Quesos Cerrato Palencia 91 – Leyma Basquet Coruña 85

Estadísticas

Vota al mejor del Palencia en el Trofeo Basket Morao

Victoria del Quesos Cerrato Palencia más cómoda de lo que indica el marcador final en un encuentro dominado desde el inicio por los de Sergio García que marcaron siempre el ritmo del partido y que llegaron a tener una cómoda renta de 17 puntos en el tercer cuarto.

Tras la derrota ante Melilla la afición estaba espectante y esperan a ver como se tomaba el encuentro los colegiales, pero desde el incio salieron a dominar el partido siendo conscientes de la importancia de la victoria para no generar dudas y además ante un rival que siempre un punto por debajo de los palentinos en cuanto a regularidad, demostró porque estas últimas jornadas ha sido uno de los conjuntos más en forma y porqué Burjanadze comienza a ser pieza cotizada.

Sergio García sorprendía de inicio incluyendo a Romá Bas en el quinteto inicial, un premio según comentaba el entrenador al buen trabajo realizado por el alicantino, desbancando a un McCarron que hasta ahora lo había sido durante toda la temporada. La confianza depositada por el técnico colegial la devolvía Bas con un buen cuarto en el que era el máximo anotador de los palentinos pero también jugando a un gran nivel defensivo.

Tras unos instantes de tantento entre ambos equipos, con intercambio de canastas, Palencia comenzaba a tomar el mando y tras situarse 2 a 5 tras triple de Creus, los colegiales marcaban un parcial de 13 a 0 que marcaba las primeras diferencias importantes (15-5), logradas controlando el rebote y jugando con posesiones cortas que encontraban facilidades defensivas.

La salidad de Olmos a cancha le daba a los de Tito Díaz algo más de control defensivo y de rebote y Burjanazde lo aprovechaba para hacer daño desde la pintura donde iba demostrando su calidad. Otro parcial de 6 a 0 de los palentinos llevaba tras canasta de Olmos al final de los diez primeros minutos a un buen 26 a 18 que daba confianza a los de Sergio García.

No salían entonados ninguno de los dos equipos en los instantes iniciales del segundo cuarto. Coruña intentaba hacer defensas alternativas en los instantes iniciales y descolocaban un poco a los palentinos y tras situarse a 4 puntos a falta de 7 minutos para el descanso, el técnico local pedía tiempo muerto.

Tras el tiempo muerto los palentinos, con Dani Rodríguez en cancha, volvían a marcar un alto ritmo de juego, con intercambios de canastas que al final permitían a los palentinos seguir manteniendo el dominio del marcador y llegar al descanso con los mismos 8 puntos de ventaja del cuarto anterior, 50 a 42.

Tras el descanso la tónica continuaba aunque Urko Otegui y Lamont Barnes ya comenzaban a dominar el aro palentino al completo y mediado el cuarto, tras dos triples consecutivos de Marc Blanch, en un gran momento de forma, Díaz tenía que pedir tiempo muerto porque Palencia ya tenía 17 puntos de ventaja, 61 a 47.

Cuatro puntos consecutivos de los coruñeses, y casi tres minutos de atasco ofensivo palentino, obligaban a Sergio García a devolver el tiempo muerto pero ni uno ni otro, ni siquiera desde el tiro libre lograban anotar hasta que Burjanazde con un palmeo rompía la sequía y una falta sobre un triple de Blanch, llevaban al alero colegial al 4’60 donde no fallaba llegando a los diez últimos minutos con 12 de ventaja.

No daba sensaciones Coruña de poder dar la vuelta al marcador y durante los primeros instantes del cuarto cada canasta gallega era contestada de nuevo por otra palentina llegando a tener a poco más de 6 minutos para el final con 14 de ventaja tras triple de Dani Rodríguez.

Cuatro puntos consecutivos de los visitantes no gustaban nada a Sergio García que pedía tiempo muerto. De nuevo la ventaja superaba los 10 puntos y aunque la gran defensa de Urko Otegui sobre Burjanazde frenaba a este, aparecía momentáneamente el talento de Stelzer para situar a los suyos a solo 7 puntos.

Al último minuto se llegaba con 11 de ventaja y aunque dos tiros libres y una última pérdida recortaban la diferencia, los palentinos se llevaban de forma merecida la victoria con el 91 a 86 final.

Palencia comienza el año como empezó la temporada, con victoria, una victoria importante para un mes importante para los palentinos y para que a nadie le entren ningún tipo de dudas sobre el equipo que hoy jugó buenos minutos de baloncesto y jugó de forma más alegre que en anteriores encuentros.

Lo mejor: El dominio del rebote fue clave para los colegiales que gracias a ello pudieron marcar el ritmo que les gusta y dominar siempre esta faceta y en las situaciones de estático buscaron el 1×1 sin dudas y en general con acciones positivas. Siendo un buen partido en líneas generales, sí que hay que destacar a jugadores como Barnes, que siempre está ahí dominando el rebote, a Marc Blanch que está siendo uno de los jugadores más determinantes del equipo y a Urko Otegui, que además de ser el dominador del rebote, realizó una gran defensa sobre Burjanadze que en la segunda parte solo pudo anotar 8 puntos.

Los colegiados tuvieron una actuación correcta sobretodo si tomamos como referencia el último encuentro de liga, se complicaron poco.

Lo peor: Aunque la victoria nunca corrió peligro, Palencia no debió dejar meterse de nuevo en el partido a los visitantes cuando la ventaja era de 17 puntos, si bien es cierto que lo lograron gracias a un gran acierto exterior y en ocasiones con los defensores encima y con el reloj cerca del límite de posesión.

Galería de imágenes


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

La derrota, llegó en la Copa de Castilla y León

La primera derrota de Chocolates Trapa Palencia, llegó en su cuarto partido de pretemporad…