya que fallaban una canasta aparentemente facil.

Comenzaba bien el segundo cuarto, un 0 a 4 de salida para los palentinos daba paso a unos nuevos minutos de cambios de ventaja, y los locales colocándose en bonus en apenas dos minutos de juego ante las protestas de su público.

Por momentos el juego se volvía un poco loco, y a base de triples, dos de Huesca por parte Cebular y Samuels, y dos por parte palentina, Forcada y Bravo, seguían augurando un festival anotador.

La situación se volvía más y más caliente tras una falta en ataque de los locales y otra posterior sobre Zamora, que finalmente acababa en técnica, que Palencia convertía en tres puntos.

Palencia se aprovechaba de estos minutos de tensión para seguir ampliando la ventaja, primero a 5 puntos y luego a 7 tras canasta fácil de McDermott. Pero Palencia no sacaba totalmente partido del momento para marcharse en el marcador y un parcial de 5 a 0 situaba de nuevo a Huesca a dos puntos de los palentinos, con apenas 50 segundos por jugarse, y finalmente tras unos claros pasos de Bravo, el marcador finalizaba con 60 a 62, y todo por decidirse.

El último periodo se iniciaba con ambos equipos acertados en ataque, Huesca cargándose de nuevo con faltas pero no aprovechando Palencia los robos de balón que realizaba, fallaba canastas fáciles  aunque al menos seguía manteniéndose por delante.

A falta de 4:11 Palencia ganaba por 5 puntos, 68 a 73, una ventaja que aumentaría tras anotar Tveidt un contrataque. Palencia lograba controlar con Forcada en cancha el ritmo del partido, más lento, dejando pasar los segundos y aprovechar el acierto en el tiro libre para seguir manteniendo las distancias e incluso incrementándolas.

A falta de 2 minutos la ventaja estaba en 8 puntos, pero dos fallos de los palentinos permitían que anotaran 5 puntos, incluido un triple de Cebular, que nos situaba solo 3 puntos por delante.

En el peor momento llegaba la jugada tonta, una pérdida de los colegiales permitía el contrataque de los locales pero Bravo lograba colocar un tapón y el rebote, que caía en las manos de McDermott, se le escapaba y el balón le llegaba a Cebular, que solo, anotaba para empatar el partido. Pero lo peor todavía estaba por llegar, porque volvían a robar el balón para ponerse por delante y en la siguiente jugada hacíamos falta en ataque.

Se llegaba a los 10 últimos segundo con posesión para Palencia y la posibilidad de empatar o ganar el partido, Garrido optaba por la segunda opción y el triple no entraba.

Derrota de Palencia Baloncesto, por méritos propios porque el partido lo tuvo ganado y porque Huesca creyó en sus opciones de victoria, luchó cada balón (como los dos robos finales de Costa que acabaron en canasta).

Lo mejor: La buena noticia es que McDermott sigue estando a un excelente nivel y a pesar de los errores finales, Forcada realizó un partido muy serio en prácticamente todas las facetas del juego, mostrándose mucho más firme en defensa que Garrido y encarando la canasta rival con mucha decisión. Huesca creyó en la victoria siempre y no cejó en su empeño con un Sandi Cebular estelar desde el tiro exterior.

Lo peor: El cúmulo de circunstancias que llevaron a la debalce del último minuto se puede ver de diferentes formas. La primera es que Lezkano debió sacar a Garrido en esos minutos de riesgo ya que es un auténtico base, o haber optado por tener a ambos en cancha que en los minutos que estuvieron juntos hicieron una gran labor. Una mala lectura del partido desde el banquillo. Bravo, a pesar de no realizar tan mal partido como alguno piensa (trabajó mucho para el equipo), sí que se obcecó en esos minutos fatídicos en realizar su jugada más característica, con pérdidas y falta en ataque incluídas.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Urko Otegui primer líder del X Trofeo Basket Morao

Urko Otegui se ha apuntado la primera jornada del X Trofeo Basket Morao que dio comienzo t…