Leyma Coruña 104 – Quesos Cerrato Palencia 94

Estadísticas

Lo más fácil hubiera sido un titular tipo de “remontar para morir en la orilla”, lo más sencillo pero también lo más real para un Quesos Cerrato Palencia que comenzó el encuentro con una pésima primera parte, o mejor dicho un pésimo primer cuarto, pero que remontó dio la vuelta al marcador, logró situarse por delante en los últimos minutos y tuvo la bola para llevarse el partido pero el triple de Dani Rodríguez no entró.

Fue un partido donde las sensaciones de la primera parte no parecían presagiar un final de encuentro como el que hubo, una primera parte donde los palentinos volvieron a cometer los mismos errores de concentración desde el inicio que en el final del encuentro del pasado viernes o la primera parte del domingo, un esfuerzo el de remontar, que al final se acaba pagando cuando la aportación de los diez jugadores fue tan desigual.

El 6 a 0 de salida no parecía presagiar nada nada bueno. Coruña parecía campar a sus anchas en ambas zonas con los colegiales mostrándose excesivamente nerviosos y perdiendo tantos balones, que facilitaban la labor de un Coruña que haciendo algunas cosas bien, presión, uso de manos en las entradas, controlaba e iba incrementando su ventaja, ante un Palencia sin apenas respuesta.

Sergio García paraba el encuentro mediado el cuarto pero la parálisis anotadora y de ideas, más una defensa laxa y excesivamente lenta permitía anotar con tanta facilidad a Coruña que parecía demasiado increíble que acabara el primer cuarto con 22 a 12.

El atontonamiento palentino continuaría durante los siguientes minutos. Coruña no tenía problemas para anotar fácil y les sobraba con una ligera presión sobre saque de fondo palentino para forzar a un Palencia que llegaba a la zona contraria con posesiones cortas.

Malas decisiones y abuso del triple llegaba a Coruña a tener una renta de 16 puntos, 38 a 22, a falta de 4 minutos para el final con tiempo muerto de García que cambiaría a partir de entonces la dinámica colegial. Una falta sobre triple de Samb daría la máxima ventaja del partido a Coruña, pero a partir de ahí bajaban la diferencia y tras triple de Bas, la dejaría en 13 aunque podría ser menos si el triple sobre la bocina de Blanch que tocaba aro hubiera entrado, 46 a 33. Tal vez hubiera sido demasiado premio para un Palencia que durante 15 minutos no había estado en el partido.

Tras el descanso el conjunto palentino vivía un vaivén de sensaciones durante los cinco primero minutos. Primero lograba situarse a solo 7 puntos tras triples de Samb y Dani Rodríguez, vaya partidazo del base, pero de nuevo en un abrir y cerrar de ojos Coruña devolvía los 15 de ventaja.

Pero además de Dani Rodríguez por fin aparecían nuevos actores, y al protagonista, se unían Lamont Barnes y hasta ese momento un desconocido Jhornan Zamora, que devolvían los palentinos al encuentro y con un triple de Barnes, sí de Barnes, Palencia se iba a los últimos diez minutos totalmente metido en el partido, 68 a 61.

Con los colegiales ya concentrados el encuentro pasaba a una fase donde las mayores diferencias para Coruña eran de 4 puntos, pero la dinámica palentina ya era bien diferente y a los de Tito Díaz les costaba anotar con facilidad. A falta de 4 minutos para el final Zamora situaba por primera vez en el encuentro por delante a los palentinos, 76 a 77, e incluso llegaría a tener 3 puntos de ventaja pero el encuentro tras dos tiros libres de Dani Rodríguez, y oportunidades falladas por Coruña y en última instancia por Dani Rodríguez sobre la bocina, llevaban el encuentro a la prórroga. Palencia la había tenido pero este año parece que la suerte se gastó.

En el tiempo extra la igualdad se mantenía hasta falta de un minuto donde Coruña logró 4 puntos de renta y Palencia intentó remontar con tiros de tres excensivamente rápidos que facilitaron la victoria de Coruña que sentenció desde el tiro libre.

Palencia tiene la soga al cuello y el domingo es su oportunidad de prologar la serie. Es posible pero la concentración debe ser siempre desde el inicio sino pasa lo que pasa, lo de hoy.

Lo mejor: Tras unos primeros malos 15 minutos Palencia logró encontrar su sitio y a su hombre, Dani Rodríguez, el mejor sin duda, sin ninguna duda, que también estuvo acompañado por un gran Lamont Barnes. Además Palencia no se dejó ir y remontó el encuentro, nota positiva a tener en cuenta al encuentro del domingo.

Si se compara y sin comparar con el fin de semana pasado, buen arbitraje.

Lo peor: Sin ninguna duda los primeros 15 minutos de partido con un Quesos Cerrato Palencia totalmente desbordado pero sobretodo, sin cabeza. En el plano individual Palencia solo mantuvo nivel ofensivo con 5 hombres y apenas aportación del resto. Muchas dificultades para superar la presión de saque de fondo y para afrontar las defensas alternas planteadas por Díaz.


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Sani Campara nuevo base de Palencia Baloncesto

Palencia Baloncesto se ha hecho con los servicios de una de las mayores promesas del baloncesto europeo. Sani Campara, perteneciente a la cantera del Real Madrid jugará a las órdenes de Joaquín Prado esta temporada.