[showinformepartido temporada=10 idlocal=90 idvisitante=87 idjornada=23 idestadisticas=1 idreffeb=1]

Intensidad de ambos en todas las accionesVota al mejor de Palencia en el Trofeo Basket Morao

Palencia Baloncesto vuelve a hacer historia en el deporte palentino, y en el baloncesto en particular, y lo hace de la mano del técnico que lo encumbró en su momento con el ascenso a la LEB Oro, Natxo Lezkano, y tras una brillante temporada en la que el equipo colegial, ha echo los deberes antes de tiempo y solo le queda el objetivo de conservar la cuarta posición aprovechando la ventaja que le da la derrota de Breogán en Pamplona ante Planasa Navarra.

Partido duro para ambos equipos, muy trabado durante muchos momentos por las numerosas faltas señaladas a ambos equipos que eran muy conscientes de lo que se jugaban cada uno por su parte.

El partido comenzaba con igualdad, con cierta precipitación de ambos fruto de los posibles nervios ante un compromiso importante para ambos, unos primeros instantes en los que ambos anotaban, incluso con cierta facilidad para lo que luego se vio en el partido.

Con constantes empates, el cuarto iba avanzando y Huesca se iba cargando de faltas, aunque Palencia Baloncesto aprovechaba varios regalos de los oscenses para anotar con facilidad en el contrataque y coger cómodas ventajas que les permitían a los colegiales llegar al final del cuarto con 8 de ventaja, 26 a 18.

Todo parecía favorable a los intereses colegiales, buen trabajo defensivo cortando las líneas de pase, ataques rápidos anotando cómodamente, incluso un viento favorable (siempre comparando con lo visto la jornada anterior) por parte de los colegiados. Todo, absolutamente todo, cambió con el inicio del segundo cuarto.

Huesca cambió su agresividad defensiva, además las rotaciones, sobretodo en el juego interior palentino, comenzaron a hacer daño a los colegiales que además perdían varios balones absurdos de forma consecutiva, aprovechándolo Huesca desde la amenaza exterior para poco a poco ponerse a la altura de los palentinos.

La ausencia de centíemtros en la pintura, a pesar del esfuerzo de Otegui (multiplicado por 4 ayer) y de Fornás, que realizaron ambos un excelente partido, podía hacer frente al poderío de jugadores como Krusic o Jan Orfila, y de eso Quim Costa era consciente e intentaba cargar el juego sobre ello, provocando que las defensas palentinas intentaran cerrar ese agujero pero dejando abierta la línea exterior, que fue la que hizo daño.

Precisamente un triple al filo del descanso, volvía a poner por delante a Huesca que se iba al descanso con tres de ventaja, 40 a 43.

No tuvo su mejor día, pero Chema lo intentóTras el descanso se esperaba un nuevo aire a los palentinos, pero Huesca enfriaba las sensaciones abriendo el tercer cuarto con un triple y tras este, unos minutos en los que Huesca imponía su defensa sobre los palentinos pero que les costaba a los oscenses entrar en bonus en apenas dos minutos.

Este echo no suponía mucha diferencia en cuanto a juego pero sí en rotaciones, y Palencia como una hormiguita, poco a poco iba arañando puntos hasta mediados del cuarto que lograba ponerse por encima en el marcador, 52 a 50, aunque todavía quedaba mucho por mejorar, sobretodo en defensa.

Forcada, que en principio estaba descartado por los problemas de espalda que tenía, entraba en cancha por sorpresa, y ese era el punto diferente que necesitaba Palencia, gracias a la inteligencia de este jugador, que daba un punto a mayores en defensa e imaginación en ataque para ofrecer a los aficionados un gran repertorio de pases, del que Carles Bravo era el más beneficiado, anotando una serie de canastas consecutivas, fruto de la presión del base de Palencia Baloncesto.

Al cuarto final se llegaba con 6 de ventaja para los palentinos, y con los jugadores de ambos equipos, cargados de faltas, al menos en los importantes.

En el periodo final Huesca intentaba meterse en el partido a base de triples, logrando acercarse en ciertos momentos, y aprovechando en otras las segundas opciones (Huesca acabó con más rebotes ofensivos que defensivos), aunque los de Lezkano, se mostraban más precisos ya ofensivamente y jugaban con inteligencia en unos minutos en los que ambos se mostraron contundentes en defensa.

Finalmente Palencia lograba alcanzar los dos últimos minutos con cierta tranquilidad e incluso Natxo Lezkano, poco amigo a los regalos, ofrecía su primera oportunidad, sus primeros segundos a Oliver Salazar, al que incluso le dio tiempo a cazar un rebote defensivo, un premio justo a un jugador que ha trabajado duro para mejorar tanto de la mano del propio Lezkano como de la mano de Alberto Padilla en el Primera Nacional del CB Palencia.

Palencia Baloncesto vuelve a hacer historia metiéndose en playoffs por primera vez en la historia del baloncesto palentino, y lo hace, que es lo más importante, en presencia de toda la cantera del equipo colegial, cerca de 400 chavales, que a lo mejor lo tienen complicado para llegar al primer equipo, pero que sí deben sentirse orgullosos de pertenecer a un club que está ofreciendo a la provincia de Palencia, los mejores momentos del baloncesto palentino.

Siempre UrkoPalencia Baloncesto afrontó el partido con varias bajas y jugadores muy tocados, fruto en su mayor parte de la dureza del encuentro disputado el pasado viernes en Burgos. Mortellaro (roto el menisco) será presumiblemente baja hasta casi los playoffs dentro de un mes, Forcada jugó infiltrado fruto del encuentro en Burgos, Chema jugó tocado por lo mismo al igual que Garrido, por lo que la enfermería palentina sufrió las consecuencias de lo que algunos ha dicho que eran quejas absurdas y fuera de lugar por la derrota. Menos mal.

Lo mejor: Palencia Baloncesto intentó jugar al mismo nivel de dureza de Lobe Huesca, mucho más “contundente” que el juego interior palentino, pero que gracias al buen trabajo de “The Boss”, Urko Otegui, y de un impresionante Roger Fornás, pudieron mantener en cierta forma la superioridad en el rebote de los oscenses. La salida de Forcada a mediados del tercer cuarto, dio un plus defensivo a los palentinos, que les permitió tomar las primeras ventajas cómodas y llegar a los minutos finales con cierta comodidas.

Lo peor: A nivel individual hubo varios jugadores que no estuvieron a buen nivel. Chema, Iván, Porzingis en determinados momentos o Durley, pareciendo en algunos momentos totalmente idos y cometiendo algunas pérdidas de balón, mejorando con el paso de los minutos sobretodo Porzingis. Del arbitraje solo decir que es uno de los más pésimos que se han visto en el Marta Dominguez esta temporada, compensando constantemente hacia un lado o hacia otro, en un intento de que las faltas señaladas al final del encuentro, fueran similares para uno y para otro, pero sin ningún sentido, y con decisiones como los tres segundos pitados en la zona a Palencia en un ¡¡¡contrataque!!!, o la anulación de  una jugada en la que Samuels se cuelga del aro sin balón y que acaba en canasta. Malo para ambos.

Galería de Imágenes

Rueda de prensa de Quim Costa (LOBE Huesca)

Rueda de prensa de Natxo Lezkano (Palencia Baloncesto)


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Nikola Cvetinovic nuevo jugador de Palencia Baloncesto

Hoy se ha anunciado el fichaje del jugador serbio Nikola Cvetinovic como nuevo miembro de la plantilla de Palencia Baloncesto. Con esta incorporación Urko Otegi ya tiene compañero de posición y se empieza a configurar el juego interior palentino.