Palencia vuelve a ganar en Ourense. Segundos ya.Ourense Termal 59 – Quesos Cerrato Palencia 80.

Estadísticas.

Quesos Cerrato Palencia, logró una gran victoria ante un equipo que llegaba herido en el orgullo, y al que tras el partido con los colegiales, las heridas aumentan.

Dos tercios del partido fueron muy igualados. Tanto la primera parte como hasta casi el final del tercer cuarto, ambos equipos estuvieron igualados a todo, ha aciertos, desaciertos, buenas defensas, malas defensas, buenos ataques, malos…. hasta que unos últimos minutos de inspiración del tercer cuarto y en el inicio del último, con Fornas como gran protagonista, rompían definitivamente el partido para una victoria más tranquila de lo que se vio en los primeros minutos.

En los prolegómenos del encuentro se guardaba un minuto de silencio por las víctimas de la violencia de género y tras el se iniciaba el partido en el que el primer punto lo anotaba Kale desde el tiro libre, y Morentín con un triple, ampliaba este primer parcial a 4-0. Los palentinos no lo tenían fácil para anotar desde dentro.

Barbour con un triple sobre una canasta que conoce tan bien, abría el marcador para los de Lezkano, y Urko empataba con un tiro libre. Ambas defensas se estaban mostrando eficientes.

Pero de nuevo Ourense, tras dos ataques fallidos de los palentinos, en los que se podían haber puesto por delante, marcaban otro parcial favorable de 5-0, y a mediados de cuarto el marcador reflejaba 9-4.

Barbour de nuevo desde el triple, desatascaba a los palentinos desde el exterior, y los palentinos, tras otra buena defensa, volvían a empatar con un rápido contrataque.

Un 2+1 de Otegi, tras otro contrataque, ponía momentáneamente a los palentinos por delante, entrando en unos minutos en los que el juego exterior de ambos equipos se daba la réplica con sendos triples.

Ninguno de los dos equipos lograba mantener el control del partido y a 1:15 del final del cuarto, el marcador reflejaba empate a 15.

Moncasi tras ir dos jugadas consecutivas al tiro libre, ponía a los palentinos con su máxima ventaja del encuentro, 15-19, y el cuarto acababa con un 2+1 de Ourense, y una mínima ventaja de los palentinos, 18-19.

Quique Garrido, que había salido en los últimos instantes del primer cuarto, anotaba su primer triple del partido tras una canasta de los locales. Barbour se encontraba cómodo en su antigua casa, y se notaba, jugándose algunos tiros más que en partidos anteriores y sacando rendimiento de ello.

Palencia se ponía en zona, al igual que los locales, pero entre algunos desajustes defensivos y que no acababa Palencia de parar el acierto de los locales desde la línea de tres, el partido se movía con continuos cambios de ventaja.

Moncasi acumulaba pronto su segunda personal, y salía un recuperado Fornas. Dos acciones consecutivas, una de Garrido y otra de Fornas, en una buena jugada de equipo, ponían a Palencia con tres puntos de ventaja, 32 a 35, a falta de 5 minutos. Gonzalo García que no quería perder de vista a Palencia paraba el partido.

Si por dentro Ourense apenas veía aro, desde la línea de 6’75 sí, y eso estaba impidiendo que Palencia, que estaba defendiendo por debajo de su nivel, lograra distanciarse de los locales.

Con el equipo en bonus durante los últimos cuatro minutos, los de Gonzalo García casi en cada jugada, al igual que los palentinos, aunque los palentinos lograban mantener las distancias entre dos y cuatro puntos con los que se entraba en el último minuto.

A falta de 35 segundos, Lezkano pedía tiempo muerto para preparar jugada y defensa posterior, todo ello con 36 a 40 en el electrónico. No salía bien, se fallaba en la primera jugada y se cometía falta posterior. Y en la siguiente, Moncasi, que recibía una falta no señalada, perdía el balón y cometía su tercera falta. Con 4 segundos por jugarse, Lezkano volvía a pedir tiempo muerto pero el triple de Fornas no entraba. Al descanso 39-40, faltaba defender mejor el tiro exterior orensano.ç

Tras el descanso Ourense se volvía a poner por delante, pero como ninguno lograba mantener el dominio ni el control, los colegiales volvía a situarse por delante con 2 +1 de Rejón.

No lograba sacar ventaja Palencia de los errores ofensivos locales y los colegiales se contagiaban. Se había mejorado en defensa, pero en ambos casos, y ahora fallaba en ataque.

Con 46 a 45, Lezkano pedía tiempo muerto, no le estaba gustando el juego de los suyos. Urko machacaba la canasta rival tras el tiempo, pero de nuevo, como en los dos primeros cuartos, comenzaba el intercambio de triples que no era productivo para ninguno de los dos.

Con la inconsistencia de ambos durante todo el partido, durante un par de minutos ninguno veía aro, errores en el pase o en el lanzamiento, y era Bravo con 2+1, tras una gran asistencia de Urko quién daba un poco de aire a Quesos Cerrato, acabando el cuarto con una canasta de Fornas sobre la bocina y la máxima ventaja del partido para los palentinos, 51 a 58.

Un gran triple de Fornas abría el último periodo, y continuaba después el mismo jugador con otra jugada individual, 10 puntos consecutivos del ala pivot colegial, que daban tranquilidad a los palentinos y los primeros silbidos en la grada y murmullos hacia los suyos. Con 8 minutos por jugarse, Gonzalo García pedía tiempo muerto ya que los palentinos se estaban marchando, 51 a 63.

Los locales quedaban groguis, y Palencia lo aprovechaba para ir incrementando la ventaja y la puntilla la parecía poner Garrido con un triple desde 9 metros sobre la bocina de posesión y otro posterior de Feliu, con 51 a 74, dejaban sentenciado el partido.

De ahí al final Palencia jugó a mantener el control del partido, y Ourense a maquillar un partido que acabó con los silbidos del público hacia el equipo, por un último cuarto, en el que estuvieron desacertados.

Lo mejor: Palencia siempre estuvo metido en el partido, y cuando tuvo su oportunidad no la desperdició y se llevó el gato al agua. Tal vez el mejor haya sido Urko Otegi, o Nick Barbour que jugó un buen encuentro en su antigua casa, pero los minutos inspirados de Fornas al final del tercer cuarto y comienzos del último, fueron la puntilla definitiva del partido.

Lo peor: La primera parte en defensa, compensado con un gran día en el tiro exterior, pero los colegiales al final lograron imponerse desde atrás para dejar a los gallegos por debajo de los 60 puntos.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Sergi Pino fue determinante ante su ex equipo

Fue un partido lleno de acciones espectaculares, y el final puso el foco sobre el triple d…