Nikola-II
Foto cedida por el Departamento de Prensa de CB Almansa

Nikola Cvetinovic (19 de diciembre de 1988, Loznica, Serbia) regresará a Palencia en las filas del Afanion Almansa, en lo que será su primer partido como visitante tras defender durante dos temporadas el escudo de Palencia Baloncesto.

Tras dos años en Palencia y a pesar de haber vivido temporadas con poca estabilidad en el banquillo “guardo un buen recuerdo de esos años. Fueron tres entrenadores, con 3 filosofías muy distintas y cada uno tenía sus cosas buenas. A Joaquín Prado le agradezco que me fichase para un club como Palencia Baloncesto, ya que es un equipo respetado y de nivel alto en la liga. Tenía un jugador muy importante, como es Urko Otegi, por delante mío, pero creo que Joaquín hizo bien su trabajo, pero tuvo mala suerte con los resultados. La llegada de Alejandro Martínez fue muy buena para mí, ya que viví mis mejores momentos deportivos en Palencia, además teníamos muy buena relación tanto dentro como fuera de la cancha. Con la llegada de Carles Marco, cambiamos completamente de filosofía y de dinámica, yo quería hacer lo mismo para el equipo, pero mi rol era completamente opuesto al que había tenido con Alejandro, es algo que como jugador debes comprender con profesionalidad.

Sin duda mi mejor etapa fue con Alejandro Martínez, el final de la primera temporada, con aquel increíble play-off en Oviedo incluido, y el inicio de la 2018/19, cuando encadenamos una buena racha de victorias y buen juego. De todas formas, los clubes necesitan proyectos estables, sin cambios de entrenador para lograr éxitos”.

En el segundo año, Nikola Cvetinovic fue premiado por la afición palentina con el Trofeo Basket Morao, que reconoce al mejor jugador palentino durante una temporada. Es un premio “al que le doy muy valor, porque la gente de Basket Morao siempre muestra su apoyo al equipo en las gradas y fueras de ellas, incluso viajando con el equipo. Significa mucho para mí, que hayan valorado mi trabajo y como defendía los valores del Club. Sin duda es uno de los mejores recuerdos de Palencia”.

Nikola-I
Foto cedida por el Departamento de Prensa de CB Almansa

Tras este reconocimiento, pudo ser una sorpresa la noticia de la no continuidad de Cvetinovic en las filas palentinas,” pero como ya dije en la entrevista post-temporada, no tenía claro que pasaría con mi futuro. Cuando se renovó a Carles Marco, ya supe que sería muy difícil renovar, no estaba al 100% seguro, pero el “feeling” no era positivo, aunque esperaba una llamada que me explicase la situación, ya fuese del entrenador o de la directiva. Al enterarme de que Tino Ugidos tampoco continuaba, vi claro que no iba a seguir, pero seguía esperando esa llamada, que creo me merecía tras dos años en Palencia. De todas formas, como profesional hay que aceptar esas cosas sin rencor y seguir hacia adelante”.

No solo fue un “golpe duro” a nivel deportivo, sino también familiar, “ya que para mi mujer e hija Palencia era su casa y mi niña no entendía porque no volvíamos a casa… fue muy duro explicárselo. También fue triste, por esas amistades (hay algunos a quienes consideramos como de nuestra familia) y gente maravillosa que siempre nos apoyaba”.

Una vez asumido que no iba a continuar en Palencia, “surgieron un par de opciones en ACB, pero finalmente no se concretó ninguna y junto a mis agentes empezamos a valorar ofertas de fuera de España. En ese momento llegó la llamada de CB Almansa, me explicaron el proyecto y lo vi como un reto a nivel personal, el hecho de ayudar a consolidar el club en LEB Oro. Por el momento todo va saliendo bien y estoy muy agradecido por ello”.

Tino-Ugidos-y-Nikola-Cvetinovic1
Foto cedida por el Departamento de Prensa de CB Almansa

En Almansa se produce el reencuentro con Tino Ugidos, “con quien tengo una relación increíble y es como parte de la familia. Ayudó que él estuviese en Almansa porque les explicó como hago mi trabajo y lo que puedo aportar al equipo”.

En Almansa está haciendo unos grandes números con casi 15 puntos por partido (39% en tiros de 3 puntos) y 14 créditos de valoración. Es el sexto mejor anotador de la liga, sexto jugador que más minutos juega, quinto jugador que más balones recupera, cerca del “Top-Ten” en valoración y su equipo está en una posición relativamente cómoda a estas alturas de la liga. Se puede decir que las cosas están yendo bien, “y es algo que debo agradecer a mis compañeros y especialmente a Rubén Perelló (y su cuerpo técnico), porque han mostrado mucha confianza en mí. Ya en verano me dijeron que tendría protagonismo y un rol importante, además Tino Ugidos sabía lo que podía ofrecer y de momento, me está saliendo bien haciendo mi juego, con lucha, garra y aportando mi experiencia en una liga donde ya sé que puedo hacer. Nuestro sistema de juego permite correr y da cierta libertad a los jugadores, algo que potencia mi juego. No creo que nadie se imaginase que CB Almansa iba a estar, a estas alturas de competición, por encima de Granada, Oviedo o TAU Castelló”.

Nikola-IV
Foto cedida por el Departamento de Prensa de CB Almansa

No solo le van bien las cosas en el juego, sino que (al igual que le paso en Palencia) tiene muy buena sintonía con una afición almanseña “que me da energía en cuanto salto a la pista, porque saben que lo daré todo, peleando hasta el minuto 40. La gente valora la lucha, la garra y pelear cada balón, en cada posesión”.

Este viernes, ante Chocolate Trapa Palencia “espero un partido muy duro para ambos equipos. Ha sido una semana extraña para las dos plantillas puesto que no se ha podido entrenar con normalidad debido a las ausencias de jugadores que tendrán mucho protagonismo y que han viajado a las ventajas FIBA. Espero que ambas aficiones disfruten de un partido de muchas posesiones y muchos puntos”.

Aunque sin duda, volver a Palencia tendrá un componente especial y “seguro que será muy emotivo, encontrarme con la afición por la que he jugado dos años completos sin perderme ni un solo partido por lesión (81 partidos). Habrá muchas sensaciones positivas, aunque en una vez que empiece el partido, saldré a ganar por mi equipo, aunque sabemos la dificultad del partido”. Será extraño jugar como rival “con toda esa gente de Palencia que me quiere ver, pero en especial con la Peña Basket Morao, que es una de las mejores aficiones de España. Dejando claro que en su relación con la afición morada “nunca es un adiós, si no un hasta pronto y nos vemos en breve para disfrutar. Va a ser muy bonito”.

Con el convencimiento de que el viernes viviremos un partido especial, nos despedimos de Nikola Cvetinovic agradeciendo su habitual disponibilidad y amabilidad para atendernos.

PD: Desde www.baloncestoconp.es agradecemos al Departamento de Comunicación de CB Almansa todas las facilidades ofrecidas para esta entrevista.